viernes, 16 de noviembre de 2012
6 comentarios

Las islas Tokelau se convierten en el primer territorio con electricidad 100% solar


Hace unos días leía una noticia que me causó una grata sorpresa: ya hay en el mundo un territorio cuya energía eléctrica depende exclusivamente de paneles fotovoltaicos. Esto no significa que dejen de consumir combustibles fósiles para otros usos (cocinar, calentar agua, etc.), pero me parece un hito lo suficientemente importante como para dedicarle unas líneas.

Tokelau es un pequeño archipiélago consistente en tres atolones y 125 islotes distribuidos en un área de 10 km² en el océano Pacífico, relativamente cerca de Nueva Zelanda (país del que dependen administrativamente). Su población no llega a los 1.500 habitantes, pero eso no fue obstáculo para que tomasen la decisión de lanzar un mensaje al mundo: "no debemos dejar de luchar contra el cambio climático". Y es que ningún punto de Tokelau supera los 2 metros de altura sobre el nivel del mar, por lo cual todo el territorio podría desaparecer debido a una subida del nivel de los océanos causada por el calentamiento global.

Antes de la instalación de los 4.000 paneles solares del proyecto, Tokelau consumía 2.000 barriles de petróleo anuales (con un coste aproximado de un millón de dólares). La instalación de los paneles y las baterías (para cuando no hay sol) costó siete millones de dólares. Dado que en teoría los equipos no necesitarán mantenimiento durante los primeros 20 años, el proyecto se amortizará en apenas siete años. Si los números que se han hecho públicos son reales, está claro que es una decisión acertada.

Aún así, no hay que olvidar los puntos negativos. En unas islas de reducidas dimensiones, la instalación de 4.000 paneles solares ha debido ocupar un alto porcentaje de la superficie total. Para tener electricidad verde, ahora hay en la isla menos árboles. Es decir, se han sustituido árboles por máquinas para favorecer el medio ambiente. Curioso.

En cualquier caso, me parece un proyecto muy positivo, que además encaja con las características de una red eléctrica moderna: generación distribuida, alta participación de las fuentes renovables en la generación, redes inteligentes, y almacenamiento de energía. Todo lo contrario que el aberrante proyecto Desertec, que pretende que pasemos de depender de la producción de petróleo en países inestables a depender de la generación eléctrica en esos mismos países. Que la idea de una gran fuente de energía solar no nos ciegue los ojos, lo que verdaderamente se necesita es pasar de un modelo de generación centralizada a un modelo de generación distribuida.

Y mientras todo esto sucede, España sigue retirando las primas a las energías renovables que en pocos años hicieron de nuestro país uno de los líderes mundiales en uno de los sectores industriales con más futuro. Está claro que la burbuja fotovoltaica se fue de las manos, pero tampoco era necesario cortar el grifo de la manera que se ha hecho. ¿Cuándo volverá España a tener la oportunidad de ser líder en algo útil?

Una nota final. Aunque Tokelau es un territorio remoto y casi despoblado, yo ya sabía de su existencia desde hace más de 10 años. Cuando creé mi primera página web (en la prehistoria de internet), quise ponerle un dominio. Rebuscando por internet me encontré con una página que ofrecía dominios .tk gratuitos. Este dominio .tk se corresponde a Tokelau. Como en las islas el uso de internet es mínimo, alguien decidió ofrecer su dominio de forma gratuita, como una forma de darse a conocer al mundo. También ofrecen planes de pago y, ojo al dato, la venta de estos dominios supone un 17% del producto interior bruto de Tokelau.

Ahora hace mucho de aquella primera web que yace abandonada en algún servidor desconocido, y dejé de utilizar sus dominios .tk debido a un par de "problemas técnicos". En este blog estoy muy contento con mi dominio .com, pero no puedo olvidarme de aquella primera vez que escuché hablar de Tokelau. Pioneros en el internet de hace 10 años y pioneros en el sector de las energías renovables ahora, con menos de 1.500 habitantes. Tokelau, el territorio con más pioneros por metro cuadrado del mundo.

→ La noticia original la leí en Energía Diario.
→ Si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes tuitearlo o compartirlo en Facebook :)
  1. Ja, mi novio es desarrollador web y usa muchos .tk cuando hace páginas nuevas, pero no sabía que el dominio pertenecía a Tokelau. Ahora se siente orgulloso de colaborar. :) Por cierto que él comentaba que habría sido bueno poner en el mar los paneles, pero vaya que hubiera sido mucho más caro.

    Sí que es una grata noticia, aunque supongo que no todos pensarán así. No quiero especificar, pero suena a que falta una eternidad para que otros territorios se decidan a emplear otros tipos de energía como ésta... o algo así. Las gentes de Tokelau son pioneras tipo Robinson Crusoe. :D

    Espero que los paneles solares no les quiten territorio para andar por ahí. xD Me pregunto si las islas tienen mucho turismo. Al parecer Nueva Zelanda es muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los paneles flotantes son efectivamente mucho más caros, y no está justificado para unas instalaciones tan pequeñas como las de estas islas. Además no aportan ninguna ventaja adicional que justifique el sobreprecio. En el caso de los molinos eólicos sí tiene la gran ventaja de que las corrientes de viento en el mar son mucho más fuertes y estables que en las montañas, y por eso es una inversión que merece la pena.

      Y sobre lo de hacer turismo en Tokelau, tengo entendido que es uno de los territorios más inaccesibles del mundo. Creo que ni siquiera hay rutas regulares de pasajeros, y que la única forma de llegar a estas islitas es en uno de los esporádicos barcos de mercancías que les suministran víveres. Eso sí, este lugar debe ser algo así como el paraíso terrenal :D

      Eliminar
  2. En lugares donde el sol está presente casi todo el año deberíamos implementar estos sistemas, ahora que no se yo si realmente sean rentables, porque mira los coches hibridos, salen mas caros que el copón y la inversiòn no se recupera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gasto extra de comprar un coche híbrido sí se puede recuperar, siempre que se hagan bastantes kilómetros al año. Haciendo trayecto de un par de kilómetros no merece la pena, pero para quienes hacen 30.000 km al año seguro que les compensa. Además, está la satisfacción de estar haciendo algo por el bien común ;)

      Eliminar
  3. Curioso el dato que comentas que para instalar los paneles hayan tenido que desalojar algunos árboles, pero todo sea en beneficio y eso se convierta en un buen ahorro energético y aprovechamiento.

    Lástima que España quite apoyo a las renovables habiendo sido pioneros en energía solar y eólica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de España sí que es triste, porque es muy difícil para un país como el nuestro lograr una posición puntera en una nueva tecnología con mucho futuro como la generación mediante energías renovables.

      La industria eólica ha perdido mucho (Gamesa, por ejemplo) y la fotovoltaica está al borde del colapso. Por suerte aún seguimos siendo líderes en termosolar, aunque habrá que ver por cuánto tiempo.

      Luego nos quejamos de que en España no hay tejido industrial ni empresas que innoven, pero cuando las tenemos no las ayudamos.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)