2
comentarios
La Prisión de Seodaemun es uno de los vestigios más claros que quedan en Seúl de la ocupación japonesa que sufrió Corea entre 1910 y 1945, y que desembocó en la división de la península y la posterior Guerra de Corea. Justo enfrente de esta prisión se encuentra el Parque de la Independencia de Seodaemun (서대문독립공원), un lugar dedicado al recuerdo de los activistas que lucharon por la independencia de Corea en unos tiempos en que ir en contra de Japón significaba detención, torturas e incluso la muerte. Por este lugar pasan unos 800.000 visitantes anuales, aunque la mayoría son coreanos porque no es un parque muy promocionado de cara al turismo exterior.


La historia de este lugar se remonta a varios siglos atrás, cuando Seúl era una ciudad amurallada con 8 únicos puntos de acceso. Uno de estos punto era la puerta Yeongeunmun (영은문), por la cual entraban los emisarios chinos, que eran recibidos en este mismo lugar por el rey de Corea. Estos emisarios eran tratados con los mayores honores, y normalmente regresaban con tributos que el pueblo coreano pagaba al imperio chino a cambio de su apoyo. Tras la primera guerra sino-japonesa (1894-1895), Corea quiso reafirmar su independencia de China y para ello derribó la puerta Yeongeunmun, que era vista como símbolo de un cierto sometimiento de Corea respecto a China, y en 1897 construyó la puerta Dongnimmun (독립문), que literalmente significa "Puerta de la Independencia". Esta puerta, cuyo diseño está inspirado en el Arco del Triunfo de París, es un símbolo de la independencia respecto a China, pero curiosamente el parque está dedicado a la independencia respecto a Japón.


En este parque hay una construcción llamada Sala de la Independencia (독립관, dongnipgwan) que también es un símbolo de la resistencia coreana frente a la ocupación japonesa. Originalmente llamada Mohwagwan (모화관), esta sala servía para entretener a los emisarios chinos, pero a partir del año 1894 empezó a ser usada para celebrar charlas en las que se animaba a buscar la independencia, autosuficiencia y derechos civiles. Más tarde fue destruida por los japoneses, y no fue reconstruida hasta 1996, cuando el ayuntamiento de Seúl reformó la zona para crear el Parque de la Independencia del que hablo en este post.


La estatua más importante de este parque es la dedicada a Suhr Jae-phil (서재필), un activista que luchó por la independencia de Corea. Entre sus múltiples actividades está el haber publicado el primer periódico privado de Corea, llamado "La Independencia" (독립신문), en 1896. Tras la marcha por la independencia de marzo de 1919, Suhr se convirtió en la cabeza visible de la comisión para Europa y América que creó el gobierno provisional en el exilio, dedicándose por completo a la lucha por la independencia de Corea hasta su muerte en Washington en 1951. En 1994 sus restos fueron trasladados al Cementerio Memorial Nacional de Seúl, donde descansa desde entonces.


Sin embargo, hay un monumento aún más importante, que es el dedicado a la propia Declaración de Independencia.


Este es el Monumento al Movimiento del 1 de Marzo de 1919, el día que se leyó la declaración de independencia de Corea. Y aquí, inscrita sobre mármol negro, está la declaración, escrita por Choe Nam-seon y firmada por los 33 activistas del Movimiento Samil.


Por si no estuviese suficientemente claro que este parque está dedicado a ensalzar a Corea como nación independiente, el parque está lleno de flores mugwanhwa, la flor que simboliza la independencia de Corea. Y en las festividades importantes también aparecen banderitas coreanas por todas partes, incluyendo la estación de metro.


Aunque este lugar está cargado de símbolos políticos de la resistencia coreana frente a la ocupación japonesa, también hay espacio para la normalidad. En verano los niños chapotean en la fuente, y durante todo el año las parejas pasean agarradas de la mano mientras los mayores juegan al baduk o al janggi.


Para visitar este parque, usar la línea 3 del metro de Seúl y bajar en la estación Dongnimmun (독립문역). Si estás varios días en Seúl, recomiendo visitar este parque. Es una visita corta pero muy interesante, sobre todo si se realiza el Día de la Liberación Nacional, que se celebra cada año el 15 de agosto.
→ Si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes tuitearlo o compartirlo en Facebook :)
  1. Y ya he visto que lo tenéis todo nevadito por allí :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, este año el invierno se adelantó bastante. No es normal que haya caído una gran nevada en Seúl ya a principios de diciembre, con temperaturas de -15ºC. Parece que este invierno va a ser bastante duro.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)