viernes, 18 de marzo de 2016
2 comentarios

El maestro AlphaGo, 15 años de esclavitud por un cartel, una cacofonía rencorosa y más noticias (2016.12)

El resumen de esta semana comienza con un repaso al enfrentamiento entre Lee Se-dol y AlphaGo. Continúa con el caso de Otto Warmbier, condenado a 15 años de trabajos forzados por un pequeño hurto. En el resumen variado traemos desigualdad, votos, cupos, sectas, una deportación, toxicidad, una madrastra, pollos, acoso, nocturnidad y escatología. Y para terminar, un serio candidato a peor vídeo musical salido de Japón.


FOTO DE LA SEMANA: la humanidad planta cara


El enfrentamiento de baduk entre el jugador profesional Lee Se-dol y el programa de inteligencia artificial AlphaGo terminó con un resultado de cuatro victorias para la máquina y una sola para el hombre. Sin embargo, la sensación final es muy diferente a la sorpresa y la decepción que reinaban tras la primera derrota. Tras la quinta partida nos hemos quedado todos con un muy sabor de boca por varios motivos.

El primero es que este enfrentamiento fue muy bueno para el baduk. En Corea del Sur se disparó el interés en el juego y aumentaron enormemente las ventas de tableros y libros sobre baduk. Supongo que parte del interés mediático del extranjero también se traducirá en nuevos jugadores, y eso es positivo porque el baduk es uno de los deportes mentales más interesantes y entretenidos que conozco. El evento fue una gran campaña de publicidad para Google, eso es evidente, pero también lo fue para el baduk.

El segundo es que, pese al dominio demostrado por AlphaGo, el maestro Lee supo adaptarse al juego de la máquina para vencer una partida y llevar la iniciativa en varios momentos de las otras. Esto tiene mucho mérito porque, mientras que AlphaGo estudió millones de partidas, Lee tuvo apenas unos días para detectar los puntos fuertes y débiles del algoritmo. Al final, tal como reconoció el propio Lee, la gran ventaja de AlphaGo es su capacidad para mantener la máxima concentración durante toda la partida, algo que resulta imposible para un humano.

El tercero es que, según dicen los entendidos, algunas de las jugadas de AlphaGo han creado grietas en principios del baduk que se pensaban evidentes. En las próximas semanas muchas grandes mentes analizarán las partidas y parece que, tras siglos de historia, el juego puede estar a punto de experimentar un pequeño punto de inflexión. Esta "brillantez" de AlphaGo motivó que la asociación de baduk le otorgase un certificado honorario de noveno dan, el máximo nivel que un jugador puede conseguir en el juego.

Partida de baduk en una pantalla gigante de Seúl
[Imagen del blog de Google]

En Corea del Sur las partidas se vivieron con una gran expectación, y a su conclusión muchos ojos se volvieron contra el Gobierno y las empresas para preguntar por qué el país se está quedando atrás en la carrera del desarrollo de inteligencia artificial. La respuesta fue rápida y consistió, como siempre, en una ducha de dinero público para los grandes conglomerados empresariales.

Si quieres leer una descripción de las partidas y unas reflexiones mejor fundadas que las mías, te recomiendo los posts que escribió Liopic en Badukaires, una gran fuente de información en español para los amantes del juego.

1ª partida: SHOCK, una victoria de la máquina sin tener plan
2ª partida: La segunda victoria del maestro AlphaGo
3ª partida: La 3ª victoria de AlphaGo y de todos
4ª partida: La victoria de ciencia ficción de Lee Sedol
5ª partida: La última victoria de AlphaGo 9 dan


TEMA DE LA SEMANA: 15 años por un cartel


Es posible viajar a Corea del Norte para hacer recorridos turísticos, pero es una visita llena de incertidumbres y riesgos insospechados. Esta semana se anunció que el estudiante estadounidense Otto Warmbier, de 21 años, ha sido condenado a 15 años de trabajos forzados. Su crimen fue robar un trozo de un cartel de propaganda del régimen en el hotel en el que se hospedaba.

Actualización: En este post de Alejandro Cao de Benós se pueden leer los detalles del caso. Coincido en que su acción merece un castigo, aunque pongo en duda que tuviera instrucciones de la CIA o una iglesia y discrepo de la pena impuesta porque me parece excesiva.

