martes, 10 de octubre de 2006
0 comentarios

Escapadita a Madrid y alrededores

Tras el fantástico viaje a Londres y Stonehenge, no paré mucho en casa antes de escaparme un par de días a Madrid. Gracias a la invitación de un amigo que reside en Getafe, puede pasar un par de noches "de gorra". Salí de casa a mediodía y, tras seis horitas de carretera, me planté en Getafe a media tarde con ganas de ver mucho en poco tiempo.

DÍA 1 - GETAFE


Monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles de Getafe
Getafe es una ciudad dormitorio de Madrid sin demasiados atractivos, pero con una curiosidad. en Getafe se encuentra lo que se considera el centro geodésico de la Península Ibérica. Es decir, el ombligo nacional. En este centro central hay una iglesia, y el punto exacto está marcado con una simple plaquita. Como digo, una curiosidad para poder decir que en Getafe hay algo más que edificios residenciales, aparcamientos y supermercados.

DÍA 2 - MADRID


Vista del centro de Madrid
En Madrid, al contrario que en Getafe, hay demasiadas cosas para ver. Como solo tenía un día, hicimos una especie de recorrido exprés por lo más destacado de la capital. Así en apenas siete horas pasamos por el Museo del Prado, el Congreso de los Diputados, la Plaza de Cibeles, la Puerta de Alcalá, el Parque del Retiro, la estatua del Oso y el Madroño, la Puerta del Sol, el Monumento a Colón, las Torres KIO, el estadio Santiago Bernabéu, la Ciudad Deportiva del Real Madrid, la Torre Picasso, la Plaza Mayor, la Catedral de la Almudena, el Palacio Real, la Plaza de España y el Templo de Debod. Y todo a patas, sin tomar autobús ni taxi ni nada.
La Puerta de Alcalá de Madrid

DÍA 3 - EL ESCORIAL Y EL VALLE DE LOS CAÍDOS


El Monasterio de El Escorial
El Monasterio de El Escorial es una de las grandes obras de España. Pese a ser un edificio muy austero, o precisamente por eso, es de una belleza magnífica. Debo confesar que se trata de uno de mis monumentos favoritos en España, tanto por su ubicación como por el edificio en sí mismo.
Cruz del Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos está cerca de El Escorial, y también es una obra espectacular, pero tiene unas connotaciones históricas que impiden disfrutarlo como un simple monumento. Dejando de lado el lado político del asunto, tanto la cruz como la basílica excavada en piedra son impresionantes, al igual que el paisaje. Realmente, merece la pena visitar este lugar para apreciar su belleza, y para reflexionar sobre el pasado reciente de España.

Después de visitar estas dos obras de los alrededores de Madrid, y tras comer algo en un sitio cercano, monté de nuevo en el coche y conduje seis horas de vuelta a Galicia. Y unos días más tarde, otra vez a Irlanda.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
No hay comentarios

Comentar es gratis y aumenta karma ;)