viernes, 19 de febrero de 2010
3 comentarios

Garrick, otra obra maestra de Tricicle

El pasado fin de semana asistimos en Madrid a una función del espectáculo "Garrick", de Tricicle. Sucedió por casualidad, porque el motivo del viaje a Madrid era otro, pero paseando por el centro vimos que estaban actuando en el teatro Gran Vía, y sorprendentemente había entradas libres a un precio razonable. Aunque nos sentamos en la última fila, lo cierto es que fue lo vimos estupendamente y, cómo no, nos reímos mucho mucho.

Garrick es un espectáculo en el cual, con la excusa de homenajear al humorista británico David Garrick, Tricicle se dedican a hacer gags para simplemente hacer reir al público. Parece un objetivo poco ambicioso, pero tiene mucho mérito. No hay nada tan saludable como reir, y hay que ser muy tonto para no reirse con unos gags tan simples como los suyos. En este caso además hacen uso de las nuevas tecnologías, mostrando algún vídeo durante la actuación (el de las neuronas es genial!). Y otra innovación, hay una voz en off a modo de narrador, porque ellos siguen sin hablar (a veces me pregunto si realmente saben hablar...).

Los últimos 20 minutos son un auto-homenaje en los que ofrecen una recopilación de sus mejores gags de sus espectáculos previos. Y es que este es el séptimo espectáculo teatral de Tricicle en sus 30 años de vida como grupo. Treinta años son muchos, y dan para mucho. En el caso de Tricicle, además, todo es bueno. Sus seis obras previas (Manicomic, Exit, Slastic, Terrific, Entretrés y Sit) son muy recomendables para cualquier persona dispuesta a reirse un rato, así como sus incursiones en el cine y en la televisión. En su web, podéis ver una lista de sus obras.
Yo los conocí allá por el año 1994, gracias a la serie de TV "Chooof!". Aunque ya había visto en vídeo alguno de sus espectáculos, fue con Chooof! cuando empecé a disfrutar locamente de Tricicle. Era una miniserie en la que tres náufragos (y un tiburón) convivían en un pequeña isla desierta. En aquel momento me pareció la idea del año, y una de las cosas más originales de la TV (y eso que en aquellos años había más originalidad en 5 cadenas de TV que ahora en cientos de canales).

En fin, que tras haber visto a Tricicle ya he cumplido mi sueño de ver en directo a mis tres grupos de humoristas favoritos. Primero fue Les Luthiers (dos veces, en Coruña en 2004 y Vigo en 2009), después Faemino y Cansado (dos veces también, en Vigo en 2006 y 2009), y ahora por fin el Tricicle. Y como extra, El Gran Wyoming en Cangas en 2004, en una "improvisación planeada" que me demostró que es tan rápido hablando no gracias a un guión, sino porque piensa muy rápido.

Lamentablemente, en esta ocasión Tricicle no cumplieron una de sus costumbres, que es saludar personalmente al público mientras sale del teatro. Así que me quedé con las ganas de darles las gracias. Aprovechándome de las nuevas tecnologías, les diré desde aquí lo que no les pude decir en directo: "Gracias por haberme hecho reir durante más de 15 años". Y como punto final... Chooof!
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Yo vi este show hace un año en Barcelona también un poco por coincidencia y me lo pasé genial (cogí muy buen asiento además). Y ahí si que me saludaron al salir :)

    ResponderEliminar
  2. Son unos superhéroes del humor. Estos tíos sí que deberían estar subvencionados, en vez de los bodrios que hace últimamente el cine español.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)