sábado, 7 de agosto de 2010
3 comentarios

Se acaban las cortas vacaciones de millones de coreanos

La primera semana de agosto es el período en que tradicionalmente más gente se coge vacaciones en Corea. El pasado fin de semana se movilizaron millones de automóviles con familias deseosas de pasar unos días fuera de la ciudad. La TV emitía continuamente imágenes de autopistas colapsadas. Algo así como el mes de agosto en España hace unos años, cuando paraban casi todas las empresas para que las familias se montasen en el 600 con rumbo al Mediterráneo. Ahora en España las vacaciones están más repartidas entre los meses de junio a septiembre (a mí particularmente me gusta cogerlas en septiembre), pero en Corea se siguen concentrando en esta primera semana de agosto. La gran diferencia es que, mientras en España la gente suele disfrutar de al menos dos semanas de vacaciones estivales, en Corea se reducen a unos pocos días. Me explico, gran parte de la gente que salió de vacaciones el pasado sábado regresó el lunes o martes. Otras familias se fueron de lunes a jueves, por ejemplo, y este fin de semana será el último de la "operación salida/retorno".
Atascazo!
El ritmo de trabajo en Corea es muy alto, y eso conlleva poder disfrutar de muy pocas vacaciones. Sólo las grandes empresas dan más de una semana de vacaciones pagadas, y normalmente se limitan a dos semanas. Hay muchos trabajadores que ni siquiera pueden coger vacaciones. De esta forma, las auténticas vacaciones se concentran en dos fechas: el año nuevo (enero o febrero) y el 추석 (chuseok, normalmente en septiembre). Estos dos festivos se marcan según el calendario lunar, e incluyen los días anterior y posterior. En esos días se paraliza el país y la gente se lanza a la carretera, rumbo a sus lugares de origen. Especialmente en el chuseok, que es una especie de día de acción de gracias, en el que lo tradicional es que se reúnan las familias.

En Corea hay un alto porcentaje de autoempleo, que comprende a profesionales freelance y también un alto grado de subempleos (venta ambulante y gente que malamente gana para ir tirando). Pero esto, lejos de facilitar el tener más vacaciones, dificulta el coger días de descanso. Como en España, los autónomos al final son los que más trabajan, pese a que son sus propios jefes, o precisamente por ello.

Porcentaje de trabajadores que valoran los días
de vacaciones a la hora de escoger un empleo.
(fuente original aquí)
Precisamente porque la gente tiene pocas vacaciones, este es un parámetro que se valora mucho a la hora de buscar empleo, tal como demuestra el gráfico de la derecha.

Este alto ritmo de trabajo es lo que contribuyó a que el país pasase en apenas cuatro décadas de la miseria a ser una potencia económica mundial (entre las posiciones 8 y 15, según la estadística que se mire). Es parte de la cultura nacional, el trabajar mucho para tener éxito, identificarse con la empresa para la que se trabaja, sacrificarse. Esto provoca que la sociedad sea muy competitiva ya desde el colegio. Los niños tienen horarios de estudio aún más amplios que los de sus padres. El que no se esfuerza no consigue entrar en las universidades buenas, y no podrá optar a un buen empleo. La culpa de que una familia no tenga un buen nivel económico siempre es del padre, por no esforzarse lo suficiente. Trabajar poco no está bien visto. Se disfruta de pocas vacaciones, las jornadas laborales son muy largas, y mucha gente trabaja los sábados. Es decir, la sociedad obliga al esfuerzo personal, aunque también lo recompensa después con un mejor nivel de vida.

Esta sociedad ultracompetitiva también tiene sus víctimas: hombres y mujeres estresados, suicidios infantiles, etc. Sin embargo, los beneficios para el país son innegables, y como prueba ahí está el ascenso vertiginoso de Corea del Sur, que en apenas 50 años a pasado de ser uno de los países más pobres del mundo, a ser un fabricante barato primero, un productor de copias después, y ahora un país exportador de alta tecnología. Y, pese al alto nivel de estrés, es evidente que los coreanos viven mucho mejor ahora que antes.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. y que tal el nivel de paro por esas tierras??? porque con esa mentalidad el quedar en paro tiene que ser un golpe psicológico terrible.

    En México lo de las vacacionees es distinto, cada uno puede coger vacaciones en diferentes fechas por ello solo se montan pifostios importantes en las carreteras cuando el fin de semana se une con otra festividad que deja a to quisqui 3 días de descanso, pero vamos, ni de lejos con las que se organzaban en España hace unos años

    ResponderEliminar
  2. Pues el paro por suerte no es muy elevado, en parte porque el país es próspero y en parte por la propia iniciativa de la gente. Como quedarse sin empleo es una tragedia, la gente hace lo que sea, y si no hay empleo pues se lo montan ellos mismos. Por eso hay tanto autoempleo. Antes que estar en casa sin hacer nada, la gente busca algo para generar algún ingreso: montar una miniempresa de cualquier cosa, vender cosas en la calle o en el metro, ofrecer sus servicios puerta por puerta, dar clases de lo que se sepa... Aunque ya digo que, por suerte, el porcentaje de desempleados es bastante bajo.

    ResponderEliminar
  3. A propósito del paro en Corea...
    http://spanish.yonhapnews.co.kr/economy/2010/08/11/0600000000ASP20100811000900883.HTML

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)