domingo, 3 de octubre de 2010
5 comentarios

Pueblo tradicional coreano de Jeju

Una de las primeras cosas que visitamos en nuestro viaje a Jeju fue un poblado tradicional. Se trata de un pueblo llamado 성읍민곡마을 (seongeubminsokmaeul) en el que se conservan las casas y construcciones tal como eran en el pasado, de forma que se puede ver cómo era la vida rural en la isla hace un par de siglos. En las casas sigue viviendo gente y, aunque la mayoría ahora se ganan la vida con el turismo, aún conservan el estilo de vida tradicional. Fue una visita muy interesante que intentaré resumir mencionando los detalles propios de Jeju que no vi en otros poblados tradicionales de Corea.

Las casas están rodeadas de muros de piedra negra, igual que las parcelas agrarias en los campos y montes. Es algo normal teniendo en cuenta que se trata de una isla volcánica y que, por tanto, la piedra es un bien muy abundante. Además, por lo que he visto en otros sitios, parece que los muros son más comunes en las zonas costeras (y por supuesto las islas). Por ejemplo, en Irlanda y Galicia sucede lo mismo, pero en el interior de España y Corea no es tan común.

Pueblo tradicional coreano Seong-eup de la isla Jejudo
Panorámica del pueblecillo.

Para entrar en las casas hay un hueco en el muro (obvio), y la entrada se bloquea con tres troncos colocados horizontalmente. Estos tres troncos sirven para indicar si hay o no hay gente en la casa. Si los tres troncos están bajados (normalmente de un solo lado) significa que hay gente en la casa, y el visitante puede entrar. Si uno de los troncos está colocado, significa que en la caso sólo están los niños, y por tanto sólo pueden entrar familiares y amigos. Si hay dos troncos levantados, no hay nadie en casa, pero han salido por poco tiempo. Si los tres troncos están colocados, no hay nadie en la casa, y el visitante tiene que intentarlo de nuevo al día siguiente. Este tipo de entrada se llama 정낭 (jeongnang).

Tres palos para indicar si hay alguien en casa
Los tres palos bajados: hay gente en casa.

En las islas los ríos son escasos, de poco caudal y muy estacionales. Tal como cae el agua del cielo, se va al mar. Por ello, pese a estar rodeados de agua, el agua dulce puede llegar a ser un bien escaso. En Jeju para conseguir agua usaban dos sistemas. En los árboles se ataban fajos de paja cuya parte inferior caía en una vasija. De esta forma, el agua de la lluvia se escurre por la paja y se deposita en la vasija. Este método también sirve para recoger el agua del rocío. La otra forma era traer el agua de un río o pozo cercano, y para esto las mujeres usaban un vasija de arcilla que llevaban en la espalda sujeta con tirantes. Pude ver alguna de estas vasijas y deben llevar como 30 litros, así que imaginaos el esfuerzo de transportar el agua.

Sistema tradicional coreano de recogida de agua

Las casas también están construidas con piedras volcánicas, y no con madera como en la Corea peninsular. De la misma forma, mientras en la península los tejados se hacían con la paja seca del arroz, en Jeju se hacían con carrizo (caña de río). La explicación es muy simple: como en Jeju el agua es un bien escaso, no podían cultivar arroz.

Casa tradicional coreana de la isla Jeju
Casa de piedra, tejado de carrizo, y toldo para dar sombra.

Los retretes también son de lo más curioso. Ya sabréis que en Corea los retretes tradicionales consisten en un agujero en el suelo (evolucionado a una pieza cerámica, y sustituidos recientemente por los retretes occidentales "de estar sentado"). Pues en Jeju iban un paso más allá, y los retretes estaban directamente en las cuadras. Normalmente tenían una pequeña cuadra para los cerdos, que consistía (cómo no) en muros de piedra volcánica. Pues en uno de estos muros había una apertura por la cual las personas hacían sus necesidades de forma que se mezclaban con las de los cerdos, pero sin entrar a la cuadra. Al lado siempre tenían un palo para impedir que los cerdos se acercaran demasiado mientras la gente hacía sus cosas.

Retrete tradicional coreano de Jeju
Ahí (en el agujero donde están los palos) hacía "sus cosas" la gente de Jeju.

Otra curiosidad, en Jeju los cerdos eran, y son, de color negro. Y como tantos otros productos de esta isla, su carne es muy apreciada en Corea.

Cerdo negro de Jeju
El cochino jabalí de Jeju.

En una de las casas había esta rueda para moler el grano. Como se puede apreciar, era accionada por tracción animal (concretamente, tracción humana).

Molino tradicional coreano de Jeju


Por último, uno de los orgullos del pueblo son una serie de árbol muy viejos. El de la foto es el más longevo, pues calculan que tiene nada menos que 1.000 años. Casi nada. Es una Zelkova Serrata Makino, mide 30 metros de altura y tiene un tronco de 5 metros de diámetro.

Zelkova Serrata Makino de 1000 años en Jeju
El árbol milenario.

Como podéis ver, las casas de los pueblos no eran como los palacios y templos, así como la vida era mucho menos lujosa. Sin embargo, esto también es parte de la cultura del país. Y en un país con unos recursos naturales tan limitados, la vida rural tenía aún más mérito si cabe.

→ Post relacionado: Poblado tradicional de Hahoe.
→ Más rincones en el resumen de nuestro viaje a Jeju.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. ¡ aY MAÉ! QUE CHOCHA!

    ResponderEliminar
  2. Una entrada de lo mas interesante, sobre todo el asunto de las 'puertas', mira que en la vida habia escuchado/leido de algo como eso.

    Lo de los baños me ha causado algo de gracia, no se porque. Me suena a las letrinas que se usaban en el pueblo de mis abuelos, hasta hace algun tiempo, y las cual odiaba utilizar en mi niñez ya que eran de madera y me daba panico que se fueran a romper, jajaja.

    Cambiando de tema... Esta es la primera vez que comento en el blog, aunque ya lo habia visitado en alguna ocasión.

    Me ha gustado mucho lo que he leido hasta ahora, asi que ya me puedes ir contando como una de tus seguidoras.

    Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el comentario. Me encanta recibir feedbacks positivos como este. Hacen que me sienta con ganas de seguir escribiendo :)
    He visto tu blog y está interesante. Hay muchos blogs sobre el hallyu, pero este es el primero que veo que está concentrado en un solo actor. Eso es ser una fan!

    ResponderEliminar
  4. En una de las casas había esta rueda para moler el grano. Como se puede apreciar, era accionada por tracción animal (concretamente, tracción humana)jajajjajaj muy simpatico comentario nos dujiste animales a la raza humana saludos

    ResponderEliminar
  5. No tienes que agradecer nada, más bien soy yo quien debe de hacerlo, por compartir estas entradas tan interesantes sobre Corea. Como fan del blog, deseo que siempre consigas algo de tiempo para segir escribiendo :)

    Sobre el mio, pues nada, que ha sido la unica manera que encontre de dar rienda suelta a mi 'fanatismo' por él, jajaja. A estas alturas de mi vida, quien hiba creer que terminaria asi por chico mucho joven, que vive al otro lado del mundo. Como diria Forrest Gump: "La vida es como una caja de chocolates" :)

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)