sábado, 9 de abril de 2011
6 comentarios

Nos compramos una réflex digital (Canon EOS 550D)

Nos hemos comprado un cámara nueva. Hace ya tiempo que le tenía echado el ojo a una réflex digital, concretamente la Canon EOS 550D, y hace un par de semanas fuimos a un technomart de Seúl y la compramos, junto con un objetivo Tamron 18-200 F/3.5-6.3.

Escogimos este modelo porque tiene una calidad relación-precio que me parece inmejorable. Canon, que en estos momentos es el líder de la fotografía digital réflex, tiene varias gamas de productos. La gama más básica serían cámaras como las 1000D y 1100D; la gama normal sería la familia 400-450-500-550-600; la gama alta sería la serie 50-55-60; y el tope de gama sería la 5D, 6D o 7D; y aún por encima estaría la 1D. Las tres últimas familias son cámaras de características semiprofesionales y profesionales, por encima de lo que precisa un usuario normal. La serie 1000, sin embargo, se nos quedaba un poco justita en especificaciones. Por tanto, la elección de la gama de tres cifras estaba clara.

Canon EOS 550Dcon un objetivo Tamron 18-200 F/3.5-6.3
La Máquina.
La elección de modelo tampoco fue difícil. La 550D tiene una gran ventaja frente a sus predecesoras, y es que graba vídeo, y a FullHD nada menos. Su hermana mayor, la 600D, fue descartada porque es lo mismo que la 550D pero con un precio mayor porque acaba de salir al mercado (la única novedad reseñable que aporta es la pantalla girable, que no tengo claro que sea una ventaja). Así pues, hace ya tiempo que en mis sueños era fiel a la EOS 550D, cuyas características principales son: sensor de 18 Mpx, procesador DIGIC 4, ISO 100-6400, velocidad de obturador de 30 a 1/4000 s, disparo a 3.7 fps, vídeo en FullHD, LCD de 3'' y flash incorporado.

Pensaba comprarle un objetivo Canon 18-55 mm, y dejar para más adelante la compra de otro objetivo, que sería un Canon 55-250 mm. Sin embargo, una vez en el technomart nos ofrecieron un Tamron 18-200 con F/3.5-6.3 a buen precio y no nos pudimos negar. Tiene casi la misma luminosidad que los Canon, y aporta la gran ventaja de que con un solo objetivo se cubren las distancias focales más usuales, y no hay que andar cambiando de lente ni llevar la mochilita para guardar la que no esté en uso. La desventaja es que es un poco más voluminoso que los otros, pero no mucho más, y al probarlo me sentí muy cómodo con él.

Esta compra la tenía en mente desde hace meses, pero no me atrevía porque el coste es considerable. Sin embargo hubo dos hechos que me convencieron de que éste era el momento adecuado. Primero, empezar a trabajar de nuevo, lo que me permite ingresar un poquillo de dinero. Segundo, el desafortunado terremoto en Japón, por culpa del cual ha parado la fábrica principal de Canon. Esto está empezando a causar desabastecimiento, y consecuentemente los precios subirán. De hecho, en algunos sitios ya nos pedían precios muy altos porque les quedaban muy pocas unidades.

Technomart de Seúl, Corea
Así es un technomart por dentro.

La compra la realizamos en el technomart de Gangbyeon (강변테크노마트), que es un edificio con varias plantas dedicadas a la venta de electrónica. Una de las plantas está dedicada completamente a la fotografía, con varias tiendas individuales que venden sobre todo cámaras réflex digital de Canon y Nikon. En Seúl hay varios de estos technomart, y son una opción muy buena para comprar no sólo cámaras sino también cualquier producto electrónico de consumo, ya que también hay plantas dedicadas a informática y videojuegos, televisiones, telefonía, etc.

Otra opción interesante son los mercados de electrónica de estilo más tradicional, donde hay tiendas tanto en la calle como en edificios. El más grande de estos es el mercado de electrónica de Yongsan (용산전자상가), que es realmente inmenso. El problema de estos mercados es que se mezclan las tiendas fiables y las "no fiables", y es fácil que le den a uno gato por liebre, sobre todo en las tiendas que también comercian con equipos de segunda mano. Por ejemplo, que vendan cámaras que han sido usadas en exposición, o que han estado almacenadas durante varios meses, con baterías de segunda mano o tarjetas de memoria de mala calidad. Otras opciones son las tiendas propias de las marcas y las grandes superficies tipo Donga o Shinsegae, pero en estos establecimientos el precio es mayor, así que hay que saber conjugar la consecución de un precio bajo con el riesgo a que te engañen de alguna forma.

