martes, 29 de octubre de 2013
12 comentarios

Así fue la quedada hispanocoreana de Seúl (octubre de 2013)

Estatua del Gran Rey Sejong en la plaza de Gwanghwamun de Seúl

Este sábado celebramos un nuevo junte hispanocoreano en Seúl (ver anuncio aquí). El punto de encuentro era la esfera armilar enfrente de la estatua del Gran Rey Sejong de Gwanghwamun, un punto céntrico y conocido por cualquiera que haya puesto un pie en Seúl en alguna ocasión. La hora propuesta eran las 3 de la tarde, justo después de comer, y acudimos unas 20 personas de diversos orígenes.

Antes del junte quedé para comer con Julio, Javier, Verónica e Iván, que hizo el esfuerzo de venir desde Daegu. No muy lejos del punto de encuentro, en un restaurante japonés de Jongno, me tomé una enorme palangana de udon con un riquísimo toque de pimienta negra. Curiosa la política de este restaurante, que deja escoger entre tamaño normal, doble o triple por el mismo precio. Al final la gente no abusa y pide según su capacidad y el hambre que lleve ese día. Entre nosotros hubo dos simples, dos dobles y un triple. Adivinad quién fue el del triple ;)

Grandes platos de udon japonés
Abajo a la izquierda, el plato del menda (que se lo terminó todo, por cierto).

Una vez en el punto de encuentro, y tras esperar un rato largo por un rezagado, nos dirigimos a una cafetería llamada Amandier que es famosa por sus macaroons (no la pasta, sino las galletas). La verdad es que tenían una gran variedad de pasteles y panes a cada cual más apetitoso. El problema es que el precio iba acorde con la pinta, así que solo me tomé un café. De todas formas lo importante no era comer, sino hablar.

Y hablamos, vaya si hablamos. Que si el idioma coreano, que si las relaciones con coreanos y coreanas, que si el coste de la vida, que si el clima, que si la comida... Y de paso también nos echamos unas buenas risas compartiendo anécdotas y situaciones tan absurdas como divertidas. Hubo tiempo incluso de hacer algo tan importante en Corea como el networking, y un par de ofertas de empleo cruzaron la mesa buscando candidatos. Las horas pasaron volando y cuando nos quisimos dar cuenta ya eran casi las nueve y más de un estómago llevaba un rato protestando ruidosamente. Cruzamos Insadong para cerrar el círculo otra vez en Jonggak y el grupo se fue a cenar, y quién sabe a dónde irían después. Yo, que soy un responsable padre de familia (¡no te rías!), me fui a casa a resguardarme de un frío que cada vez tiene menos de otoñal y más de invernal.

Hispanos charlando en una cafetería de Seúl
Una de las mesas que ocupamos en la cafetería, siguiendo esa costumbre
tan española de reorganizar mesas y sillas a nuestro antojo.

Como siempre, un placer encontrarme con amigos, blogueros y nuevas caras. Me encantan estas oportunidades de hablar con otras personas en situación similar, aunque circunstancias siempre distintas, y desgastar juntos el idioma español. Hay que hacerlo de vez en cuando, que si no acabaremos por olvidarnos de lo bonito que es sentarse en un bar a charlar sin estar pendientes del reloj ni del maldito móvil. El día terminó con una videoconferencia familiar con Galicia, y otra pensada sobre un par de decisiones que se presentan tan difíciles de tomar como importantes de cara al futuro.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Pido disculpas públicamente por el retraso. Normalmente llego siempre a la hora. Sorry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, lo puse solo como broma :D

      De hecho hubo gente que llegó más tarde, cuando ya nos habíamos ido de Gwanghwamun, y no pudo participar.

      Eliminar
  2. Parece que os lo pasasteis genial y me alegro mucho por vosotros =) Ojalá algún día pueda ir a una de estas reuniones!

    ResponderEliminar
  3. Si no me dices que eso es Corea, uno pensaria que es una cafeteria cualquiera de España xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que era una cafetería coreana pero "españolizada" ;)

      Eliminar
  4. Me imagino que estando tan lejos de casa, se extraña hablar en español. Recuerdo que un compatriota viviendo en Alemania no recordaba bien ciertas palabras y su uso en el español, lo mismo que otro en japón. Chévere :)

    ResponderEliminar
  5. Qué pena que casi ni pudimos hablar. Ya habrá que hacer otro junte de estos pronto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que últimamente el destino no quiere que tengamos una de nuestras sesiones de charla ante un café... Hay que solucionarlo a la de ya :P

      Eliminar
  6. Un placer poder asistir a este junte con tantos "veteranos" de Corea, pasamos una buena tarde aprendiendo un poco más de vosotros...y algunos también una buena madrugada ;)
    Contad conmigo para la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro de que aprendí yo más de ti sobre China que tú de mí sobre Corea... ¡Aquí todos somos aún aprendices!

      Eliminar
  7. Supongo que la primer foto no tiene nada que ver con los que fueron, porque en la misma claramente se diferencia 2 grupos, uno mas cerca de la camara y otro mas cerca de la figura sentada, ¿o me equivoco?

    Felipe te va a crecer la barriga si sigues comiendo de esa manera, entiendo lo de estar embarazados (ambos) pero la que lleva el hijo es ella y no tú (jajaja). Pero que buena pinta que tiene ese plato, hasta parece que tus fideos son mas gruesos ¿o estas usando una lente gran angular?.

    Que buena idea la de ese restaurante, elegis segun el hambre que tengas. Mi hermano me habia comentado de algo parecido en Paris-Francia, solo que pagabas lo que vos considerabas que costaba el plato. Fue bueno que juntarán las mesas, da un ambiente mas familiar (a los paisanos del lugar, les llamo la atencion, ¿o ni fu ni fa?)

    No veo muchos coreanos, salvo uno, en la mesa de la foto. Si fueron 20 y hay 10 en la mesa en la otra estuvierón los restantes 10, de esos, cuantos eran coreanos y si podrias decirme sus edades mas o menos. Pregunto esto por que, por las redes sociales face, youtub, etc. Hay muchos coreanos/as jovenes, entre 18 a 30, queriendo aprender o practicar spanish y pienso... que mejor oportunidad de reunirse con ustedes y hacerlo. O es que aún en su propio pais, como que les da verguenza o son muy timidos de tener contacto con extranjeros y estuvieron campaneando cerca.

    Que bien que pasarán un momento tan agradable todos juntos, y si me permitis decirte algo... esas decisiones, sino son tan apremiantes, espera hasta el nacimiento de tu hijo (ya sea en Corea o en España) y luego si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la primera foto aparecen los turistas que había en ese momento en la plaza, el grupo está fuera de cámara.

      Los fideos son más gruesos de lo normal, es llaman udon y son típicos de Japón.

      Creo que había 4 o 5 coreanos/as, que eran pareja o amistades de hispanos que participaron.

      Gracias por tus comentarios!

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)