miércoles, 27 de junio de 2012
6 comentarios

La Fontana di Trevi, lo más bonito de Roma

Roma es una ciudad fantástica para hacer turismo, de las mejores del mundo. Durante el viaje de una semana que hicimos hace ya unos años vimos muchas cosas interesantes, algunas de las cuales solo se pueden catalogar como fabulosas. Sin embargo, no hay ningún lugar del que me acuerde tanto como de la Fontana di Trevi, que para mí se convirtió en el punto central de la capital italiana.

Pasamos por esta bellísima fuente en innumerables ocasiones, unas veces para comprar helados en las muchas "gelaterias" situadas en la zona, y otras veces con el simple ánimo de pasear un rato disfrutando del ambiente. Lo extraño del tema es que, revisando las fotos del viaje, solo encuentro fotos nocturnas. La fuente es igual de hermosa de día, pero por alguna razón solo tomé fotos de noche. Es curioso.
Aunque en roma hay muchas fuentes de estilo barroco como la Fontana de Trevi, ésta es la mayor tanto en tamaño como en riqueza de detalles. Sin embargo, la espectacular fuente actual no es la original, sino que su historia se remonta al antiguo imperio romano.

En el año 19 A. de C. se encontró un manantial de agua muy cerca de la ciudad, construyéndose un viaducto que transportase el agua hasta el centro urbano. Este viaducto se remató con una estatua, tal como era costumbre en la época, y estuvo operativo durante más de 400 años. La destrucción de este y otros viaductos fue clave en la caída del imperio romano ante el asedio de los godos, porque ya por aquel entonces la ciudad no contaba con fuentes propias de agua potable.

En el renacimiento se puso de moda otra vez la costumbre de rematar los viaductos con bonitas fuentes, y así se hizo cuando el viaducto fue reparado en 1453. Sin embargo, esta fuente fue considerada demasiado simple, por lo que pronto se empezó a pensar en sustituirla por algo más acorde con la grandeza de Roma. Los trabajos de la fuente actual comenzaron en 1732 y terminaron en 1762, bajo los auspicios del papa Clemente XII y la dirección de Nicola Salvi. La estatua central del conjunto es un Neptuno de Pietro Bracci, que bien podría estar en un museo en vez de al aire libre.

Desde entonces la fuente no ha parado de ganar fama, apareciendo incluso en varias películas. También ha sido reproducida, con mejor o peor gusto, en muchos otros lugares (como en la misma Corea). La última restauración de la fuente data de 1998, cuando se limpió a fondo y se instaló un circuito cerrado de agua, para ayudar a la conservación de esta singular obra de arte.
Siempre hay gente alrededor de la fontana di Trevi, especialmente parejitas al atardecer.
A cualquier hora del día o de la noche que vayamos, la Fontana de Trevi estará llena de gente. La hora de mayor afluencia es el atardecer y las primeras horas de la noche, cuando todo el lugar está lleno de parejitas románticas. Y de eso se aprovechan muchas personas que rondan el lugar vendiendo rosas. Estas personas son bastante insistentes y pueden llegar a ser molestas, ya que colocan la rosa en las manos de la chica, esperando que el chico no tenga el valor de decir "no" y afloje el dinero. Si pensamos estar un tiempo en el lugar lo mejor es comprar una rosa al primero, regateando algo para desinflar el precio, ya que así nadie intentará vender una segunda flor. Merece la pena soltar un par de euros para tener esa tranquilidad el resto de la velada.

Cuando estuve en Roma cumplí con la tradición según la cual quienes tiran una moneda a la fuente aseguran su regreso al lugar (habiendo incluso quien dice que la moneda debe tirarse con la mano derecha y sobre el hombro izquierdo, estando de espaldas la fuente). Quizá fue aquí donde nación la costumbre universal de arrojar monedas al agua, que llenan de dinero las fuentes de cualquier ciudad turística del mundo. De todas formas, no creo que haya ninguna que recaude tanto como la Fontana de Trevi, ya que se estima que cada día se arrojan a ella unos 3.000 euros. Por si os pica la curiosidad ya os hago yo la cuenta: cada año se tiran a la fuente más de un millón de euros. Impresionante, ¿verdad?
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Ah que recuerdos!!! Yo fui ya hace 10 años (eso creo O.O) con el instituto y tiré mi monedita, pero aún no he tenido oportunidad de volver.

    La Fontana de Trevi es impresionante, y me pasó lo mismo que a ti jeje aunque la vi de día y de noche, solo tengo fotos nocturnas :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menudos viajes que os dais con el instituto las nuevas generaciones! En mis tiempo no salíamos de Galicia, y dando las gracias si salíamos de la provincia!

      Eliminar
  2. Yo he estado dos veces en Roma y ambas he visitado la Fontana en varias ocasiones. Es muy turística, pero te deja sin habla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, la afluencia masiva de turistas está justificada :)

      Eliminar
  3. Es demasiado hermosa, me encantaría poder visitarla algún día. Es hermosa y tiene una iluminación muy romántica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, quizá sea el punto más romántico de Roma.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)