jueves, 20 de febrero de 2014
10 comentarios

Flores que no florecen, exposición de cómics sobre las 'comfort women' coreanas

Exposición "Flores que no florecen" sobre las comfort women coreanas

Hace apenas dos semanas comentaba en un boletín de noticias que Corea del Sur había presentado una exposición sobre las "comfort women" en el Festival del Cómic de Angulema, en Francia. Decía entonces que me parecía exagerada la importancia que se le está dando últimamente a este asunto. Aún pienso lo mismo, pero con matices. Ayer fui a esta misma exposición, que ahora se exhibe en el Museo del Manhwa de Bucheon, al sudoeste de Seúl, y lo que vi me hizo reflexionar un poco sobre el tema.

Las "comfort women" (mujeres de consuelo en español, 위안부 en coreano) es la forma en que son conocidas las chicas, ahora ancianas, que Japón reclutó para dar alivio sexual a sus soldados en la Segunda Guerra Mundial. No hay cifras oficiales, pero se habla se entre 20.000 y 300.000 chicas de los países dominados por Japón en aquellos años. Chicas de Corea, China, Filipinas y otros países que eran engañadas o secuestradas y, una vez en el campamento militar de destino, eran obligadas a mantener relaciones sexuales con más de una decena de soldados al día.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, las supervivientes regresaron a sus países, pero su situación no mejoró. Aparte de las secuelas físicas y mentales de haber sido obligadas a ejercer la esclavitud sexual durante varios años, en una mayoría de casos a su regreso solo encontraron el repudio de sus familias y conocidos. Cuando Japón y Corea retomaron sus relaciones bilaterales en 1965, las "comfort women" fueron las grandes olvidadas. Japón no se disculpó por las atrocidades cometidas, y el dinero pagado a Corea como compensación fue usado para inversiones por el Gobierno y nunca llegó a las víctimas.

Años después, con la Declaración de Murayama de 1995, las comfort women de Corea y otros países recibieron una disculpa y una pequeña compensación económica. Esta declaración fue muy polémica en Japón, apoyada por la izquierda y rechazado por la derecha. En 2007 el fondo de compensación fue abolido y desde entonces el Gobierno de Japón se mantiene mudo acerca del tema, rechazando incluso que las comfort women hayan existido. Esa postura causa indignación en Corea, y es el motivo por el que cada miércoles hay protestas delante de la embajada japonesa en Seúl.

Tras esta breve introducción, voy a hablar de la exposición. Se trata de un conjunto de obras de diversos artistas de la escena manhwa (cómic coreano). La mayoría no son cómics, sino dibujos o representaciones muy esquemáticas. La historia de estas chicas es cruel, pero en los dibujos se muestra de forma elegante, recurriendo a metáforas e indirectas. Aunque la exposición es muy pequeña, me gustó mucho. Los textos están en coreano o francés, pero las viñetas se entienden incluso sin leer porque la historia es conocida y los dibujos son muy expresivos.

Dibujos sobre las comfort women coreanas
En muchas obras se usa la bandera imperialista japonesa como metáfora del ejército y el daño causado.
Cómic sobre las comfort women coreanas
Este cómic hace uso de la estética del anime de tentáculos de Japón, pero de forma macabra.
Dibujos de comfort women coreanas
El retrato de la izquierda tiene un crespón negro porque la anciana falleció hace un par de semanas.
Viñetas sobre las mujeres de consuelo de Corea
Dibujos independientes que juntos forman una historia.
Historia de las comfort women coreanas
Viñetas muy simples, pero que transmiten todo lo que el autor desea.
Dibujo de las comfort women
Una curiosa historia inversa de liberación.
Cómic sobre las esclavas sexuales del ejército japonés
Niña, lobos, bandera imperialista, anciana... símbolos que se entienden si se conoce la historia.

El título de la exposición es 지지 않는 꽃 (Flores que no florecen), en lo que es otro eufemismo. Flores que no florecen, mujeres de consuelo... ¿Por qué nadie las llama por su nombre, que debería ser "Esclavas sexuales"?

Sala de exposición de cómics sobre las comfort women de Corea

A la entrada de la exposición hay un mural donde los visitantes pueden dejar tarjetitas de apoyo a las víctimas. A falta de reconocimiento por parte de Japón, al menos que no les falte el cariño de su propia gente.

Mural de apoyo a las comfort women de Corea

→ La exposición comenzó el 18 de febrero y terminará el 16 de marzo de 2014. El Museo del Manhwa está en Bucheon (estación 757 del Gimnasio de Samsan -삼산체육관역- de la línea 7 del metro de Seúl). La entrada al museo cuesta 5.000 won pero la exposición es gratuita.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Que exposicion tan interesante. Como mujer me interesa bastante y no me puedo imaginar lo que tuvieron que pasar esas pobres mujeres siendo forzadas de esa manera tan inhumana.

    Pienso que no las llaman por su nombre porque entonces si deberian admitir lo que paso, deberian admitir al mundo el error de usarlas de esa manera y deberian compensarlas por ello. Tambien, las apariencias parecen importantes en Korea y...que pensarian el resto de paises economicamente poderosos ahora que se codean con ellos?

    Gracias por el articulo y las fotos. Hoy aprendi algo nuevo :)

    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El término "comfort women" es la traducción literal del eufemismo que los japoneses emplean, y que incluso adaptaron los propios coreanos al usar la palabra 위안부, que literalmente significa "mujer que consuela". Más allá de politiqueos, ellas son las únicas víctimas de todo esto y se van muriendo sin verse reconocidas como debieran. En Corea, a día de hoy, solo quedan 55 con vida y con una media de edad de 88 años.

