2
comentarios
Una semana más, este jueves por la mañana (hora coreana) tuve una sesión radiofónica con el programa La Noche Despierta de Radio Euskadi. Como siempre, con la dirección de Javier (en el País Vasco) y la compañía de Damián (en Argentina). En esta ocasión hablamos de fútbol, criminalidad, publicidad machista e idiomas regionales.

Para empezar, confirmamos que uno de los objetivos principales del programa es hacerme hambre para que no tenga problemas de apetito a la hora de la comida. Agradezco la intención, pero las referencias a los asados argentinos humillan al pobre café con leche que suelo tener a esas horas en el estómago. El dato curioso del día fue una revisión de cómo es un viaje a Corea desde Argentina (pasando por Estados Unidos) y desde España (casi 24 horas de puerta a puerta), que sirvió para hacer una referencia nostálgica a Willy Fogg.

Tras esta introducción, Damián comenta el caso de un partido de fútbol en Argentina que fue suspendido porque los Barras Bravas la liaron parda. Este tema da pie a algunos comentarios sobre la sensación de seguridad en Argentina y en Corea. De esto ya habíamos hablado alguna vez, pero en esta ocasión comento que el mayor peligro en la calle son los conductores. Bromas aparte, me da la sensación de que el mayor problema de criminalidad en Corea son las agresiones sexuales, ya que existe cierta sensación de desprotección de las víctimas. Da la impresión de que este tipo de delitos no son penados suficientemente, y muchas veces quedan sin denunciar por miedo a que el doloroso proceso penal finalice con el agresor yéndose de rositas.

A continuación comentamos la curiosa campaña publicitaria que usa a una chica guapa para vender un producto típico masculino como son las maquinillas y espuma de afeitar. Este uso de la mujer con fines publicitarios, tan abusivo en Corea, puede tener cierta relación con el tema anterior. Y una raíz común: la filosofía confucianista que Corea adoptó en el siglo XIV y que estuvo muy vigente en la sociedad hasta mediados del siglo XX, y que dio lugar a situaciones tan contradictorias como las mujeres que mostraban sus pechos para presumir de haber tenido un hijo varón.

Volviendo a temas más agradables, Damián comenta que en el centro vasco están haciendo un barnetegi (inmersión lingüística en euskera), en una experiencia que busca que un grupo de chicos de distintos países sudamericanos tengan contacto con el idioma vasco. Como otras veces, una bonita iniciativa del centro vasco de San Nicolás. Finalizamos comentando los distintos idiomas regionales en España y dialectos de Corea.

Como es habitual, el fragmento dura unos 20 minutillos y puede escucharse aquí abajo o directamente en la web de Radio Euskadi.

Y para terminar, recuerda que aquí hay una recopilación de todas estas intervenciones. Por si te aburres en esta tarde de domingo ;)
→ Si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes twittearlo o compartirlo en Facebook :)
  1. Soy argentina y reconozco que la violencia en las barras bravas de nuestro futbol no puede ser erradicada pues en muchos casos son los mismos clubes a los que pertenecen estos energumenos los que la fomentan y encubren.
    CRISTINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en España a veces también sucede eso mismo. La mejor forma de erradicar la violencia en los estadios es a través de los clubs, a los cuales a veces no les interesa. Es una pena.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)