sábado, 19 de febrero de 2011
6 comentarios

Punto de recarga de coches eléctricos en Corea

Este pasado fin de semana me he llevado una agradable sorpresa. En el parking de un supermercado de Seúl me encontré con un punto de recarga para vehículos eléctricos. Es la primera señal visible que recibo de la apuesta de Corea por la movilidad sostenible, y me hace ilusión por muchos motivos (tanto ecológicos como tecnológicos).
Corea del Sur quiere subirse a la moda del coche eléctrico que recorre el mundo, y quiere hacerlo para liderar la tecnología. La industria automovilística es un pilar fundamental de la economía del país y no pueden permitirse quedarse atrás en una revolución tecnológica que se presume tan importante. En los meses que llevo por aquí ya había visto varias noticias y alguna campaña publicitaria promocionando las grandes ventajas que el futuro vehículo eléctrico traerá consigo, y anunciando que el gobierno está apostando fuerte por su desarrollo.

Poste de recarga.
La apuesta de Corea se centra en dos frentes. Por un lado el ensamblaje de vehículos, lógico en un país con cinco fabricantes de automóviles: Hyundai, KIA (propiedad de Hyundai), Daewoo (ahora en manos de GM), SSangyong y la alianza Samsung-Renault. Para ello, los dos principales fabricantes (Hyundai y KIA) ya han anunciado el lanzamiento de sus primeros vehículos eléctricos, después de presentar varios prototipos. Es lo que están haciendo los principales fabricantes del mundo, para coger posiciones en un mercado de futuro (y para agarrar subvenciones en un momento de crisis como éste).

Por otra parte, también se está invirtiendo mucho dinero en el desarrollo de las baterías. Este es un campo especialmente importante, pues es el principal escollo que el coche eléctrico debe superar para ser plenamente funcional. La autonomía debe ser igual o superior a la de los coches con motor de explosión. Por mucho que sean ciertas las teorías de que en el 90% de los casos no necesitamos recorrer más de 50 kilómetros, estamos demasiado acostumbrado a hacer ese 10% restante de viajes sin tener que parar a cargar la batería cada 200 kilómetros. Y sí, quizá el futuro esté en el "cambio de batería" y no en la "carga de batería", pero aún así necesitamos superar la barrera psicológica de los 700 kilómetros de autonomía para considerar a los coches eléctricos como una opción seria. Es una cuestión de costumbres. Y esa autonomía debe lograrse con baterías que se carguen en un tiempo de recarga razonable, que sean capaces de suministrar picos de potencia cuando sea necesario, que sean seguras y, sobre todo, con un precio lo más contenido posible. La empresa que lo consiga se hará de oro, y ya hay muchos países y empresas metiendo mucho dinero en la carrera.

Por cierto, el punto de recarga es gratuito para los coches eléctricos. El supermercado donde lo vi es un Homeplus, que es la cadenas de grandes superficies surgida de la alianza de Samsung con Tesco. Una alianza muy inteligente por ambas partes, por cierto. Samsung gana el know-how en un sector que no dominaba (igual que con Renault para fabricar coches), y Tesco consigue sobrevivir en un país donde fracasaron todas las demás cadenas extranjeras de supermercados (excepto el Costco, pero ése es tema para otro día).

Pues eso, que bienvenido sea el coche eléctrico a Corea. Ojalá pronto lo empiece a ver por las calles.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Hombre, pues si la recarga es gratis, me apuntO. Ahora que lo de 700 kms de autonomía... menudo depósito debe ser, porque mi coche , que pa los estándars mexicanos no gasta una miaja, en ciudad no me da mas allá de 400 kms. Y en carretera ni por el forro llega a los 700.

    ResponderEliminar
  2. Es que tú le pisas demasiado, que ya te vi en los videos, hehehe.
    Yo con mi León me llegué a hacer 1.000 km con un depósito (de 54 litros o algo así).

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, la autonomía es uno de las grandes dificultades a superar por esta nueva modalidad de vehículos, pero tambíen las baterías, pero no solo por la recarga o cambio. La mayoría de los coches eléctricos (si no tenemos en cuenta los modelos de Tesla) son pequeños y muy ligeros para compensar el aumento de peso que suponen las baterías, así los modelos más conocidos son tan pequeños como un Fiat 500 y no pasan de 200 Km de autonomía y sin usar el climatizador. Yo, por ahora, me inclinaría por un Chevrolet Volt (Opel Ampera): eléctico, pero con un pequeño motor de gasolina que sólo se utiliza como generador cuando las baterías se acercan a un nivel mínimo de carga, de esta forma garantiza 400 o 500 km de autonomía, además de tratarse de un coche con unas buenas dimensiones para el comfort de sus ocupantes. Y ya en la próxima década probablemente la tecnología habrá avanzado lo suficiente para que hablemos de coches completemente eléctricos y completamente útiles.
    Y si cuando hagamos la compra la recarga de batería sale gratis, genial.

    ResponderEliminar
  4. Juanjo, el modo de trabajo del que hablas es el mejor en estos momentos (en mi opinión, como en la tuya). Básicamente se añade un alternador+batería+motor eléctrico entre el motor de explosión y la transmisión. Aunque esto genera pérdidas por trasnformación de energía mecánica en energía eléctrica y por el almacenamiento de la energía eléctrica, éstas se ven compensadas por dos ganancias: una, se puede almacenar la energía (y también recargar desde una fuente externa); y dos, el motor de explosión funciona a un régimen constante de revoluciones y par, por lo que su rendimiento sube muchísimo. Este motor arranca cuando la batería baja al 20% y se para cuando alcanza el 80% (por ejemplo). Y al tener un depósito de gasolina/diesel, la autonomía aumenta muchísimo. El principal problema es el precio, por todo el sistema eléctrico que se añade, pero el consumo se divide entre dos.

    Debería escribir un post sobre los diferentes sistemas de los coches eléctricos... pero sería un mega-post...

    ResponderEliminar
  5. http://www.youtube.com/watch?v=OJHsLR9vhfo

    ResponderEliminar
  6. Bueno, que el vídeo tiene su truquillo, porque el Prius va a tope y el M3 va sobrado, que el Prius está diseñado para velocidades normales y el M3 "para correr". Si hacen la prueba a 80 o en un recorrido mixto ganaría el Prius de calle. Y eso que el Prius es simplemente un híbrido.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)