sábado, 20 de noviembre de 2010
0 comentarios

Jang Mi-ran, quizá la mejor deportista coreana de la historia

La halterófila surcoreana Jang Mi-ran
Miran, en estos Juegos Asiáticos.
Jang Mi-ran (장미란) es una levantadora de peso del Corea del Sur. Acaba de proclamarse campeona de los Juegos Asiáticos que se están celebrando en la ciudad china de Guangzhou, con lo que completa lo que en halterofilia se conoce como "Gran Slam" (medalla de oro en Juegos Olímpicos, Campeonato del Mundo y Juegos Asiáticos). Suma un total de 6 medallas de oro y 3 récords del mundo en la categoría femenina de +75 Kg (levantadoras que pesan más de 75 kilos). Tras 8 años en la élite de la halterofilia mundial, ya puede ser considerada como la mejor deportista coreana de todos los tiempos (quizá).

Nació el 9 de octubre de 1983, y comenzó en la halterofilia a los 14 años. Su primera participación en un campeonato importante fue en el año 2002, cuando consiguió la medalla de plata en los Juegos Asiáticos de Busan. Dos años después repetiría metal en las Olimpiadas de Atenas. A partir de ahí consiguió 4 oros consecutivos en los Campeonatos del Mundo de Doha, Santo Domingo, Chiang Mai y Goyang. Sin embargo no fue capaz de ganar el oro en los Juegos Asiáticos de Qatar 2006, lo cual dejó una espina clavada que por fin se ha quitado.

Sin embargo, las cosas no pintaban bien para ella este año. En el Campeonato del Mundo que se disputó en Antalya (Turquía) en septiembre sólo pudo ser bronce, debido a unas molestias en la espalda. Esta lesión, añadida a una edad que ya levanta rumores sobre su retirada, no presagiaban nada bueno en los Juegos Asiáticos. Y más teniendo en cuenta que su gran rival, la china Meng Suping, participaría "en casa".

En este punto, para entender el desarrollo de la competición, debo resumir brevemente en qué consiste. En las competiciones de halterofilia (tanto en categoría masculina como femenina) gana la deportista que levanta mayor peso sumando los pesos levantados en "snatch" (arranque, dos tiempos) y en "clean and jerk" (envión, tres tiempos). Hay dos rondas, una de snatch y otra de clean and jerk, y en cada una de estas rondas cada levantadora dispone de 3 intentos. Los intentos de levantar peso comienzan por los pesos más bajos, de forma que las favoritas participan al final. Muchas levantadoras agotan sus tres levantamientos antes de que las buenas comiencen siquiera, tal es la diferencia de nivel. Por cierto, Miran tiene los récords absolutos en snatch (140 kilos), clean and jerk (187 kilos) y, por supuesto, en el total (326 kilos).

En la ronda de arranque, los jueces declararon nulo el primer levantamiento de Miran. Esto la hizo ir a remolque de sus rivales y terminó con 130 kilos, frente a los 135 de la china Meng Suping y la kazaka Mariya Grabovetskaya, con el resto de rivales muy lejos de estas tres. Pero el punto fuerte de Miran es el envión, y ahí la kazaka se descolgó rápidamente, agotando sus tres levantamientos antes de que la china y la coreana empezasen siquiera. En la batalla psicológica entre estas dos comenzó golpeando la coreana, que levantó 175 kilos. La china falló su intento y después intentó 176, con éxito. El siguiente levantamiento de la coreana fueron 181, justo lo que necesitaba para ponerse en primera posición, y lo consiguió. A la coreana le quedaba un tercer levantamiento, y la china tenía que sacar varios kilos de ventaja si quería optar al oro, así que intentó 182, y falló. Con el oro ya en el bolsillo, Miran intentó 188 kilos (lo cual supondría batir su propio record) pero no fue capaz. Al final tanto Miran como la china acabaron con un total de 311 kilos, pero el oro fue para Miran porque los desempates se deshacen mirando el menor peso corporal, y la china pesa 116.7 kilos frente a los 115.9 de Miran...

Un momento, ¿has dicho que pesa casi 116 kilos? Pues sí (se puede comprobar en la foto), y éste es precisamente el motivo de que no sea una figura muy conocida en Corea. En un país donde se venera la belleza de las chicas jóvenes y delgadas, no hay lugar en el mundo de la fama para una deportista del tamaño y corpulencia de Miran. Algo que en los hombres no supone un gran problema (véase el caso de Daeho Lee o varios presentadores que lucen su oronda figura en la televisión), puede condenar a una mujer al ostracismo mediático.

Jang Mi-ran levantando peso
Jang Mi-ran levantando peso.

Las comparaciones son odiosas, pero veamos el reciente ejemplo de Yuna Kim, la famosa patinadora. Yuna ganó sólo dos medallas de oro (un Campeonato del Mundo y unos Juegos Olímpicos). Sin embargo, su estilizada figura, juventud y belleza, unidas a una simpatía natural, han puesto al país entero a sus pies. Yuna está presente en multitud de anuncios y programas de televisión. Es la imagen que todas las empresas quieren tener, y el espejo en el que se ven todas las chicas de Corea. En el otro lado, Jang Mi-ran es la antítesis de Yuna. Grande y corpulenta, no es una imagen atractiva, por lo que su presencia en los medios es testimonial.

Yo no soy nadie para decir nada, pero a veces en Corea se prima demasiado lo superficial, ¿no crees? Se aceptan opiniones al respecto.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
No hay comentarios

Comentar es gratis y aumenta karma ;)