El momento en que se anunció el castigo, que es desproporcionado a todas luces, no es casual. Lo más probable es que Otto sea víctima tanto del despotismo norcoreano como del intento de su país por presionar a Pyongyang. Quizá en otro momento el incidente se podría haber solucionado con un castigo menor o un pequeño soborno, pero en este momento a Corea del Norte le viene de perlas mantener retenido a algún ciudadano estadounidense para pedir contraprestaciones polítiicas. Esto no es nuevo, ya sucedió en varias ocasiones en el pasado.

Es difícil saber qué sucederá a continuación. Parece difícil que Washington ceda y suavice la presión, justo cuando consiguió que la ONU aprobase un paquete de sanciones muy duras dirigidas a ahogar la financiación del régimen norcoreano y que países normalmente reticentes como China y Rusia se hayan subido al carro de la presión. Tampoco parece probable que Corea del Norte vaya a soltar a su presa sin conseguir nada a cambio. Mucho me temo que el bueno de Otto se va a pasar al menos varios meses trabajando y acordándose del maldito momento en que se le ocurrió llevarse a casa un souvenir no autorizado.

Ah, y unos pepinos para celebrarlo y tal.


MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

  • Corea del Sur es el peor país de Asia en lo que respecta al reparto de ingresos, ya que el 10 por ciento de la población recibe el 45 por ciento de los ingresos totales. Además, la tendencia de las dos últimas décadas es claramente a peor. Si a esto le unimos la gran brecha salarial entre hombres y mujeres, y el pésimo panorama laboral al que se enfrentan los jóvenes, el resultado es un país donde algunos viven a cuerpo de rey mientras la mayoría lucha por llegar a fin de mes.
  • Solo el 7,8 por ciento de los surcoreanos residentes en el extranjero con derecho a voto se registraron para votar en las elecciones del 13 de abril. El proceso de registro parece sencillo, pero el hecho de tener que votar de manera presencial en las embajadas dificulta mucho las cosas.
  • Es interesante esta iniciativa de ligar el cupo de cada país para enviar trabajadores a Corea del Sur al número de esos trabajadores que, una vez expirado su permiso, continúan en el país de forma ilegal. A más trabajadores ilegales, menos permisos para enviar trabajadores legales.
  • Una secta religiosa, un violador en serie huido de la justicia, amenazas y agresiones, una demanda presentada por grupies desnudas... Este artículo lo tiene todo. Es increíble el gran número de sectas religiosas que existen en Corea alrededor del culto a un líder, y la facilidad con que pasan inadvertidas al gran público. Incluso el propietario del ferri Sewol tenía su propia secta, pero lo descrito en el artículo va aún más allá.
  • Interesante este apunte de cómo el consumo de drogas puede provocar la expulsión del país. Otra cosa que sorprende es la extensión del consumo de medicamentos psicotrópicos entre las celebridades.
  • Casi ocho de cada diez empresas surcoreanas tienen un ambiente laboral tóxico. Las quejas más frecuentes son largas jornadas laborales, exceso de burocracia interna y sistemas irracionales de evaluación.
  • La leyenda negra alrededor de las madrastras podría ser cierta, después de todo. Casos terroríficos como este apuntan a que Disney no exageraba.
  • Los restaurantes surcoreanos sirven casi mil millones de pollos al año. ¿Chicken Republic?
  • Según este estudio, el acoso sexual no se produce tanto de hombres a mujeres como de superiores a subordinados. Es decir, hombres y mujeres sufren una cantidad similar de acoso sexual, aunque en formas distintas, y estos casos casi siempre implican un abuso de poder por parte de un superior.
  • La línea número 7 del metro de Seúl funcionará las 24 horas del día durante los fines de semana. Por fin, y ahora que extiendan esta medida al resto de líneas, por favor.
  • Terminamos con un artículo escatológico que explica muy bien por qué la mayoría de aseos públicos de Corea del Sur tienen una papelera llena de papel higiénico usado al lado del retrete. Aparte del origen de esta curiosa costumbre, el texto deja bastante claro que esta práctica es tan antihigiénica como carente de justificación.


Y UN VÍDEO: antimúsica llena de odio


Esta semana voy a terminar con un vídeo musical realizado por una japonesa cuya orientación política está a la derecha de la derecha.


La calidad musical es nula y el mensaje está lleno de odio y rencor, pero me parece interesante verlo porque muestra la posición de una parte de la sociedad japonesa respecto al asunto de las mujeres de consuelo y sobre los coreanos en general.

