lunes, 13 de agosto de 2012
17 comentarios

La polémica entre Corea y Japón llega a Londres 2012

El pasado viernes Corea venció a Japón en la lucha por la medalla de bronce de fútbol en los JJ.OO. de Londres 2012, consiguiendo la primera medalla para el fútbol asiático. En medio de la celebración por el triunfo, el futbolista Park Jong-woo se acercó al público, recogió una pancarta que tenía escrito en coreano 독도는 우리 땅 (Dokdo es nuestra tierra) y la lució por el campo. Y se armó el belén.
Tengo ganas de hacer lo mismo poniendo "소니아는 우리 딸" (Sonia es nuestra hija) :D
En los Juegos Olímpicos está prohibido mostrar mensajes políticos, y la pancarta mostrada por Park es un mensaje político, ya que Dokdo son unas islas coreanas que Japón reclama como suyas. El futbolista se dejó llevar por la euforia, y no midió las consecuencias de su acción. Por lo de pronto, no asistió la entrega de medallas y fue a apartado del recibimiento del equipo a su llegada a Corea. Está por ver si finalmente recibe la medalla de bronce que se ganó en el campo (si se le retirase, sería la primera vez que un deportista pierde una medalla olímpica por motivos políticos). Incluso, Corea se está pensando si privarle de la exención del servicio militar como al resto de medallistas.

En mi opinión fue un acto no premeditado, fruto de la euforia del momento. El comité olímpico japonés no ha presentado una queja formal, por lo que Park conservará su medalla y no tendrá que hacer la mili. Espero que todo sea cuestión de que las aguas vuelvan a su cauce en unos días.
Uniforme de los gimnastas de Japón, con las rayitas de la discordia.
Sin embargo, esta pequeña polémica ha servido para comprobar como las relaciones entre Corea y Japón siguen tensas. En cuanto se conoció el castigo a Park, varios blogueros coreanos hicieron notar que el uniforme del equipo de gimnasia de Japón se parece sospechosamente a la bandera imperialista que usaba Japón antes de su derrota en la segunda guerra mundial, y que en Asia es tan mal vista como la esvástica nazi en Europa. Nuevamente, pienso que no es más que una casualidad, y que no merece la pena crear una polémica con el tema.

De todas formas, es curioso cómo el tema de Dokdo resurge de vez en cuando. En esta ocasión por la imprudencia de un futbolista, cuando los ánimos aún estaban caldeados por el viaje del presidente coreano Lee Myung-bak a Dokdo hace apenas unos días (primera vez que un presidente visita estos islotes), y que no ha sentado nada bien en Japón.
Lee Myung-bak poniendo una pica en Dokdo.

Es una pena que estos problemas empañen el cierre de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que tan exitosos han sido para Corea, con sus 13 medallas de oro y quinta plaza en el medallero global. Eso y un romance, ya que una de las noticias más sorprendentes fue conocer el noviazgo entre Oh Jin-hyek y Ki Bobae, medallistas de oro en tiro con arco masculino y femenino, respectivamente. Sin duda, todo un flechazo ;)

En mi opinión, en estos juegos brillaron tres nombres propios. Primero, por encima de todos, Michael Phelps y sus 22 medallas repartidas entre Atenas, Beijing y Londres. Se pensaba que en Londres no conseguiría estar a la altura, pero ahí están sus 4 oros y dos platas. Es menos que en Atenas o Londres, vale, pero aún así es más de lo que consiguieron la mayoría de países. Lo de este nadador es irrepetible, y no creo que veamos nada parecido ni en 100 años.
Michael Phelps, superlativo.
Usain Bolt, espectacular.
David Rudisha, dominador.
El otro gran nombre propio fue Usain Bolt, claro. Sus marcas también serán difíciles de repetir, ya que ha hecho triplete de velocidad (100, 200 y 4x100) en dos olimpiadas consecutivas. Yo tuve la oportunidad de verlo en directo en la primera serie del Campeonato de Atletismo de Daegu 2011, y puedo dar fe de que es un corredor espectacular en todos los sentidos.

El tercer nombre propio que destacaría yo es David Rudisha, oro en 800 metros con récord del mundo incluido. Ya sé que los 800 es una carrera muy poco mediática, pero lo que hizo este keniano, tirando desde el principio en solitario y sin liebres, hasta descolgar a todos sus rivales, es increíble. Los 800 metros son una distancia donde ya se juega con la táctica, pero él la corrió como si fuera un 400, haciendo un puro sprint. Impresionante.

