lunes, 4 de febrero de 2013
4 comentarios

Portugal, el vecino familiar

Bandera de Portugal
Para un gallego como yo, ir a Portugal no es difícil. De hecho, es más fácil que ir a muchos lugares de España. Al ir a Portugal no parece que se haya salido de España, ni siquiera de Galicia. Es cierto que el idioma es distinto, pero a los gallegos no nos resulta muy complicado entender el portugués (siempre y cuando nos lo hablen despacio). Hablarlo bien ya es otro tema, porque no es tan fácil el portugués como lo pintan.

Yo nunca sentí una gran atracción por Portugal, las cosas como son, aunque sea el primer país extranjero que visité. Cuando era niño, fui alguna vez a Fortaleza y Valença, que es como no salir de Galicia. La tradición popular cuenta que en Fortaleza se compran toallas y muebles a muy buen precio. Lo de los muebles tiene su truco, porque son hechos con madera verde, que es más fácil de trabajar. Pero claro, al cabo de unos años, conforme la madera se va secando, el mueble se va retorciendo y pasa de estilo clásico a estilo post-modernista. En esta época de globalización lo de las toallas tampoco tiene sirve como excusa. Y tanto, como que ahora los portugueses van a comprarlas al Corte Inglés de Vigo.

Pasaron varios años hasta que volví a pisar suelo portugués. Lo hice cuando vivía en Santiago, con sendas excursiones a Oporto y Lisboa. Bueno, y las veces que usé el aeropuerto de Oporto, que se está comiendo a bocados a esa tricefalia aeroportuaria que los alcaldes gallegos se empeñan en mantener contra toda lógica. ¡Ah! Y que no se me olviden un par de viajes de trabajo a Viseu.
Centro histórico de Oporto (Portugal)
Centro histórico de Oporto.
Oporto es una ciudad preciosa con un clima muy agradable. Aunque es la segunda mayor ciudad de Portugal, no es muy grande (unos 230.000 habitantes). Curiosamente, lo que más recuerdo de Oporto fue un espectacular arroz caldoso que nos tomamos en un pequeño restaurante cerca del río. Pero, por supuesto, la ciudad tiene muchas más cosas que ofrecer al visitante. Lo mejor es el casco histórico, y los múltiples puentes sobre el río Duero.
Puente 25 de Abril, de Lisboa (Portugal)
Puente 25 de Abril, de Lisboa.
Lisboa es una ciudad espectacular, que sin duda merece la pena visitar. Ya lo dice el refrán: "Quem não foi a Lisboa não viu coisa boa" (quien no fue a Lisboa no vio cosa buena). En Lisboa viven algo más de medio millón de personas, pero tiene aspecto de ser una ciudad mayor. Esto es debido a los muchos monumentos que recuerdan el glorioso pasado del Imperio Portugués, y la imponente Avenida da Liberdade que divide la ciudad en dos partes. El centro histórico también es muy bonito, igual que el Puente 25 de Abril.

Algo que me llamó mucho la atención, tanto en Oporto como en Lisboa, fueron los barrios de casas abandonadas. En todas las ciudades hay zonas pobres y descuidadas, pero encontrarse calles enteras con edificios semiderruidos es algo que no me esperaba en una gran ciudad de un país como Portugal. Dan una cierta sensación de decadencia que empaña algo la impresión general de ambas ciudades, que es muy grata.
Plaza del Comercio, en Lisboa (Portugal)
Plaza del Comercio, en Lisboa.

Ahora que vivo en Asia me arrepiento de no haber dedicado más tiempo a explorar ese país vecino que es Portugal. La excusa de que es muy parecido a Galicia ya no me parece válida, porque he aprendido que muchas veces las mayores diferencias están en los detalles.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Interesantes reflexiones amigo. Lo cierto es que Portugal es un país muy interesante con muchas cosas por descubrir y con una gente muy amable. Lisboa es una de las ciudades más maravillosas que he conocido. Pero también deberías descubrir el resto de España, por ejemplo el sur por la zona de Cadiz, el Levante en el este o la zona de los Pirineos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que razon tienes!! Yo soy de Salamanca y por tener Portugal al lado no le hice ni caso. Bueno, lo del viajecito a comprar toallas y demas, pero no mucho turismo. Ahora que vivo en Estados Unidos desde hace 13 años, me acuerdo de que tenia que haber explorado mas el territorio vecino.

    Eva

    ResponderEliminar
  3. Queda claro que muchas veces obviamos lo que tenemos más cercano y accesible, y nos empeñamos en viajar lejos cuando también hay lugares muy interesantes la lado de casa.

    Gracias por vuestros comentarios :)

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)