miércoles, 25 de febrero de 2015
2 comentarios

Fin de semana relajante en Danyang (con bis)

Puente de Danyang iluminado de noche

Allá por finales de noviembre, cuando el frío ya se hacía notar, realizamos una escapada familiar a Danyang (단양), un pueblo situado en medio de una región montañosa de la provincia surcoreana de Chungcheongbuk-do. Fueron apenas dos días con una noche en medio, que sin embargo cundieron mucho porque la ida la hicimos a primera hora de la mañana y el segundo día lo aprovechamos hasta bien entrada la noche. Danyang está a unas dos horas en tren de Seúl, por lo es cómodo hacer viajes rápidos como este.

Pasamos la noche en el resort Daemyung, más que nada porque cuenta con un pequeño parque acuático (o piscina grande, según se quiera ver). El gran atractivo del hotel son las vistas hacia el río con las montañas detrás. El paisaje es muy bonito y su ubicación es perfecta para quedarse hipnotizado viendo cómo la luz desaparece poco a poco al atardecer, hasta que todo desaparece de la vista en una noche negra muy diferente a las de Seúl.

Vistas desde una habitación del resort Daemyung de Danyang
Vista desde la habitación del hotel.

La única visita turística que hicimos resultó más interesante de lo que esperaba. El templo Guinsa (구인사) es probablemente el más peculiar de todos los templos budistas que he visto en Corea, que ya son unos cuantos. Se suele decir que, una vez vistos dos o tres templos, todos resultan muy parecidos y que solo los expertos saben apreciar las sutiles diferencias. Hay algunos templos que se salen de esta norma, unos por su ubicación -como Haedong Yonggungsa- y otros por su arquitectura.

Vista de las construcciones del templo budista Guinsa
Guinsa en medio de las montañas Sobaeksan.

Guinsa es diferente por su arquitectura, que usa el hormigón mucho más que la madera, y por la disposición de los edificios, apelotonados como si se tratase de una gran ciudad. Este templo presume de ser el que más construcciones tiene en todo el país, y se dice que es capaz de acoger a 10.000 monjes de forma permanente. Los edificios tienen hasta siete niveles de altura, y por eso están construidos con hormigón en vez de madera, aunque la decoración sea la misma que en los templos más tradicionales.

Entramado de edificios en el templo Guinsa de Corea

La historia de Guinsa es aún muy corta, ya que fue creado en 1945 por el monje Sangwol Wongak con el dinero amasado con su fama de gran adivinador del futuro. Este monje refundó la orden Cheontae, que había sido absorbida por la orden Jogye -la principal orden budista de Corea del Sur-. La fama de su monje fundador hizo que Guinsa creciese muy rápidamente, hasta alcanzar los dos millones de seguidores registrados con que cuenta en la actualidad. Esta cifra convierte a Guinsa en el lugar de culto con más fieles registrados, por delante de la famosa Iglesia del Evangelio Completo de Yeouido en Seúl.

Pabellón Daejosajeon del templo Guinsa de la orden budista Cheontae
Daejosajeon, el gran pabellón en memoria del monje Sangwol Wongak.

Danyang es un pueblo pequeño creado en 1985 cuando el pueblo original quedó sumergido bajo el lago artificial Chungjuho. Desde entonces, en vez de crecer, su población disminuyó hasta los 10.000 habitantes actuales. Se nota que la construcción del pueblo es relativamente reciente porque incluso los edificios más antiguos están en buenas condiciones. Sin embargo, es un pueblo en decadencia que vive principalmente del turismo que atrae Guinsa.

Centro de Danyang en Corea del Sur

El mayor atractivo del pueblo es un gran acuario dedicado a los ecosistemas fluviales. Este acuario es un paraíso para cualquier aficionado a la acuariofilia, ya que permite observar todo tipo de especies propias de los ríos de todo el mundo. Peces grandes y pequeños, de todas las formas y colores imaginables, comparten protagonismo con otros animales como tortugas, serpientes y anfibios. Entré sin grandes expectativas y salí asombrado de que un pueblo tan pequeño cuente con un acuario tan grande y bien dotado.

Acuario de peces de agua dulce de Danyang

El otro atractivo de Danyang es, cómo no, la comida. Nada más llegar disfrutamos de una estupenda comida en la cual casi todos los platos tenían como ingrediente principal el ajo. Hay que decir que los ajos de Danyang tienen fama de ser los mejores del país, y por eso los restaurantes ofrecen menús basados en este vegetal.

Comida coreana a base de ajos en Danyang
Más de una docena de platos cuyo ingrediente principal son los ajos.

La otra comida reseñable fue una cena a base de tteokgalbi (떡갈비), que no es típico de esta región pero estaba muy bueno. El tteokgalbi es carne de costillar de vaca y cerdo, molida y mezclada de forma que la carne de vaca aporta el sabor y la de cerdo la textura jugosa. Se prepara a la parrilla y se suele comer con cebolla y, por supuesto, ajos.

Tteokgalbi a la parrilla en Danyang
Tteokgalbi a la parrilla, rico y jugoso.

Danyang nos gustó bastante, pero no tanto como para repetir porque siempre preferimos visitar lugares nuevos. Sin embargo, el hotel nos obsequió con un cupón para una noche extra. Así, era una tontería no visitar Danyang de nuevo cuando el único gasto eran los billetes de tren.

Vistas del paisaje nevado desde el resort Daemyung de Danyang
Vistas desde la habitación del hotel en la segunda visita.

Regresamos hace un par de semanas para una visita aún más rápida. El paisaje ya estaba nevado y el frío era más intenso, por lo que no hicimos ninguna visita turística. Nos limitamos a pasar una horas en la piscina, disfrutar de la sauna, y en definitiva pasar unas horas de tranquilidad absoluta para regresar a Seúl libres de la carga de estrés que las grandes ciudades van inyectando, poco a poco, en los individuos que las pueblan sin que estos alcancen a darse cuenta.

En definitiva, Danyang no es uno de los grandes atractivos turísticos de Corea del Sur y además está situado un poco a desmano, pero si pasas por la región recomiendo hacer una parada para probar un menú basado en ajos, admirar el acuario y visitar el templo Guinsa.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Muy buen post! Gracias, de alguna u otra manera nos haces viajar contigo!
    Disculpa, cuál es el precio del ticket en tren y la noche por una habitación matrimonial en el Hotel que mencionas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El precio del hotel no lo recuerdo, pero era asequible. El precio del tren era barato porque, si no recuerdo mal, a este lugar no llega el KTX y usamos el Saemaul.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)