martes, 31 de mayo de 2016
14 comentarios

Cinco razones por las que el internet coreano sigue en la edad de piedra

Bandera de la República Coreana del Internet Explorer

Todos hemos leído más de una vez que el internet coreano es el más avanzado del mundo. Esta afirmación es cierta en lo que respecta a la tasa de penetración y la velocidad de la conexión a internet. Disfrutamos de conexiones rapidísimas y muy estables, que además no resultan demasiado caras.

Sin embargo, pese a tener una infraestructura de datos tan buena, el internet coreano parece anclado en los años 90. Cuando hablo de internet me refiero a las páginas web, tanto en su diseño como en su funcionalidad. A continuación explicaré por qué digo esto en cinco puntos.


1. Internet Explorer y ActiveX


En el año 1998 se empezaba a hacer necesaria la encriptación de 128 bits. Mientras se finalizaba el protocolo SSL, Corea del Sur decidió dar los primeros pasos con un protocolo de cifrado llamado SEED, que funcionaba en Internet Explorer mediante los controles ActiveX o en Netscape Navigator mediante el NSplugin. A finales de 1999, cuando se permitió la exportación del protocolo SSL de 128 bits, Corea del Sur decidió esperar un poco y seguir usando su protocolo propio de forma temporal antes de adoptar el estándar internacional. Hoy, 17 años después, aún no se ha hecho ese cambio. La historia es fascinante y puedes leerla aquí.

Netscape dejó de existir hace muchos años, el Internet Explorer ha perdido muchísima cuota de mercado ante opciones mejores como Chrome o Firefox, y Microsoft ha dejado de dar soporte a las ActiveX. En Corea del Sur, sin embargo, el Gobierno aún no ha sido capaz de conseguir que las empresas se adapten al siglo XXI.

Cualquier transacción monetaria o trámite burocrático oficial debe hacerse con Internet Explorer porque el protocolo de seguridad sigue estando basado en las vetustas ActiveX. Y como las ActiveX tienen más agujeros de seguridad que un queso gruyer, las webs requieren de la instalación de programillas propios de seguridad. Cada banco, tienda online o web del Gobierno obliga a instalar uno o dos de estos programillas, por lo que los ordenadores terminan llenos de basurilla que se autoejecuta al arrancar sin que se sepa muy bien para qué.

Incluso las webs más interesadas en no dejar escapar clientes son menos "friendly" que una comadreja arrinconada. Por ejemplo, hace unos meses Korean Air decidió que si quería ir a España debía dejar de usar Chrome o buscarme otra aerolínea.

Web de Korean Air pidiendo que se use Internet Explorer

Por todo esto, usar la banca online o hacer pagos por internet en Corea del Sur es una experiencia que no le deseo a nadie. Cada vez que tengo que hacer alguna transacción me dan escalofríos.


2. Usabilidad


En Corea se usa y se abusa de varias prácticas que en Occidente son muy poco usadas porque pueden resultar molestas para los usuarios. Una es la programación de enlaces mediante javascript, de forma que no se pueden hacer cosas como "abrir en una pestaña nueva" o "copiar dirección de enlace". Esto sigue presente en muchas webs, por ejemplo el diario Korea Herald. Prueba a clicar con el botón derecho en un enlace cualquiera, ya verás.

Otra práctica aún más extendida es la deshabilitación de las funciones de seleccionar o copiar texto. Esto es molesto -en la acepción inglesa del término- porque a veces resulta útil copiar una palabra o frase para hacer una búsqueda en Google. Yo también suelo marcar texto cuando hago scroll al leer artículos extensos. Cuando me encuentro una web que no me permite hacer esto mi primer impulso es cerrarla. Mi segundo impulso es lanzar el portátil por la ventana, por lo que suelo obedecer al primer impulso.

Los webmasters coreanos parecen obsesionados con impedir que les copien. Aparte de estas prácticas que comento, me he encontrado webs que abren los artículos anidando iframes, de forma que resulta muy difícil llegar al texto y fotos originales. Es más, me he llegado a cruzar con textos publicados en formato imagen jpg para impedir cualquier copia que no pase por escribir todo a mano.

Dentro del apartado de usabilidad no puedo dejar de mencionar que el diseño web coreano se quedó anclado en la fase "web de Homer". Las nuevas tendencias que buscan simplificar al máximo las webs triunfan en todo el mundo salvo aquí. Por ejemplo, Google se hizo con el casi-monopolio de las búsquedas en todo el mundo gracias a una interface simple e intuitiva. En Corea, sin embargo, siguen funcionando a base de "portales" como Naver o Daum. A continuación, un trozo de la página de inicio de Naver.