Por cierto, voy a añadir un nombre español a la lista, y es que mi vecino David Cal ganó su quinta medalla olímpica y se convirtió en el español con más preseas, y también en el piragüista con más metales olímpicos. David es un gran deportista, muy poco mediático pero muy trabajador y sacrificado. Lo suyo tiene mucho mérito, y me alegra especialmente porque ya digo que es mi vecino :)

Y qué decir del baloncesto. En un lado, un equipo con lo mejorcito de la galaxia NBA tomándose las cosas muy en serio. En el otro lado, el resto. Y entre "la plebe" tuvo que pelear mucho la selección española, sudando en el barro para conseguir el honor de jugar la final contra los extraterrestres. Ciertamente en estas olimpiadas vimos al peor equipo español de los últimos años, pero lo compensaron todo con una final apoteósica, jugada de frente con un equipo inalcanzable. Durante casi todo el partido pareció que España era capaz de dar la campanada, pero unos errores en el último cuarto permitieron que los americanos abrieran una pequeña brecha que ya fue inalcanzable. Pena de no haber podido cerrar mejor el rebote defensivo, y de que Navarro acusase el desgaste al final. Felicidades al equipazo USA por el oro, y gracias a España por la plata más dorada de la historia olímpica.
No es plata, es oro blanco. [¡Con otro chándal ganábamos seguro!]
Y me dejo para el final los comentarios sobre las ceremonias de apertura y clausura, que me tocaron la fibra sensible por la utilización de la música. Ya sabéis que a mí me gusta la música de calidad, y que soy muy fan de todos esos grupos británicos de los años 60 y 70; por eso siempre es un gustazo ver cómo su música eterna se utiliza en un gran evento como este.

Al final me he liado como siempre, empezando con política coreana y terminando con un resumen personal de las olimpiadas. Espero no haber escrito demasiado, pero es que quería plasmar mis sensaciones para que me sirva como recuerdo de lo que fue Londres 2012. No olvides dejar tu opinión con un comentario :)
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Un uniforme no es un mensaje político. En cualquier caso, estético.
    Ese cartel del futbolista, no se lo enseñó a los coreanos del estadio, sino a las gradas donde estaban los japoneses.
    Me imagino qué dirían los británicos si reclamáramos Gibraltar en las Olimpiadas o si los Chinos hicieran los propio, o los japoneses, o los argentinos, etc.
    No pongo en duda la titularidad de Dokdo, pero sí el método de ese insensato, "planificado o no". Vista la prensa y el color que lleva este 15 de agosto, día de la Independencia en muchos países asiáticos, no sólo Corea, estoy convencido de que se ha convertido en el lema del 2012.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces estamos de acuerdo. Yo también pienso que no debió haber hecho lo que hizo, porque no era el momento ni el lugar, y desde luego no las formas. Sin embargo, hay que verlo como un chico de 23 años que se deja llevar por la euforia al conseguir su primera medalla, la cual lo libra de cumplir dos años en el servicio militar. Por eso, castigo sí (que ya lo tuvo) pero crucifixión no (no creo que sea motivo para privarlo definitivamente de la medalla que se ganó en el campo).

      Eliminar
    2. "¿Crucifixión?" ¿Quién ha pedido eso?
      ¿Un chico de 23 años? ¿Y cuántos tiene que cumplir para crecer?
      ¿Dejarse llevar por la euforia? En esos momentos de euforia, ¿lo primero que le vino a la mente fue Dokdo?

      Creo que esta bitácora debería ser más crítica.
      Ser crítico también es ser coreano, aunque algunos no lo entiendan.

      "Ayuda a mejorar tu país señalando lo que no funciona"
      Los españoles, tan dados a la crítica nacional, nos convertimos en "won" más que en "euro" una vez salimos fuera.

      Lamentablemente.

      Como he dicho en Twitter, ya no volveré a hablar de este tema en esta bitácora ni con nadie que defienda las tesis del Gobierno coreano, que son las del KTO.

      Hay posibilidades de mejorar y de crear una comunidad de internautas con diferentes opiniones.
      Esto se parece más a un credo.

      Dimito.

      Eliminar
    3. Hombre, que me acuses de ser demasiado pro-coreano, cuando en este blog me llevo bastantes palos precisamente por lo contrario... Muchas veces he criticado cosas de Corea, y lo seguiré haciendo, porque un blog es un espacio de opinión personal. En este post también dejo claro que lo que hizo Park Jong-woo no es correcto, y que merece un castigo. Aunque después añada que, una vez asumido el error, no me parece suficiente como para montar un escándalo internacional.

      Al respecto de Dokdo, está claro que el gobierno surcoreano sobrerreacciona, como consecuencia de un intento de Japón por crear una polémica inexistente. En las relaciones Corea-Japón la sensibilidad está a flor de piel, porque hay unos hechos históricos aún demasiado recientes. Por eso, ambos países deberían ser más cuidadosos e intentar que las relaciones se normalicen, en vez de crear problemas estériles que no benefician a nadie excepto a ciertos grupos ultra-nacionalistas (en ambos bandos).

      Yo seguiré hablando de Corea, de lo bueno y de lo malo, y aportando mi opinión personal para quien le interese. Eso sí, en caso de duda siempre apoyaré a Corea; pero esto es lógico, ya que tengo familia coreana y este es el país en el que vivo.

