viernes, 8 de octubre de 2010
6 comentarios

El Barcelona vence a los Lakers y el baloncesto europeo se acerca un poquito más a la NBA

Ayer se disputó en el Palau Sant Jordi de Barcelona un partido amistoso entre el F.C. Barcelona y Los Angeles Lakers. El partido tenía un aliciente especial, y es que el año pasado el Barcelona ganó la Euroliga y los Lakers fueron los campeones de la NBA. El ganador fue el Barça y esto, más allá de las discusiones sobre la seriedad del encuentro, me convence otra vez de que la distancia entre el baloncesto europeo y la NBA es cada vez más pequeña.

El partido.

El partido se enmarca dentro de las giras de pretemporada que los equipos de la NBA realizan fuera de Estados Unidos (sobre todo en Europa y China) desde hace unos años. Es una manera de llevar el espectáculo del baloncesto NBA más cerca de los seguidores europeos y asiáticos, que también siguen la competición y consumen mucho merchandising. Como la liga de la NBA es muy intensa y los equipos juegan una media de 3 partidos por semana, la pretemporada es la única oportunidad de hacer esto. Así pues, los Lakers llegaron al partido recién comenzada su pretemporada, con unos pocos entrenamientos, Kobe Bryant recuperándose de una lesión en la rodilla y Bynum ausente. El Barcelona, por su parte, lleva casi un mes entrenando y ya está más rodado, aunque aún está en proceso de mejora.

El partido era un amistoso, pero pronto quedó claro que los jugadores no se lo tomaban como tal. El Barcelona porque tiene pocas oportunidades de enfrentarse a equipos NBA, y porque ganarle al vigente campeón sería un gran orgullo. Los Lakers, por su parte, no querían ser el primer campeón que pierde con un equipo no-NBA y también se emplearon a fondo. Así pues, por intensidad y ambiente en las gradas, el partido parecía más de competición que de exhibición.
Impresionante aspecto del Palau Sant Jordi para el partido de anoche.
Ambos equipos comenzaron fríos, y los Lakers tomaron rápido la delantera. El Barcelona se fue entonando poco a poco, a medida que se le pasaban los nervios del comienzo. En el tercer cuarto los Lakers cogieron 11 puntos de ventaja, pero en ese momento el Barcelona supo reaccionar y remontó para llegar al último cuarto con opciones. Al final, los Lakers se desinflaron un poco ante el tremendo trabajo que el Barcelona desarrolló durante todo el encuentro; y, en un final apretado, el Barça no perdonó desde la línea de tiros libres. Pete Mickael fue el mejor del partido (26 puntos y 13 rebotes), mientras que Navarro y Gasol firmaron tablas (25 puntos cada uno) en su "duelo" particular. Y no me extiendo más en la crónica, que a donde quiero llegar a las reflexiones que me inspiran este marcador. Así que pongo un minirresumen y ya está:
Por cierto, atención a la jugada del Barcelona en el minuto 1:10, de las que se veían en la NBA en los años 80 ;)

Las historia.

Hace unos 20 años, cuando los equipos NBA empezaron a enfrentarse a equipos europeos en pretemporada (alguien se acuerda del antiguo Open McDonald's?) la diferencia era abismal. Pese a que los equipos NBA llegaban fuera de forma, la mayoría de enfrentamientos se saldaron con palizas. Hubo algún encuentro más igualado (Lakers 114 - Joventut 114 en 1991), pero en todos los partidos ganaron siempre los equipos NBA.

En las competiciones de selecciones pasaba lo mismo: la selección USA se formaba con universitarios y aún así ganaban fácilmente casi siempre. En 1992 decidieron incorporar jugadores NBA a la selección más por una cuestión de marketing que deportiva, y empezaron a contar sus partidos por victorias en muchos casos escandalosas.
El Dream Team de 1992 (el único Dream Team) tras proclamarse campeones olímpicos.
La historia se empezó a torcer en el Campeonato del Mundo de 2002 en Indianapolis, en el que USA finalizó en sexta posición haciendo el ridículo tras perder tres partidos (Argentina, Yugoslavia y España). A partir de ahí empezaron a llevar siempre a los mejores jugadores de la NBA. Aunque no fueran las grandes estrellas, los seleccionados empezaron a ser siempre jugadores de un talento reconocido. Sin embargo, en las Olimpiadas de 2004 tampoco pudieron hacerse con el oro, pese a que en aquel equipo estaban varias de las grandes estrellas de la NBA del momento. El Campeonato del Mundo de 2006 fue otra ocasión en que el baloncesto europeo se impuso al americano, en un campeonato que ganó España de forma brillantísima firmando su primer gran éxito internacional. En los últimos dos grandes torneos (Olimpiadas de 2008 y Mundial de 2010) sí pudieron recuperar el oro, pero para ello tuvieron que incluir a sus mejores jugadores y entrenar en serio.
La selección española que ganó el Campeonato del Mundo de 2006.
Y qué pasaba mientras tanto con los enfrentamientos de clubs? Pues que se seguíen produciendo, y que cada vez las palizas eran menos palizas. Hasta que en el año 2005 los Toronto Raptors veían como el Maccabi de Tel Aviv los derrotaba en su propia cancha de Canadá. Un año más tarde, los Sixers (con su estrella Allen Iverson a la cabeza) cayeron ante el Barcelona y los Clippers ante el CSKA; y las derrotas de equipos NBA ante clubs europeos dejaron de ser noticia. También a nivel de clubs, quedaba claro que para ganar ya no bastaba con venir de turismo a Europa a echar unas pachanguitas.