Portal de Naver sobrecargado con links y pequeñas imágenes

Cada vez que veo esta densidad de enlaces e imágenes diminutas me viene a la mente el portal de Terra de hace 15 años. Si te concentras, puedes oír el "pitirrititipí" del módem tratando de establecer conexión.


3. Ventanas modales


Es muy común que las webs coreanas hagan anuncios colocando una gran ventana modal que tapa gran parte de la página y solo se puede cerrar con dos botones, uno de "Cerrar una vez" y otro de "Cerrar por hoy" (pero no te preocupes que vuelvo mañana). La mayoría de estos anuncios se podían poner como una nota o actualización, o en casos importantes como un pequeño banner dentro de la web. Pero no, se hace a lo bestia obligando al usuario a leer cada nota sí o sí.

El problema se multiplica cuando hay varios anuncios al mismo tiempo, todos de vital importancia. Sin buscar mucho, esta es la web del TOPIK hoy mismo.

Web del TOPIK completamente tapada por ventanas modales

Un anuncio indica las fechas y precios de suscripción de la siguiente convocatoria del examen de coreano. Otro indica la fecha en que salieron los resultados de la convocatoria anterior. El pequeño es un aviso sobre un centro de examen. Esta información también está disponible en la lista de noticias, y no parece tan vital como para colocarla ahí tapando toda la web. Además en coreano, pese a que es una web dirigida a estudiante de coreano, aunque ese es otro tema.

Si pulsamos los botones de "Close" podemos cerrar las ventanas una a una; pero ojo con darle a F5, que volverán a aparecer las tres ventanas. Una vez cerradas podremos ver la opción de cambiar a idioma inglés, y ahí ya no aparecen los anuncios. Oh, debe ser que solo son importantes para quienes tengan un nivel alto de coreano. El resto, que se arreglen como puedan.


4. Anuncios invasivos


Ahora llega el momento de hablar de la publicidad. La prensa está en crisis y no es capaz de adaptarse a los tiempos modernos. Esto sucede en todo el mundo, pero en Corea parece que se lleva al extremo. Anuncios marco que no se pueden ocultar, banners deslizables que te siguen al hacer scroll, gifs animados, ventanas emergentes, vídeos con sonido que se reproducen automáticamente, ventanas modales, banners everywhere... No estoy exagerando, mira por ejemplo esta noticia random del diario Korea Herald

Aunque para invasión la de algunas páginas con anuncios sexis para intentar captar tu atención. Ojo, que algunos de estos culos y tetas son gifs animados.

Anuncios eróticos en una web coreana

No sé dónde se inventó el clickbait, pero en Corea del Sur lo llevan al extremo absoluto.


5. Censura


Otra característica del internet coreano con la que todos nos hemos topado en algún momento es esta.

Aviso de que una página web ha sido censurada en Corea del Sur

Esto es lo que se carga cada vez que intentas acceder a webs que el Gobierno de Corea considera que no debes ver. Las páginas que se censuran normalmente son webs de pornografía y de alabanza a Corea del Norte, pero también se censuran muchas otras páginas. Me he topado este aviso en servicios de música por streaming, en webs de organizaciones políticas extranjeras e incluso en diarios online de otros países. Muchos de esos bloqueos son solo temporales, pero sorprende incluso que se lleguen a hacer.

Por suerte tenemos servicios de proxy como ZenMate y similares, de uso imprescindible si decides pasar un tiempo en Corea.

Y esto es todo respecto al internet surcoreano. Hacía mucho tiempo que deseaba escribir este post, y hoy por fin lo he hecho. Espero que no me lo bloqueen ;)
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Muy interesante y tal, pero ¿alguna novedad de soranet o que pasa aquí? XD[/Coña]
    En webs de turismo coreanas me gustaba el diseño orgánico y tonos pastel, aunque se abusaba un poco de flash tenían buen gusto,hablo de 2008/2009. Pero en webs de hoteles y guesthouse tuve q usar el puto ie por cojones, increíble que sigan así todavía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ocho años más tarde seguimos así, con flash y tonos pastel. Puedes ver algunas webs de las que hablas llevan una década con el mismo diseño, pese a que hubo quien intentó renovarlas.