Como casi siempre en Corea, en las tiendas de los technomart hay espacio para el regateo, y nosotros nos lanzamos. Tras visitar varios vendedores, nos paramos con uno que nos dio buenas sensaciones, y jugamos el juego de "Miyoung regatea y yo hago como que no entiendo nada para poder hablar entre nosotros en español", y así fuimos ajustando el precio y los productos añadidos. Junto con la cámara y la lente, ya de primeras, nos añadió la mochila, el kit de limpieza, una tarjeta de memoria SD de 4 Gb y una batería de repuesto. Después le añadimos un lector de tarjetas para PC, y conseguimos cambiar la tarjeta de memoria de 4 Gb por una de 16 Gb de clase 10 fabricada en Corea. La clase se refiere a la velocidad de lectura y grabación, y 10 es la escala más alta (estas tarjetas tienen un valor muy superior a las normales de clase 4 ó 6). Por último, intentamos bajar un poco el precio, y aquí sí que es complicado, porque estos vendedores prefieren añadir regalos antes que bajar un poco el precio. Conseguimos rebajarle 100.000 won (60 eurillos menos) y todos contentos. Todo el proceso duró algo más de una hora, así que ya os podéis imaginar la paliza dialéctica que nos dimos mutuamente, hehe. Al final el precio total fue de 1.200.000 won (unos 770 eurazos), aunque ya digo que tras lo acaecido en Japón seguro que este precio ya no es válido.

Canon EOS 550D y pack completo de accesorios
Cámara y pack completo.

La cámara, por cierto, fue fabricada en febrero de 2011, apenas tres semanas antes de comprarla; y las baterías en diciembre de 2010, un poco antes porque no las fabrica Canon directamente. Este es un detalle que hay que vigilar, como comentaba un poco antes, para que no nos cuelen cámaras que han sido usadas con anterioridad.

Una vez probada la cámara, no puedo decir nada malo de ella. Funciona de maravilla y su manejo es muy intuitivo (de hecho el manual está sólo en coreano, aunque ya me bajé la versión española de internet). Las fotografías, que es lo importante, tienen una calidad estupenda que dejan a mi cámara anterior en una posición un poco vergonzosa. Ahora ya no hay excusa para no poner fotos buenas en el blog, hehe. Y que sea por muchos años, porque esta cámara, considerando lo que costó, tiene que durar mucho...

Y precisamente con un recuento de mis cámaras anteriores voy a cerrar este post. Primero mis dos cámaras digitales compactas previas: la Olympus µ750 que usaba hasta ahora, y la Sony DSC-P72 que compré hace ya 8 años. Ambas cumplieron sobradamente con su trabajo, y disfrutan ahora de un merecido descanso. Para que os hagáis una idea, con la Olympus saqué más de 12.000 fotos en 8 países diferentes, en menos de 4 años de uso.

Cámara Olympus u750
Olympus u750, la cámara a la que más partido le saqué.
Cámara Sony DSC-P72
Sony DSC-P72... Qué tiempos :)

De todas formas, esta Canon no es mi primera cámara réflex, porque hace más de 10 años, antes de la irrupción de la fotografía digital, ya hacía mis pinitos con una Minolta X370-S. Para esta cámara tenía dos objetivos: un 28-70 y un 75-300. Sin embargo, dado el precio de los carretes y revelados, no hacía demasiadas fotos con ella. ¡Qué gran invento la fotografía digital!

Cámara reflex analógica Minolta X-370S
Mi primera réflex chispas: una Minolta X-370S.

→ Enlace a la gama de cámaras réflex digital de Canon.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. oye si no es mucha molestia.. mas o menoes en cuanTo te salió... yo estoy buscando exactamente una reflex digital canon, me he enamorado de las EOS!!!. Y SON UNA MUY BUENA INVERSION

    ResponderEliminar
  2. me encantaria pillarme una camara asi *0* ...creo que otra cosa mas que tendre que sumar a mi lista de deseos :_D

    ResponderEliminar
  3. ¡Que suerte! Mi nivel financiero y tecnico no me ha dado mas que para una Canon 1000 , sencillita pero me sobra para lo que la quiero.La acabo de comprar hace menos de una semana y estoy contentísima asi que ya imagino tu alegria.

    ResponderEliminar
  4. @makkie He añadido el precio, aunque esto es como la bolsa, que sube y baja.

    @SraMontag La 1000D también es una cámara muy buena, que conste. Nosotros fuimos a por la 550D simplemente porque le tenía el ojo echado desde hacía bastante tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy interesado en comprarme 1 cámara para este verano poder sacar fotos guapas en corea, que estoy harto de las fotos con el móvil xD . ¿Alguna recomendación? me gustaría gastarme no mas de 400 euros ><

    He estado mirando la canon 1000D, no se si hay mejores opciones ahora pero se ajustaría bastante bien a mi precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las series 1000 de Canon son una opción económica muy buena. La diferencia con las series más avanzadas es que le faltan funciones y son un poco más lentas, pero si le pones una lente decente puedes sacar muy buenas fotos. Si va a ser tu primera DSLR te la recomiendo, porque creo que vas a quedar satisfecho. Y luego, cuando se te empiece a quedar corta, puedes plantearte comprar una algo mejor.

      Busca en la webs de electrónica, porque probablemente no te merezca la pena esperar a comprarla en Corea por la cantidad que te ahorrararías.

      Y bienvenido seas al blog... tus comentarios serán siempre bienvenidos ^_^

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)