Las reflexiones.

Así pues, queda claro que la distancia entre el baloncesto USA y el de Europa es cada vez menor. Las selecciones estadounidenses ya no ostentan la supremacía absoluta en este deporte. Aunque  la fragmentación de los equipos ruso y yugoslavo les han restado potencial, siguen siendo muy competitivos. Además, ahora hay otros equipos capaces de ganar campeonatos como Argentina (aunque ahora tenga el problema de no ser capaz de encontrar un relevo a su generación de oro) y la propia España. De los últimos siete grandes campeonatos, USA sólo ha ganado tres. En materia de selecciones ha quedado claro que si quieren ganar un Mundial o Olimpiada ya nos les vale con enviar un grupo de chavales a jugar unos partidillos, sino que tienen que llevar a los mejores y jugar con intensidad.

En materia de clubs vemos como está empezando a suceder lo mismo. Las derrotas de equipos NBA ante clubs europeos ya han dejado de ser una sorpresa. Siempre se argumenta que los clubs europeos no aguantarían el ritmo de partidos de la NBA, pero es que en la NBA la temporada regular se compone de 82 pachangas en las que los equipos juegan a dejarse ir, y sólo hay cierta intensidad en los últimos 5 minutos, y eso si el partido está igualado. El resto del tiempo es un correcalles sin sentido en el que no defiende nadie y gana quien menos falla. El baloncesto ACB es mucho más intenso en ese sentido, porque cada partido es duro para cualquier equipo, y todos pelean hasta el final. Si en la NBA se disputasen todos los partidos como en la ACB, tampoco ellos aguantarían el ritmo.

Otra cosa son los playoffs, ahí sí que se dejan la piel y sale a relucir la gran diferencia que hay respecto al baloncesto europeo. El problema es que esa diferencia es física, porque en la técnica individual las cosas se han igualado mucho y en el plano táctico los buenos equipos europeos están por encima de los NBA. Es decir, físicamente son unos atletas impresionantes, pero ahora mismo hay muchos jugadores europeos con una técnica y fundamentos superiores a la mayoría de jugadores americanos. Y tácticamente insisto en que un conjunto europeo tiene un despliegue de recursos y soluciones muy superior a los clubs NBA, que se basan simplemente en jugar "uno contra uno" de forma constante.

Por último, es cierto que los clubs europeos vienen a Europa en plena pretemporada, faltos de ritmo y con apenas unos pocos entrenamientos. Y también es verdad que las selecciones deben adaptarse a unas reglas FIBA que tienen algunas diferencias respecto a las reglas NBA. Pero también es cierto que esas reglas no se aplican con la misma rigurosidad al equipo USA y al resto (por ejemplo, los famosos pasos de salida). Y tampoco nos olvidemos de que en Europa hay controles antidoping mientras que en la NBA... en fin, alguien se cree que el cuerpo de Lebron James es producto sólo de la genética y el gimnasio?
Lebron James: un buen ejemplo de porqué ya no me gusta la NBA.
El problema es que el baloncesto en Estados Unidos está muy bien organizado en torneo universitario (NCAA) y profesional (NBA), aparte de alguna otra liga menor; mientras que en Europa está fragmentado en muchos países diferentes. Así cuesta mucho que un club o una liga mantengan un buen nivel durante el tiempo suficiente como para plantar cara al mundo NBA. No hay más que ver lo que pasó con la otrora potente Lega italiana, y dónde están ahora esos clubs. Sin embargo, en la ACB las cosas se están haciendo muy bien, y la liga tiene varios equipos que son potentes desde hace años. La punta de lanza está claro que es el Barcelona, un club que se ha repuesto año tras año cada vez que algún jugador se iba a la NBA, y siguen teniendo un altísimo nivel. También la gestión de la propia ACB es muy buena, y ya es la mejor liga de Europa. En España ya no es necesario mirar hacia Estados Unidos para ver buen baloncesto.
Los jugadores del Barça celebrando la victoria de anoche.
En conclusión, que el baloncesto europeo cada vez está más cerca del americano. Hay jugadores europeos que son estrellas en la NBA, y los americanos ya no marcan la diferencia en Europa como hace unos años. Poco a poco hay menos distancia, y a este paso en unos pocos años más ya no se podrá decir que la NBA es la mejor liga del mundo. La más enfocada al espectáculo sí. La más profesionalizada también. Sin embargo, hoy por hoy yo ya prefiero un buen partido ACB a un tostón NBA. Y en los Mundiales y Olimpiadas disfruto como un enano cada vez que alguien les baja los humos.

