sábado, 19 de octubre de 2019
1 COMENTARIO

Eurowon cumple 10 años


Eurowon cumple diez años, una década entera, y empiezo a escribir este post conmemorativo sin saber muy bien qué decir. Echo la vista atrás y me doy cuenta de que ha pasado muchísimo tiempo desde el día en que decidimos abrir una bitácora personal en la que narrar nuestras cosas hispanocoreanas. Mucho ha cambiado desde entonces. De recién casado he pasado a esposo veterano con dos hijas a cargo. De vivir en Santiago de Compostela he pasado por Corea del Sur y ahora estamos de vuelta en Galicia. He trabajado de traductor, profesor de español, examinador, y he cerrado el círculo retomando mi profesión. Entre medias de todo eso, una miríada de experiencias de todo tipo, muchas de las cuales quedaron reflejadas en este espacio digital.

También ha cambiado mucho internet y mi forma de pasar el tiempo en el ciberespacio. Hace diez años estaba comenzando una época de bloguero compulsivo, en la cual consumí y generé infinidad de posts. Sin embargo, hace ya tiempo que esto ha dejado de interesarme. Primero dejé de seguir otras bitácoras. Poco después, de forma inevitable, fue cayendo mi dedicación a mi propio espacio.

Lo más difícil fue romper la dinámica de escribir un par de posts semanales y dejar de hacer los resúmenes de noticias. Una vez rota la serpiente, cada vez me cuesta más esfuerzo justificar el tiempo que lleva preparar y publicar un post. Lo que no soy capaz de hacer es abandonar por completo el blog, pero ahora mismo me doy por satisfecho si publico una vez por trimestre. Estamos en un mundo audiovisual en el que los textos han pasado a un segundo plano. Y no me refiero solo a quienes estáis al otro lado de la pantalla; a mí mismo tampoco me fluyen las palabras como antes.

En el momento de máxima locura llegué a tener cinco blogs y un par de canales de YouTube. Ahora tan solo mantengo este espacio, en estado catatónico, y un canal de YouTube en el que me lo paso bien. Las redes sociales las tengo abandonadas, y cada minuto que les dedico está de más.

No sé, debo estar haciéndome mayor, porque cada vez valoro más la realidad en detrimento de lo digital. Lo bonito es que esta evolución queda reflejada de alguna forma en esta bitácora.

Así pues, considerad esto como mi fe de vida anual. A nosotros nos va muy bien. Espero que tú también estés mejorando en todos los sentidos. Nos leemos en el próximo post, que será dentro de -como mucho- doce meses.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
1 comentario
  1. Muchas Felicidades!! Y tanto si es con más o con menos tiempo por aquí, seguiremos atentos a felicitarte otro año más.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)