lunes, 29 de junio de 2015
6 comentarios

20 años desde el derrumbre de las tiendas departamentales de Sampoong

Edificio de las tiendas departamentales Sampoong en Seúl derrumbado en 1995

Hoy se cumple el 20 aniversario de una de las mayores catástrofes ocurridas en Corea del Sur, obviamente exceptuando la guerra. El 29 de junio de 1995 se produjo el derrumbre del edificio de las Tiendas Sampoong, en Seúl, causando la muerte a 502 personas y heridas a un millar. Fue una catástrofe causada por un cúmulo de malas prácticas que sirvió como punto de inflexión en la seguridad en el país.

Hoy, 20 años más tarde, Sampoong es un nombre de infausto recuerdo, aunque muchas de esas malas prácticas no han desaparecido. Aprovechando la fecha, voy a resumir el tema en un solo post.


CONSTRUCCIÓN DEL EDIFICIO


El Grupo Sampoong era una gran empresa dedicada principalmente al comercio. En 1987 inició la construcción de un bloque de apartamentos en Seocho-gu, en la parte sur de Seúl, sobre un terreno utilizado anteriormente como vertedero de basuras. Originalmente la construcción estaba diseñada para cuatro plantas y un uso residencial, pero cuando estaba casi terminada se decidió emplearla como grandes almacenes.

Hubo que hacer varias reformas para adaptar el edificio a su nuevo uso. Uno de estos cambios fue recortar varias columnas de apoyo para hacer sitio para las escaleras mecánicas. La compañía constructora original se negó a hacer el cambio, por lo que fue despedida y el edificio fue completado en 1989 por otra constructora. Los grandes almacenes abrieron en 1990 y fueron un gran éxito, atrayendo unas 40.000 personas diarias.

Tras su apertura se decidió construir una quinta planta para instalar una pista de hielo, y evitar así la norma que impedía que la totalidad del edificio fuese usado para tiendas. Sin embargo, durante su construcción se cambió el plan y esa planta adicional fue destinada a restaurantes. La compañía constructora encargada de la reforma avisó que la estructura no soportaría el peso adicional, por lo que fueron despedidos y la obra fue completada por otra constructora. Esta quinta planta destinada a restaurantes fue construida con una placa de gran grosor para instalar el sistema de calefacción por suelo radiante, de forma que el peso añadido fue mucho mayor al proyectado.

Además, en la parte superior del edificio, encima de la azotea, se instaló el sistema de aire acondicionado, añadiendo aún más peso y vibraciones a la estructura. Debido a quejas de los vecinos por el ruido, en 1993 se cambió la ubicación de los tres grandes equipos de aire acondicionado. La reforma se hizo arrastrando los equipos sobre la estructura, en vez de usar grúas, causando la aparición de las primeras grietas visibles.

En abril de 1995 comenzaron a aparecer grandes grietas en el ala sur del edificio. Los gestores decidieron trasladar algunas tiendas de la planta superior al sótano, pero no se tomaron más medidas.

Rescate de supervivientes tras el derrumbe de las tiendas Sampoong en Seúl


DERRUMBE Y RESCATE


En la mañana del 29 de junio las grietas aumentaron de forma dramática. Unas horas antes del derrumbe se escucharon fuertes golpes en la planta superior, causados por un rápido crecimiento en las grietas. Algunos clientes se quejaron de que la estructura vibraba, por lo que se apagó el aire acondicionado. Pero el daño ya era excesivo y el derrumbe inevitable.

Alrededor de las 5 de la tarde el techo de ala sur empezó a hundirse. El personal cerró al acceso del público a la quinta planta, pero no se ordenó la evacuación del edificio. Los gestores, que conocían el riesgo, sí abandonaron el edificio para ponerse a salvo.

Unos minutos antes de las seis de la tarde, el tejado cedió y el aire acondicionado cayó sobre la quinta planta. Esto provocó que cediesen las columnas de carga, y en apenas unos segundos se derrumbó todo el ala sur del edificio, atrapando a más 1.500 personas entre los escombros.

Escombros de las tiendas Sampoong derrumbadas en Seúl en Corea del Sur

Los trabajos de rescate comenzaron inmediatamente, aunque las autoridades decidieron suspenderlos dos días después debido al riesgo de derrumbe de la parte del edificio que quedaba en pie. Los familiares de las personas que permanecían desaparecidas protestaron enérgicamente, por lo que, tras asegurar el ala norte con tirantes, al día siguiente se reanudaron las tareas de rescate.

Tras una semana, los trabajos pasaron de ser de "rescate" a ser de "recuperación", ya que no había esperanzas de encontrar a nadie más con vida. Sin embargo, a los 11 días se rescató a un chico de 20 años y a los 13 días apareció una chica de 18.