A veces critico la posición cerrada e inamovible de Corea del Sur en estos temas, simplemente porque es lo que tengo más cerca, pero vídeos como este demuestran que al otro lado hay elementos aún peores. Mientras haya gente así, será difícil llegar a ningún tipo de entendimiento.


→ Hoy aprovecho la ocasión para recomendarte que te unas al canal de Facebook del blog. Verás los nuevos posts de forma inmediata y más cosas que voy compartiendo de vez en cuando. ¡Feliz fin de semana!
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. El caso de Otto Warmbier creo que es más complicado de lo que dicen noticias como la Yonhap News (al menos la versión española). Por supuesto, comparto la desproporción del castigo, pero creo que hay que atender a varios aspectos. Si la información es completamente cierta o no, no lo podemos saber completamente cuando se trata de Corea del Norte, pero han intentando aportar dichas pruebas.
    En primer lugar, hay que entender el valor de este tipo de propaganda, al menos en este caso concreto donde se hace referencia directa al líder simbólico norcoreano, y que tiene tanto valor como una bandera, un escudo y demás.
    Después, no fue un hurto cualquiera, sino un robo en una zona de acceso restringido. Por hurtos similares o más descerebrados, en otros países también han habido condenas complicadas de entender. (Interesante lo de 37 años de sentencia por insultar al perro del Rey de Tailandia). Alejandro Cao de Benós, al que supongo que todos los que seguimos la actualidad de las dos Coreas conoceremos, ha intentado explicar el suceso y como Warmbier procedió al hurto. http://alejandrocaodebenos.blogspot.kr/2016/03/el-superheroe-americano.html
    Por último, las declaraciones del propio acusado. Hay frases que parecen escritas para ser leídas, como la referencia a la CIA o "dañar la motivación del pueblo norcoreano", pero teniendo en cuenta que el robo estuvo en mayor o menor medida premeditado, (no cogió un póster a la salida del hotel o del pasillo de su habitación, sino que tuvo que ir a un lugar muy concreto en su búsqueda) también se puede dudar de otro tipo de declaraciones más sencillas y ligeras. Como recoge El País, Warmbier dijo en rueda de prensa: "Según explicó, actuó por orden de una iglesia protestante de Ohio que tenía por objetivo "dañar la motivación y el trabajo del pueblo norcoreano", con la connivencia de la CIA y el gobierno estadounidense. En caso de que fuera arrestado, detalló, la iglesia daría una compensación de 200.000 dólares a su familia, "que estaba sufriendo graves dificultades económicas"".(http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/16/actualidad/1458109052_466070.html)
    ¿Cuánta verdad hay?¿Cuánta mentira? Como se suele decir, nunca lo sabremos. Comparto la interpretación de Felipe de que les ha venido muy bien tener a este preso político en un momento como este. Y una condena así es algo desproporcionado, pues tampoco se habría podido hacer ningún uso de investigación o difamación con dicho cartel (si vemos algunos documentales sobre Corea del Norte veremos otras cosas mucho más llamativas, como la educación escolar que reciben desde niños enfocadas a amar a sus líderes, o carteles como el de ésta polémica o todavía más provocadores). En fin, que esta claro que la sentencia para Warmbier es una estrategia política para la negociación en estos días tan movidos en la península coreana. Pero también hay que entender que ciertos símbolos nacionales (y cada país tiene los suyos) hay que respetarlos y no hay que robar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que rompió y robó el trozo de cartel, pero pongo en duda que estuviera actuando por encargo de la CIA o una iglesia. Si hubiera querido humillar a Corea del Norte podría haber robado un símbolo nacional mucho más llamativo que ese pequeño trozo de cartel. Es un caso de lo más extraño. Habría qué preguntarle a él qué se le pasó por la cabeza en ese momento, pero eso no lo podremos hacer hasta dentro de un tiempo (probablemente menos de 15 años, eso sí).

      A mí no me parece mal que se le castigue. Cuando se va de visita a un lugar hay que tener cierto entendimiento de las costumbres locales y respetarlas por mucho que desde fuera nos parezcan irracionales.

      Me sigue pareciendo exagerada la pena de 15 años, claramente, pero es que el chaval además tiene una pinta de paleto de Wisconsin que asombra.

      Gracias por tu completa explicación. Con comentarios así da gusto escribir un blog.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)