Fechas clave:
2002-09-04: Estados Unidos 80 - Argentina 87. Primera derrota de una selección USA formada por profesionales de la NBA.
2005-10-16: Toronto Raptors 103 - Maccabi Tel Aviv 105. Primera derrota de un club NBA en su cancha.
2006-10-05: Barcelona 104 - Philadelphia Sixers 99. Primera derrota de un club NBA en Europa.
2006-10-07: CSKA Moscú 94 - Los Angeles Clippers 75. Primera derrota por "paliza" de un club NBA en Europa.
2010-10-07: Barcelona 92 - Los Angeles Lakers 88. Primera derrota del campeón vigente de la NBA.
* Los Hawks también perdieron en 1987 ante la potente selección rusa de Sabonis y compañía, y parece que algún club perdió en Israel ante el Maccabi a principios de los 80, pero no fueron más que casos aislados, mientras que ahora es una tendencia que apunta a un cambio importante.

Aquí puede verse una lista de los enfrentamientos entre clubs NBA y clubs europeos.
Palmarés de torneos: Olimpiadas, Mundiales, Open McDonald's.

Si te has leído este post hasta el final está claro que te gusta mucho el baloncesto, así que... porqué no dejas un comentario con tu opinión? Gracias :)
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. yo, en días como ayer, sólo hecho en falta a Andrés Montes...

    por lo demás, parece q la ACB no lo está haciendo mal del todo, y q como hoy decía Phil Jackson, pese a ganar ayer, el Barça [ni ningún club europeo] tiene hoy nivel NBA, sobre todo por ese físico, pero... cada vez hay menos diferencia... jejejejejejeje...

    ResponderEliminar
  2. Para el recuerdo el 09/10/07,Memphis 99 – Unicaja 102, en el Palacio de los Deportes MArtín Carpena, de Malaga

    ResponderEliminar
  3. cierto, incluso dentro de la NBA, en la mayoría de los casos, el talento lo ponen los jugadores extranjeros, mientras que las estrellas nacionales son fuerzas de la naturaleza (o de la química) imposibles de parar en las penetraciones a canasta. Bueno, es que cualquiera se atreve a ponerse delante de Howard o James o de otros como ellos... Ellos corren mucho, pero para ver jugar rápido (que es algo muy distinto) sintoniza ligas europeas, sobre todo ACB, aunque no hay que olvidarse de la aportación de algún equipo y, sobre todo, jugadores emigrados de los Balcanes. La NBA de los 80 y principios de los 90, eso si era baloncesto, con el aliciente de los comentarios de don RAMON TRECET (simplemente, el mejor), de aquellos jugadores me sabía hasta los apodos, ahora coincido contigo cuando dices que Lebron es un claro ejemplo de porqué dejamos de seguir la NBA, sólo interesándome por la participación y éxito de los españoles.
    No me extiendo más que me enveneno...

    P.D. ¿y tú de que equipo eres? :b

    ResponderEliminar
  4. #2 El Unicaja ganó a Memphis (y el Real Madrid a Toronto) en 2007. Y la consecuencia fue que al año siguiente no hubo enfrentamientos NBA vs. equipos europeos :D Muy meritorio lo del Unicaja, que lleva ya muchos años en la élite ACB con un presupuesto normalito, por cierto.

    #3 Pues yo soy del Barcelona y de los Celtics, aunque me gusta el baloncesto por encima de fanatismos. Por ejemplo, ahora el Barcelona juega de una forma que me fascina, mientras que con Ivanovic lo detestaba. Y sí, la NBA de los 80 y principios de los 90 era otra galaxia: Jordan, Bird, Magic, Pistons... pura magia. Aquello era talento!

    ResponderEliminar
  5. En ese partido se hizo evidente una de las grandes diferencias NBA con FIBA, y era el movimiento de balón. Los Lakers llegaban, un par de pases, individualidad, y tiro... y el basket es mucho más que eso. Para mí ese es uno de los grandes problemas de la NBA (junto con el doping), la NBA vive de las individualidades y del físico, no de la técnica colectiva... y por movimiento de balón está claro que el Barcelona fue muchísimo mejor que los Lakers.

    ResponderEliminar
  6. Muy de acuerdo. Insisto en que la jugada en la que los cinco jugadores del Bará se pasan la bola dentro de la linea de tres para que acabe machacando Fran Vázquez como segundo trailer es antológica. Jugadas como esa salían en los resúmenes de la NBA hace 20 años, y los pases los daban Magic o Larry Bird. Ahora, en la NBA, sólo salen mates estratosféricos ante un defensa que sólo mira. Por eso aburre un poco.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)