      Eliminar
  2. Es terrible lo que les pasó, los países cuando están en guerra sacan toda la pobredumbre del ser humano,ni así la sociedad coreana tiene una enorme deuda con estas mujeres,que no solo fueron secuestradas,pero en esa época Corea era una nación demasiado pobre que vivía bajo el yugo japonés, eso a veces hacía que los padres vendieran a sus hijas, ya que siempre en toda sociedad, la mujer ha sido una especie de pieza de cambio,Hoy he aprendido un poco más del doble standar de las sociedad mundial,que ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

    ResponderEliminar
  3. Con todo eso de los valores de Japón como el honor y todo ese rollo Samurai, hace difícil aceptar una atrocidad de este tipo.

    Manhwa = Manga

    ResponderEliminar
  4. No estoy disculpando a Japón, que tiene unos políticos horribles; pero Japón sí que pidió disculpas y pagó reparaciones http://en.wikipedia.org/wiki/Asian_Women%27s_Fund. Es verdad que el dinero de las reparaciones de 1965 no llegó a la víctimas, pero en ese caso la culpa fue de Park Chun Hee, Japón quisó que el dinero llegará a la víctimas sin pasar por el gobierno: en.wikipedia.org/wiki/Treaty_on_Basic_Relations_between_Japan_and_the_Republic_of_Korea.
    No sé si la cantidad fue suficiente, o el método el más adecuado porque poca idea tengo de estas cosas, pero en Corea siempre se dice que no han pedido disculpas ni pagado reparaciones, lo cual es falso. Es una pena, pero en Asia Oriental solo se cuentan medias verdades o se ajusta la historia según le interesa a cada uno.

    Además está claro que no ayuda que por cada político japonés que haya pedido perdón, haya diez que digan que es algo que no ocurrió. Pero en ocasiones parece que haya gente que usa a las víctimas de algo tan horrible en beneficio propio.

    PD: El título de la exposición me parece un eufemismo feo y algo insultante, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. En este post pretendía pasar de puntillas sobre el tema político, dejándolo para otra ocasión, pero me expresé bastante mal. He modificado los párrafos dos y tres para clarificar el tema.

      Por esto es por lo que al principio decía que "me parece exagerada la importancia que se le está dando últimamente a este asunto (en Corea)". Por un lado tenemos una serie de gobiernos japoneses que se comportan como si añorasen el pasado imperialista. Por el otro lado, tenemos una serie de gobiernos surcoreanos interesados en mantener a Japón como enemigo irreconciliable. Ambas partes sacan réditos políticos de esta situación de bloqueo, por lo que cada vez vamos a peor.

      El problema es que las víctimas existen, y no deberían terminar sus días en medio de estas polémicas. Tal como dices, hay mucha gente en ambos bandas que las utiliza en beneficio propio. Esto es lo que realmente me indigna.

      Eliminar
  5. Me viene a la mente lo que sucedió en Nanjing, donde también los japoneses camparon a sus anchas y también hay víctimas de lo sucedido, pero incluso en nuestro días el gobierno de Japón como que quiere echar tierra sobre el asunto, de igual forma que hacen con las mujeres coreanas víctimas de esos años de maltratos y abusos.

    Creo que ambas partes no debieran aprovechar este hecho para obviarlo o sacar esas rencillas entre ellos, no lleva a ningún lado y lo más importante, que no se reconozca a las personas que fueron perjudicadas por ello. Triste después de tantos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La masacre de Nanjing también es un capítulo terrible. Hay testimonios, e incluso alguna fotografía, que resultan difíciles de creer por las atrocidades que describen y muestran. Todas las naciones cometen barbaridades en tiempos de guerra, pero luego algunas pretenden negar los hechos, y ese es el gran error.

      Eliminar
  6. Creo que ningún dinero en el mundo podrá compensar el dolor de estas mujeres, y no me parece exagerado el titulo porque la verdad para mi fue un crimen impune que cometió japón antes la mujer coreana,y en si para cualquier mujer de cualquier nacionalidad, debería sentir el dolor ante este tipo de temas, el punto para mi es el no olvido de la injusticia y el que no vuelva a suceder esto.es un crimen que jamas podrá ser perdonado por aquellas mujeres. Es verdad que cuando una mujer pasa por algo así es muy doloroso y no quiere recordar ,pero en este caso es para ellas, el no quedarse calladas ante su dolor, es decir su verdad, es pedir a su manera que no vuelvan a suceder estos actos atroces a otras mujeres, pienso que su punto de vista es machista,una victima que calla, deja que vuelva a pasar a otras victimas el mismo hecho,una victima que calla deja que su dolor se agrande en su corazón, una victima que habla ayuda a que otras victimas no pasen por esto, una victima que habla no deja que su dolor la mate por dentro, una victima que habla puede encontrar paz y comprensión en otros, una victima que habla encuentra sanación en su alma.Ellas piden no ser reconocidas si no exponer su dolor y crueldad de lo que paso y si ellas no hablan jamas sabrán el pueblo que sucedió en la guerra.Yo siempre e dicho que las películas de guerra no son para ver la lealtad y valor de sus soldados si no recordar el dolor y sufrimiento que se causa a cada familia,pueblo,país,etc y recordar para que no vuelva a pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo muy cierto. En el caso de estas ancianas tiene mérito que salgan a la luz para denunciar lo ocurrido, después de toda una vida siendo despreciadas en Corea. El problema es que me da la impresión de que ciertos grupos y personas se aprovechan de ellas para conseguir un beneficio propio, y eso no debería suceder.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)