miércoles, 22 de agosto de 2012
9 comentarios

Cuando la única opción es hacer las maletas


Cuando hacer las maletas es la única opción... Así, con esta frase tan dramática decidió titular el periódico Faro De Vigo un reportaje sobre jóvenes de las Rías Bajas gallegas que viven en el extranjero publicado el pasado 29 de julio de 2012. En este momento de crisis siempre tiran mucho las historias sobre desempleados desesperados y familias al borde de la ruina, y por eso este tipo de reportajes son cada vez más comunes.

Quizá el gran problema es meter a todos en el mismo saco, ya que no todos nos fuimos de España por problemas de empleo. En mi caso particular, me vine a Corea por un tema familiar (léase Sonia). En cuestiones laborales la verdad es que salí perdiendo, aunque en el futuro espero solucionar esto.

El otro problema es intentar resumir en un párrafo las circunstancias que llevaron a una persona a irse lejos de su país. Está claro que eso es un intento condenado al fracaso, porque cada persona tiene muchas circunstancias particulares, que muchas veces no entiende bien ni el propio interesado.

Lo que está claro es que la juventud española está viendo al extranjero cada vez más. Por una parte, la globalización, las nuevas tecnologías y el abaratamiento del transporte, que facilitan el hacer viajes que antes duraban mucho más, costaban los ahorros de una vida, y limitaban la comunicación con la familia a una carta mensual. Por el otro lado, la crisis que empezó como desaceleración y sigue avanzando de forma imparable, arrasando todo lo arrasable.

Yo siempre mantuve que es bueno vivir una temporada en el extranjero, por muchos motivos. Lo que no me gusta es que muchas personas tengan que hacerlo por obligación y sin saber a ciencia cierta si podrán regresar a su lugar de origen. Vivir con el cuerpo en un sitio y la cabeza y el corazón en otro es muy duro. De hecho, no es vivir.

En cualquier caso, como me gusta recopilar estas cosas, dejo aquí el reportaje. Arriba, el recuadrito en el que aparezco yo en la versión de papel. Y abajo, el artículo completo tal como apareció en internet.

COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Desafortunadamente los periodistas muchas veces adaptan las cosas a su forma para vender mas números, hace un par de semanas en México se montó una polémica tal que hasta el embajador intervino, por una entrevista realizada a un paisano donde tergiversaron totalmente sus palabras, e incluso aseguraban haber entrevistado a otro con quien ni hablaron, y le cambiaron su profesiòn, todo en aras de dar la noticia como ellos querían

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por no ir más lejos, la forma en que te cortaron los reporteros de TV, que graban mucho pero solo ponen lo más morboso.

      En este caso no estoy decepcionado con el artículo ni mucho menos, es solo que quería puntualizar que de las personas que aparecen, cada uno tenemos nuestra propia historia detrás.

      Eliminar
  2. Oh, mira, te dedicaron toda una sección. Yo también quiero ser una turista famosa.

    Nunca he estado fuera de México, pero mi familia y yo hemos estado viajando por todo el oeste y el norte del país por problemas económicos. Nos habremos mudado unas dieciséis veces de casa (a veces nos mudamos hasta tres o más veces en la misma ciudad). Finalmente, parece que no nos moveremos más. No nos hemos mudado en cinco años. Eso ya promete.

    Tú mismo dijiste que, y cito: "Como la mayoría de personas que han vivido en otro país, ya no hay ninguno que me llene completamente, y ahora mismo no sé dónde terminaré". Yo quisiera vivir en otros países, en Europa... pero siento que, como la mayoría, o al menos como algunos, volvería a mi terruño. Sería una nostalgia que no podría soportar.

    Siempre se me ha hecho extraño que mis compañeros de escuela hayan vivido en la misma casa toda su vida, que no se muden y que no viajen. Mi madre es del norte y mi padre es del sur, y no todos sus familiares permanecen en sus respectivas ciudades, así que tengo familia en muchos estados de mi país, y ha sido normal, desde pequeña, viajar y visitarlos.

    Una vez, en la uni, como ejercicio, hicimos entrevistas de trabajo. Baste decir que mi currículum ficticio incluía cosas como las universidades de Cambridge y Oxford (sí... mucha fantasía). Pues no obtuve un solo voto; las otras dos competidoras por el puesto, con puros estudios locales, obtuvieron mejor aceptación. Pero no siento que yo haya estado mal. Creo que... cuando una viaja, aprende a ver las cosas de manera distinta. Es algo que no puedo compartir con mis compañeros de escuela, porque no lo entienden. Hasta piensan que "qué horrible" tener que mudarme tantas veces.

    Oh, oh, me puse sentimental. Lo que quiero decir es... quiero ser como tú cuando sea (más) grande. :D xD Es decir: viajar sin tener miedo de lo que pueda encontrar, y sin perder la esperanza de hacer cosas (como tú de retomar el trabajo de tu área).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia. Aunque haber vivido en tantos sitios diferentes pueda ser duro a veces, es una experiencia muy valiosa de cara al futuro, ya que ayuda a abrir la mente y relativizar las cosas. Yo pasé todo mi infancia y parte de mi juventud en la misma casa familiar, pero desde que empecé a trabajar he vivido en 10 domicilios diferentes (en 3 países) en los últimos 10 años.

      Muchas veces echo de menos mi país, mi pueblo y mi gente, pero lo cierto es que el hogar de cada uno no es un lugar inmóvil, sino que se mueve con la propia persona. Es decir, hay que saber amar el lugar donde se está en cada momento.

      yo no creo que haberse mudado tantas veces sea "horrible", sino una valiosa expriencia. Ya lo verás en el futuro.

      Eliminar
  3. Como les gusta a los periódicos tirar de sensacionalismo... y te lo dice un periodista ;)

    ResponderEliminar
  4. En mi caso me fui por la oportunidad que me ofrecieron en Cánada. En aquel momento me sobraba el trabajo. Luego me vine a Uruguay por mi mujer y por mi miedo a ir a una España que cada vez estaba peor.

    Como bien dices, vivir con el cuerpo en un lugar y la cabeza en otro no es vivir. Yo no lo soportaría, por suerte me adapté muy bien al paisito.

    Y bueno, lo de los periodistas, ya sabemos, no tiene nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu buena adaptación a Uruguay se comprueba leyendo tu blog, que es muy divertido y recomendable :D

      Eliminar
  5. Hola,

    De regreso del frescor de tierras gallegas, llegó de nuevo para comentar habitualmente. ;)

    Como has comentado en estos tiempos muchos jóvenes se tienen que ir de España por falta de oportunidades. En mi caso, aunque me quedan todavía dos años para finalizar mi carrera de C.Audiovisual, tendré que hacerme a la idea de irme también fuera a probar suerte o ampliar conocimientos. Y aunque barajo varios destinos (primero Londres, luego Corea) no se lo que me deparará el futuro. No voy a adelantar acontecimientos. Solo espero, que sea lo que sea pueda adaptarme bien a las circunstancias.

    En cuanto a lo del sensacionalismo en el periodismo, apuntar que es posible que la culpa no la tenga el periodista sino el jefe de turno que le exige que redacte o haga las noticias de una forma u otra. Lo comento porque nunca me ha gustado meter a todos en el mismo saco. :)

    Saludos, Estefania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención criticar el artículo, sino el hecho de que se dé a entender que todos los jóvenes que salen de España lo hacen porque en España no hay trabajo, y no es así. Cada persona es un mundo y las circunstancias que motivan un cambio de país son muy personales. Ya lo verás cuando te toque a ti, si finalmente te aventuras ;)

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)