Por último, 17 días después del derrumbe, fue rescatada con vida la última superviviente del desastre, una chica de 19 años llamada Shin Jeong-ah.

Grúas buscando supervivientes entre los escombros del derrumbe del edificio Sampoong


INVESTIGACIÓN Y JUICIO


La investigación planteó, como primeras posibles causas del incidente, una explosión de gas o un ataque perpetrado por Corea del Norte. Sin embargo, pronto empezaron a aparecer datos que apuntaban directamente a un derrumbe causado por un cúmulo de negligencias.

Se descubrió que la cimentación y paredes se habían construido con un material mezcla de cemento y agua salada, muy por debajo de la calidad requerida. También se descubrieron errores en el diseño y la construcción, que restaban al edificio mucha de su supuesta capacidad de carga. Se estimó que el diseño original habría podido soportar las reformas, pero la suma de defectos y cambios acabó por causar el derrumbe.

El juicio se celebró rápidamente en medio de manifestaciones de protesta. Lee Joon, propietario, fue declarado culpable de la mayoría de decisiones que desencadenaron el derrumbre, por lo que fue condenado a 10 años de cárcel que fueron reducidos a 7 años tras la apelación. Lee falleció en 2003 poco después de ser puesto en libertad. Su hijo Lee Han-Sang, presidente de los grandes almacenes, fue condenado a siete años, y ahora se dedica a misiones religiosas en Mongolia.

Tambien fueron condenados otros directivos de Sampoong y varios funcionarios públicos, que recibieron sobornos a cambio de ignorar los incumplimientos de normas y los errores estructurales del edificio.

El juicio por daños sumó más de 3.000 casos y resultó en indemnizaciones por unos 350 millones de dólares. La familia propietaria fue despojada de sus posesiones para pagar los costes, y el Grupo Sampoong fue disuelto.

La indignación pública a causa de este desastre motivó una revisión a gran escala de todos los grandes edificios del país. Los resultados fueron alarmantes, ya que se descubrieron otros muchos casos de negligencias. Según esa revisión general, muy pocos edificios habían sido construidos y mantenidos en condiciones aceptables de seguridad.

Tiendas Departamentales Sampoong derrumbadas en Seúl en 1995


CONCLUSIÓN


El caso del derrumbe del edificio Sampoong sirvió para poner de manifiesto dos problemas causados por el vertiginosos cambio experimentado por Corea del Sur en los años 70 y 80. Por una parte, la falta de regulaciones de seguridad y la falta de control en las grandes obras de construcción. Esto se intentó solucionar revisando y endureciendo las normas de seguridad, y en este aspecto se ha mejorado mucho. Sin embargo, a día de hoy sigue faltando una verdadera conciencia de seguridad.

Por otra parte, el derrumbe sirvió como toque de atención respecto a la corrupción y sus posibles consecuencias en la vida de las personas. En este sentido los avances han sido menores, y los grandes escándalos de corrupción siguen a la orden del día, tal como se puso de manifiesto, por ejemplo, con el naufragio del ferri Sewol.

Toda la historia del derrumbe de los grandes almacenes Sampoong está muy bien resumida en este documental de Seconds from Disaster. Dura 44 minutos, está en inglés y peca de ser un poco sensacionalista, pero creo que merece la pena verlo completo.



→ Hay algo más de información en la Wikipedia, aunque insisto en que el documental lo resume todo bastante bien.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. wow es una historia muy triste... No la conocía. ¡Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  2. Seconds from Disaster, sampoong... Recuerdo que ese documental me impacto muchisimo...Años mas tarde, cuando empece a ver peliculas y series coreanas, me di cuenta que el pais en el que habia ocurrido esa tragedia era Corea. Espero que la seguridad haya mejorado desde entonces, porque lo de esos almacenes fue una grandisima chapuza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la seguridad ha mejorado mucho desde entonces. Ahora Corea del Sur es un país avanzado; aunque siga sin darse a la seguridad la importancia que merece, sin duda se ha progresado muchísimo.

      Eliminar
  3. Primera vez que leo sobre este hecho T-T,terrible lo sucedido (paso a ver el documental).
    Me tranquiliza que la seguridad en Corea este mejorando,pero igual le falta mucho.
    Felipe siempre agradecerte por tu tiempo, es un placer aprender algo de historia contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tardé mucho en conocer el suceso. Es un tema del cual no se habla demasiado, igual que pasa con otras catástrofes sucedidas en las últimas décadas en el país. Es bueno devolverlas al primer plano de vez en cuando, más que nada para que no se olviden y contribuir a que no se repitan.

      Eliminar
  4. Wow! que terrible, nunca había oído de esto, gracias por compartir

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)