13
comentarios
Una de las fuentes inagotables de sorpresas en Asia son las máquinas expendedoras. En Corea me sorprendieron varias máquinas expendedoras que no había visto en España, como la máquina que prepara ramyeon de la cual ya puse un vídeo. En Japón estos artilugios proporcionan todo tipo de vicios inconfesables, como bien nos muestran los maestros Flappy y Kirai. Pero a lo que iba, y es que en Hong Kong vi una máquina expendedora que, lejos de cualquier tipo de perversión, puede resultar de lo más útil: la máquina expendedora de paraguas.


La foto está tomada en la estación Olympic del metro de Hong Kong, muy cerca del hotel donde nos hospedamos en nuestro viaje a Hong Kong. El precio de un paraguas es de 39 dólares de Hong Kong (unos 4 euros) y hay seis colores para escoger. Me quedé con las ganas de probarla, pero es que tuvimos un tiempo fantástico y comprar uno de estos paraguas si no llueve es algo así como desenfundar la katana y no mancharla de sangre. Queda mal, y punto.


En Corea no hay este tipo de máquinas (o yo no las he visto), así que cuando llueve aparecen las típicas señoras vendiendo paraguas baratos. Estos sí que los he probado, y debo decir que son de buena calidad. Una vez tuve uno transparente que me solucionó toda una estación de lluvias por 2.000 won. Pues eso, que podéis organizar un viaje a Asia tranquilos, que siempre habrá una máquina expendedora para sacaros de cualquier aprieto :D
→ Si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes tuitearlo o compartirlo en Facebook :)
  1. Pues donde yo la vi, no recuerdo qué estación, a su lado había una de cartuchos de tinta para impresora y otra de fundas de iphone:
    https://picasaweb.google.com/104090926174614445949/ALGOGOKUEXPRESS21Enero?feat=flashalbum#5565798577602854386
    Esta es la de paraguas y las 2 siguientes son las otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de cartuchos de impresora es genial, y además se ven bastante baratos! :D

      Eliminar
  2. de lo que te puedas imaginar hay maquinas!! ;)

    abrazo!

    ResponderEliminar
  3. XD jajaja puede sacar de apuros, aunque siempre están los vendedores ambulantes, pero en mi caso son baratos pero no duran mucho la verdad con suerte un invierno :D saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  4. Muy prácticas, falta que te topes con una cuando realmente hace falta ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo sabía de lo del pan enlatado y las máquinas expendedoras de Japón. Por ejemplo, una de teléfonos móviles y otra de lo que parecían sándwiches de fresa con crema batida... o algo así. En México las máquinas expendedoras venden comida chatarra, y muy cara. Aunque me tocó viajar a otra ciudad donde vi una máquina expendedora de libros. Lo malo es que no le cabe toda la biblioteca y los títulos son reducidos. En fin, los asiáticos son así, inteligentes, dedicados y disciplinados, se les ocurre tanta cosa... Además de que los chinos son un montón y cada uno debe tener sus ideas. xD Me parece una idea excelente. :D Muchas comodidades, no sólo para los turistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es que siempre se pueda comprar cualquier cosa que se necesite, de forma rápida y cómoda. Por eso hay tantas máquinas expendedoras extrañas :D

      Eliminar
  6. En el tope de la montaña del lago Kawaguchiko (cerca de Fuji) hay una máquina expendedora de comida. Algunas de las opciones eran hot dogs, papas fritas y takoyaki (masa de harina rellena de pulpo). Mis amigos y yo nos quedamos embelezados viendo como esa máquina repartía comida caliente sin necesidad de una persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tope de una montaña no me parece el mejor lugar para una máquina expendedora, pero supongo que ya forma parte del paisaje ;D

      Eliminar
    2. Bueno, más contexto: era en el área de descanso de un teleférico. Allí había un mirador y una tienda, y al lado de los baños había varias máquinas expendedoras de diferentes comidas.

      Eliminar
    3. Aaah, vale. Es que cuando leí "el tope de la montaña" pensé en una cumbre, accesible a través de un angosto sendero, y ahí en el medio la máquina enchufada a quién sabe qué... Ahora todo cobra sentido :D

      Eliminar
  7. La primera vez que vi una fue en la estación de Shatin, desde entonces han ido apareciendo más. Te pueden salvar del aprieto si pilla el día malo. Y como dice Chiqui, hay máquinas para todo sino que se lo pregunten a la gente de Japón :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parecen muy prácticas, y por el precio que tienen seguro que venden varios cuando se presenta un día de lluvia.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)