      Eliminar
  2. Hace tiempo que Japón viene recuperando la bandera imperialista para según que actos oficiales nacionales, por eso yo no lo veo tan casual, sino inadecuado. La bandera imperialista no es comparable a la nazi porque una representa una nación y la otra un pensamiento, por eso veo lógico que en Japón la quieran recuperar, pero dentro de unos límites. Sabiendo el odio que despierta esa bandera entre sus países vecinos, no sólo en Corea, se debería tener más sensibilidad a la hora de mostrarla en actos internacionales. Por eso creo que algo intencionado es, hay una supervisión del diseño, no pueden decir que es una casualidad... de hecho, me parece más grave lo del chándal que el impulso del jugador coreano, justamente por eso, por la premeditación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bandera imperialista de Japón es más bonita que la actual, las cosas como son. El problema es que sigue estando asociada a un episodio histórico que aún duele mucho en varios países asiáticos. Por eso, creo que deberían esperar bastantes años más antes de recuperarla. Al menos, un par de generaciones completas, para que nadie pueda recordar lo sucedido de primera mano o porque se lo haya contado directamente algún familiar que fue víctima.

      Eliminar
    2. ¿Es "más bonita"?
      No estamos hablando de una bandera que nunca apareció en estos Juegos Olímpicos, sino de un cartel que un insensato sacó cuando no debía haberlo hecho. Castigo y punto.
      Enamorados o no... ¡Por Dios!

      Eliminar
    3. Estamos teniendo un mal dia?? Este foro es demasiado agradable como para ponernos tan intensos con las opiniones :-)

      Eliminar
    4. Pues yo no sé para que hacen tanto lío por un chico que en su euforia por ganar tomó un cartel señalando Dokdo, por favor! a los políticos no les interesa eso, la mayor parte del mundo no sabe ni que es Dokdo, problema entre naciones y POLITICOS nada más. Que la gente y sus deportistas hagan lo que quieran!! me encanta como gente se "clava" demasiado en estos temas, cuando a quien ésto concierne estoy segura al futbolista este ni le echan un ojo ni dan un centavo por él. Tranquilos y sean más objetivos.

      Eliminar
  3. Añadir que soy una enamorada de Japón y estoy ligada sentimentalmente a Corea, por eso intento ver las cosas de la manera más objetiva posible, tanto que ayer me costó una discusión por no posicionarme totalmente con Corea xDD

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con lo de, con otro chándal ganábamos seguro xD

    Una pena el último cuarto que fue desastroso. Tardamos mucho en meter la primera canasta y llevábamos 4 puntos en los primeros 5 minutos de éste. Algo que no te puedes permitir contra Kobe y compañía. Además, Durant terrible en el triple.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue una pena, porque España estuvo a un nivel excelente en los tres primeros cuartos. Si les hubiésemos aguantado con el marcador igualado hasta los últimos minutos, quizá les habrían entrado dudas y podíamos aprovecharlo. De todas formas es algo normal, porque contra esos monstruos no se puede tener ni un minuto de flaqueza, que lo aprovechan y te meten 10 de ventaja en un plis.

      Y que conste que lo de USA es digno de admirar también, porque se dejaron de chorradas y juntaron a los mejores jugadores NBA del momento (con pocas ausencias), prepararon el torneo en serio y jugaron como equipo. También fue bonito ver a jugadores como Kobe y Lebron (quién lo diría) sacrificándose por el equipo. Por eso creo que son justos vencedores, aunque me duela ver como esta fantástica generación de baloncestistas españoles se va a retirar sin un oro olímpico.

      Me quedo con lo más positivo: fue un partidazo, uno de los mejores que he visto nunca :)

      Eliminar
  5. Otro que opina igual que tu Felipe, gracias a España por esa plata tan dorada. La verdad que fue un partido impresionante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decir impresionante es quedarse cortos. Me alegra saber que a ti también te gusta el baloncesto :)

      Eliminar
  6. Pues no me creo eso que yo sepa una pancarta de nose hace en unos segundos el ya lo había planeado si ganaban

    ResponderEliminar
  7. No hables de lo que no sabes esa bandera representa el imperialismo, seguro que si tu los asesinados hubiesen sido tus abuelos callarias mas, hay temas que son mejor no tratar asi e igual que la esvastica representa el nazismo, esa bandera representa el imperialismo que mato a millones de personas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los problemas que hay aquí es que la esvástica es reconocida como símbolo del nazismo en todo el mundo, mientras que la bandera imperialista japonesa solo es reconocida como tal en Asia. En el resto del mundo la mayoría de la gente la asocia con Japón o directamente con el manga, y no son muchos los que conocen el fuerte simbolismo negativo que arrastra en gran parte del continente asiático.

      Es decir, incluso aunque Japón decidiera no usarla nunca más en ningún diseño, seguiría apareciendo en libros y carteles occidentales que hagan referencia a Japón.

      Tal como se dice más arriba, es un tema de sensibilidad. Japón debería tener un poco más de cuidado con sus diseños, pero parece que el gobierno actual está empeñado en provocar. Por otra parte, Corea a veces peca de hipersensibilidad en estos temas. Entre unos y otros, tenemos polémica para años, por desgracia.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)