      Eliminar
  2. Me consta que las empresas siguen contratando a gente especialista en ActiveX y Javascript. Me parece a mí que poco o nada va a cambiar en un futuro próximo. Lo de la banca online es de juzgado de guardia.. Pero qué dolor de cabeza..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente el Gobierno sí está intentando fomentar el abandono de ActiveX, pero ahora son las empresas las que se resisten a progresar. Hay toda una industria montada alrededor de IE y ActiveX que no va a cambiar fácilmente.

      Eliminar
    2. Creo que más que el Gobierno es Microsoft. No obstante, el sistema que lo sustituye es tan ridículo como el anterior: un certificado emitido por alguien copiado en un USB o en un móvil. En el fondo, la seguridad aquí depende básicamente del usuario, no de la entidad, que se lava las manos con el certificado de marras.

      Eliminar
    3. Oh, los dichosos USB. Se me olvidó comentar los detalles de la seguridad bancaria con los USB y las tarjetas con códigos numéricos. Menuda colección de USB con certificados bancarios y tarjetitas con códigos tenemos en casa.

      Eliminar
  3. Una vez una compañía discográfica coreana anunció que iba a abrir una web para que compraran los fans extranjeros y resulta que para comprar te pedían obligatoriamente un número de identidad coreano...
    Cada vez que tengo que entrar en una web coreana es una odisea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, se me olvidó hablar de la ley que obligaba a usar identidades reales en las webs con cierto tráfico. Por suerte eso ya es cosa del pasado, pero hasta hace relativamente poco impedía usar YouTube con normalidad, por ejemplo. Era tremenda, esa norma.

      Eliminar
    2. Es que no tenía sentido ningún! XD

      Eliminar
  4. 1) Si muchas webs oficiales surcoreanas hacen uso de Active X, ¿eso me obligaría a utilizar Internet Explorer? ¿Los que usamos OS X o Linux, que? ¿Si Active X se usa a través de Internet Explorer, como le hacen los surcoreanos para navegar en webs oficiales o hacer movimientos bancarios desde sus celulares?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier sistema operativo distinto de Windows tiene una presencia meramente testimonial en Corea del Sur.

      Sobre el uso desde móvil, la mayoría de webs oficiales o de bancos obligan a instalar pequeñas apps de seguridad. Es algo parecido a lo que pasa en los ordenadores personales, pero aún peor porque gestionar luego esas apps es más complejo.

      Eliminar
    2. Los bancos publican aplicaciones, como afirma Felipe, que han de descargarse en el móvil. Luego, el certificado que emite la entidad hay que copiarse en el mismo móvil. Es un sistema precario, inseguro y sin sentido. En Android todavía tiene alguna utilidad. En iOS, prácticamente nula (y no es casualidad que eso ocurra en Samsungland).

      Eliminar
  5. Muy interesante el trabajo.
    No sólo las webs comerciales o del Gobierno, ¡que ya es delito!, sino las de las universidades, que piden a sus profesores que no usen ningún otro sistema operativo que no sea Windows, y no cualquier versión, sino 8.1 como máximo. Y eso que muchas de esas universidades tienen facultades de informática. Si tienes un Mac estás frito.
    Pero todo tiene una sencilla explicación:
    Hace unos años, una importante empresa de seguridad de internet española vino para cambiar todo el sistema de un famoso banco comercial coreano y desistieron porque había que empezar de cero y el gasto era enorme. De hecho, el sistema de cajeros electrónicos tampoco está conectado con el exterior, excepto parcialmente, de ahí las dificultades que muchos turistas. ¿Por qué esto? Buena pregunta. Supongo que por la obsesión por control y la debilidad endémica de su propio sistema, tal como mencionas.
    Sobre el famoso sistema de pago, creo que hay intereses comerciales detrás (Naver Pay, Kakao Pay y Samsung Pay). La presencia de otros sistemas es testimonial (PayPal sólo lo usa GMarket porque ambas compañías eran parte antes de eBay, antes de que se desgajara el servicio de pago). O sea, supongo que muchas empresas quieren ventaja en la salida, como siempre ha hecho este país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el gran problema, que con cada año que pasa la transición a un sistema de seguridad moderno y racional y hace cada vez más difícil y costoso. Nadie quiere tomar una decisión beneficiosa a largo plazo pero costosa a corto plazo, y así va pasando el tiempo. Y ya llevamos casi dos décadas acumulando este retraso.

      Sobre los sistemas de pago, qué podría añadir. Las trabas a PayPal quizá se suavicen cuando SamsungPay se haya hecho con el 90 por ciento del mercado.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)