lunes, 11 de junio de 2012
0 comentarios

The Spire, el pincho de Dublín

Dublín es una ciudad muy atractiva para el turista y el residente temporal, pero adolece de un defecto: la ausencia de un icono universal. Es cierto que en la capital de Irlanda hay varios monumentos y lugares dignos de mención, como el Trinity College o las Catedrales de San Patricio y de la Santísima Trinidad, aparte del siempre entretenido Temple Bar. Sin embargo, ninguna de estas atracciones sirve como símbolo de la ciudad.

Es probable que esta idea rondase la cabeza de los políticos irlandeses a finales de los años 90, cuando decidieron construir en el centro de la ciudad un gran monumento que mostrase al mundo la modernidad y grandeza de Irlanda. Así, en 1999 se decidió rehabilitar la Calle O'Connell colocando una estatua lo más grande posible. Lo que no tenían muy claro es qué hacer, así que al final terminaron construyendo una gran columna de metal que llamaron "Monumento de la luz", pero que es más conocido como "The Spire". Este gran cono cuenta con 120 metros de altura, lo cual le vale para ser reconocido como el monumento público más alto del mundo, y tiene un diámetro de 3 metros en la base y 15 centímetros en lo alto. La obra está dividida en 6 secciones, y su construcción duró apenas un mes, del 18 de diciembre de 2002 al 21 de enero de 2004.



El sitio donde se eleva este "gran pincho" no es casual, ya que es el mismo lugar donde antes estaba la Columna de Nelson que destruyó una bomba del IRA en 1966. Ahora la Calle O'Connell del centro de Dublín es una de las avenidas principales de la capital, y un lugar muy turístico. De hecho, todas las ciudades de Irlanda tienen una calle O'Connell en el centro urbano, que suele ser la calle principal de la ciudad. La Calle O'Connell de Dublín destaca además por su reinvindicación de la emancipación irlandesa, ya que cuenta con varios monumentos dedicados a la independencia y sus héroes, entre los que por supuesto está el propio Daniel O'Connell.


Las estatua situada más cerca del Spire representa a Jim Larkin (1874-1947), uno de los padres de la patria irlandesa. En esta estatua está inscrita una de sus frases célebres: "The great appear great because we are on our knees: let us rise" (Los grandes parecen grandes porque estamos de rodillas: alcémonos). Me ha parecido muy curiosa esta frase, pronunciada hace más de un siglo, porque no podría estar más de actualidad en estos tiempos en que las naciones son guiadas por los intereses de unos pocos, que solo parecen tener en cuenta la defensa del capital. Qué falta hace hoy en día alguien que se levante y diga: ¡alcémonos!

COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
No hay comentarios

Comentar es gratis y aumenta karma ;)