viernes, 25 de marzo de 2011
2 comentarios

Se cumple un año del hundimiento del Cheonan

El 26 de marzo de 2010 se producía en el mar amarillo, cerca de la frontera marítima entre las dos coreas, un hecho que hizo temer por una escalada bélica en la península coreana. Aquel día, hace ahora un año, se hundió una corbeta de Corea del Sur que patrullaba la zona, con un saldo de 46 muertos. En un primer momento las noticias eran confusas, que si una mina a la deriva, que si un choque con un objeto desconocido, que si una explosión interna de origen incierto... Hasta que poco después cobró fuerza la tesis que apuntaba a Corea del Norte como autores del hundimiento. Ahora, un año después, es un buen momento para hacer un repaso del incidente.

Oficiales coreanos y estadounidenses examinan el casco del Cheonan
Oficiales coreanos y estadounidenses examinan el casco del Cheonan. [Foto de la Wikipedia]

El ROKS Cheonan era una corbeta de la armada de Corea del Sur, botado en 1989 y con una tripulación total de 104 personas. Sus dimensiones eran 88 metros de eslora, 10 de manga y un desplazamiento de agua de 1.200 toneladas, y había sido fabricado por Hyundai Heavy Industries en la ciudad de Ulsan.

El incidente se produjo en uno de esos momentos delicados entre Corea del Sur y Corea del Norte. En esas fechas se estaban realizando las maniobras anuales conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur, en las cuales participaba el Cheonan. A las 21:22 horas se registró una explosión en el navío, que se partía en dos mitades apenas unos minutos más tarde, para hundirse a las 21:30. De los 104 tripulantes, fueron rescatados con vida 58, mientras que los otros 46 fueron dados por fallecidos. Las condiciones en las que se desarrollaron las tareas de rescate fueron muy complicadas, hasta el punto de que se produjeron varios fallecimientos entre el personal de rescate, hasta que la operación fue suspendida el 3 de abril.

Trabajos de recuperación del Cheonan
Trabajos de recuperación del Cheonan. [Foto del DailyMail]

El 15 de abril se recuperó la popa, y la proa fue recuperada el 24 del mismo mes, hallándose 40 cadáveres en los restos del navío. Tanto la proa como la popa se enviaron a la base de Pyongtaek, donde fueron examinados en las investigaciones llevadas a cabo por personal tanto coreano como internacional. Aunque en un primer momento se descartó que el hundimiento fuese debido a Corea del Norte, esta opción fue cobrando fuerza conforme se avanzaba en la investigación del incidente. Así, el 25 de abril ya se asumía como la causa más probable del hundimiento el impacto de un torpedo lanzado por un minisubmarino norcoreano.

Restos del torpedo que hundió el Cheonan coreano
Restos del torpedo hallado en la zona.
[Foto de la Wikipedia]
Esta teoría se confirmaría el 20 de mayo, tras el anuncio de las conclusiones del grupo internacional de investigación, formado por expertos de Corea del Sur, Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Suecia. Este grupo de investigación concluyó que la corbeta se había partido en dos debido a la explosión cercana de un torpedo, que no había llegado a impactar en el casco del navío. Estas conclusiones se apoyaban en el hallazgo en la zona de partes de un torpedo de origen norcoreano, presumiblemente del tipo CHT-02D. Sin ambargo, también se pudo en duda el hecho de que los restos del torpedo estuviesen en tan buenas condiciones, cuando debería haber quedado destruido después de la explosión.

Corea del Norte siempre negó su implicación en el incidente, respondiendo a las acusaciones de Seúl primero, y muchos otros países después, con burlas y amenazas. Sin embargo, diversas fuentes informaron de que Kim Jong-un se atribuyó el ataque, en una maniobra para ganar poder con vistas a la sucesión de su padre. La comunidad internacional, por otra parte, apoyó unánimemente a Corea del Sur, con la excepción de China, que mostró posturas ambiguas hasta que se enfrió el conflicto.

La postura de Corea del Sur en un primer momento fue de cautela, hasta que se hallaron evidencias de la implicación de Corea del Norte. En ese momento, Seúl ejerció presión sobre la ONU para que se sancionase a Corea del Norte. Sin embargo, estas reclamaciones fueron perdiendo intensidad y fuerza poco a poco, entre otras cosas por la poca disponibilidad de Rusia y China (aliados históricos de Corea del Norte) a adoptar sanciones. Al final, la única consecuencia seria fue el restablecimiento de la propaganda psicológica por parte de Corea del Sur hacia Corea del Norte, incluyendo la reinstalación de altavoces en la DMZ, la reanudación de emisiones de radio hacia territorio norcoreano, y el "bombardeo" de panfletos.

Así pues, un incidente que por momentos parecía que podría desencadenar una escalada bélica en la zona, finalmente fue quedando en el olvido, borrándose definitivamente de las noticias apenas 8 meses después, cuando Corea del Norte atacó una isla de Corea del Sur el 23 de noviembre. Ahora, un año después, ya se da el caso por cerrado, pese a la gravedad de un hecho que en cualquier otro país sería considerado una acción de guerra, tal como es el hundimiento de un barco militar y el fallecimiento de 46 personas.

→ Más información en la Wikipedia: ROKS Cheonan sinking.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. En mi país tuvimos muchos ataques del país hermano peru, y los gobiernos, y el pueblo a pesar de las muertes injustificadas en una guerra opto por la misma decisión que cores ,dejar calmar las cosas y seguir adelante, el punto no es cobardía o falta de interés en los muertos, es tratar de no llegar a un evento bélico de gran magnitud y destrozar familias y al país en si., somos un país pacifico,al cual se ve cada vez mas pequeño por las innumerables veces que se nos han llevado terreno ecuatoriano y hemos cedido antes de iniciar una guerra pero nuestro país es y sera amazónico , ecuador un país que ama la paz al igual que corea. Mas perdemos al iniciar una guerra, que las guerras pasadas sean el ejemplo para nuestro futuro cero rencor ,cero guerras,y que venga paz y amor entre hermanos, países y gobiernos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo, la decisión de responder o no es muy complicada. El problema en Corea es que no hay un canal de comunicación entre ambas naciones, por lo que si los ataques se quedan sin respuesta se corre el riesgo de que se repitan impunemente.

      Poner la otra mejilla y arriesgarse a recibir más bofetones, o devolver el primero y arriesgarse a una pelea. Difícil decisión.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)