jueves, 25 de julio de 2013
4 comentarios

Visita a la Expo de Jardines de la Bahía Suncheon

Turistas con las mascotas de la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman

Cuando dije que había pasado un par de días en Suncheon ya avisaba que el motivo principal había sido la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman. La diferencia con la escapada del año pasado es que, mientras la Expo Mundial de Yeosu fue bastante interesante, la Expo de Jardinería es bastante aburrida. No dudo que sea el paraíso terrenal para todas esas ajummas con tantas flores en casa como estampadas en la camisa, pero a mí me quedó la sensación de haber perdido la tarde.

Nota política (leer con precaución). Para explicar esta exposición habría que remontarse a unos años atrás, cuando se traspasaron competencias a las regiones para organizar sus propios eventos. Jeollanam-do, una provincia del sudoeste de Corea bastante menos desarrollada que otras partes del país, decidió tirar la casa por la ventana y ponerse en el mapa internacional a golpe de titular. Con la ayuda del presidente Roh Moo-hyun del partido Uridang (actual Minjudang), cuyo granero de votos está precisamente en esta región, se establecieron tres grandes eventos: el GP de Fórmula 1 desde 2010, la Expo de Yeosu en 2012, y esta Expo de Jardines en 2013. Cabría discutir la idoneidad de situar la sede de estos tres grandes eventos internacionales en la zona más inaccesible de Corea (más de 3 horas en KTX desde Seúl, pocos hoteles y una infraestructura de transportes subdesarrollada), pero lo dejaremos para otra ocasión. En cualquier caso, los tres eventos sufren un mismo problema: muchos visitantes coreanos, pero pocos extranjeros. Por algo será.

Pabellón de jardines interiores de la Expo de Suncheonman

Pero dejemos la política y centrémonos en las flores. El recinto de la Expo de Jardines está cerca de la Bahía Suncheonman, aunque no lo suficiente como para ir caminando. Es una gran extensión de 1.5 millones de metros cuadrados, con varios pabellones y muchos jardines agrupados por país o tema. La entrada cuesta 16.000 won por 1 día o 24.000 won por dos día, con diversos descuentos según edad o lugar de residencia. Hay lugares donde comer y beber, aunque no de gran calidad.

Coreana posando ante un jardín
Una señora coreana posando para otro fotógrafo.
Jardín interior con un coche antiguo rosa
Jardín con un coche vintage de color rosa.

Entre las atracciones que visitamos está el pabellón de jardines interiores, con pequeños jardines de múltiples países. Una de las cosas que me llamó la atención fue una maqueta que afirma que los primeros invernaderos del mundo fueron creados en Corea. All glory to the hypnotoad!

El primer invernadero del mundo es coreano
El primer invernadero de la historia del mundo mundial.
Jardín con residuos reciclados al estilo coreano
Flores con latas en el medio.

Justo al lado hay un pabellón para profesionales que no visitamos (lleno de rastrillos y azadones, supongo) y un pabellón bastante interesante que muestra novedosas formas de cultivo en interior. Básicamente intentaba demostrar que se pueden cultivar lechugas y pimientos en estanterías con un mínimo de tierra, usando luz artificial y sistemas automáticos de riego. Me pareció interesante porque da pie a formas de cultivo mucho más eficientes que las actuales, y que no tienen por qué ser menos saludables.

Pabellón de cultivos interiores en la Expo de Suncheonman
El pabellón de la tecnología, lo más interesante de la Expo (para mí).
Pabellón del cultivos interiores en la Expo de Jardines
Cultivando gochus cibernéticos, tan picantes como lo de pueblo.
Peces en un jardín de la Expo de Jardines de la Bahía de Suncheon
Peces saltarines de la Bahía Suncheonman, a escala gigante.

Un poco más allá había una muestra de pequeños jardines elaborados por escolares usando residuos reciclados, todo muy 'cute'. La zona de bonsáis también tiene su atractivo, y al lado está el estanque artificial que refresca un poco y sirve de criadero para los mosquitos de toda la región.

Estanque de la Exposición de Jardines de la Bahía Suncheonman
El estanque, con sus islitas y sus muellecitos.
Bonsáis en la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman
Colección de bonsáis de tamaño medio.

Ahí se terminó la Expo para mí. No había más tiempo y no pude ver los jardines internacionales (me quedó cierta pena porque había uno español y tenía curiosidad por saber cómo era). El único jardín internacional que vi fue el chino, que decían era el más grande. Entramos por una puerta, vimos una figura blanca sobre un poco de césped, cruzamos una puerta que pensamos nos llevaría al jardín... y resultó ser la puerta de salida. Pues no era tan grande como decían.

Jardín chino en la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman
Esto es el grandioso jardín chino, y no hay más.
Monjes budistas cruzando el puente del hangeul
Monjes cruzando el puente del hangeul y los deseos infantiles de Corea.
Flores en la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman
Flores, árboles y agua. Un buen jardín no necesita más.

Lo último que hicimos fue cruzar un puente decorado con letras del hangeul y plaquitas con los deseos de los escolares de la región. Se suponía que regresaríamos por la noche para ver algunos eventos, pero tras la cena la gente no estaba por la labor y a las 8 ya estábamos en el hotel. Tras comprobar que Suncheon tiene menos vida que ese pueblo de Bonanza, a las 9 ya estaba durmiendo como un niño pequeño. Once horas del tirón, y qué bien me sentaron.

Molinillos en la Expo de Jardines de la Bahía Suncheonman
Molinillos 'cute' al viento.

Por cierto, dos preguntas. ¿Por qué en todos los eventos que se celebran en Corea hay turcos vendiendo helado turco? ¿Qué relación tienen los indígenas americanos con una expo de jardines en Corea?

Vendiendo helados turcos en Corea
Los grasientos helados turcos, un clásico coreano de los últimos años.
Actuación de indios en Corea
Actuación musical india en la Expo. Bastante fuera de lugar.

La Expo abrió sus puertas el 20 de abril y se termina el 20 de octubre de 2013. Es probable que después las instalaciones continúen abiertas, tal como sucede con la Expo de Yeosu, aunque no lo sé. Si te gustan las flores, o tienes intereses profesionales en el sector, te recomiendo visitarla. Si no, no te molestes.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Del mundo mundial? Diablos!!
    Todo muy colorido y bonito!

    Me trae mucha curiosidad como se verían los demás jardines internacionales y si habría habido uno de Perú?

    Creo que tendré que vivir con esa terrible duda toda mi vida :D

    Nunca probé un helado turco, pero bueno, un helado es un helado aquí y pues allá, no creería si me dices que no te compraste uno en la feria.
    respondereliminar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los helados turcos son muy grasientos y tardan muchísimo en derretirse. Realmente no parecen helados sino una especie de pasta. Los probé hace tiempo y no me gustaron, y en la feria no piqué otra vez.

      Eliminar
  2. Uffff... qué coñazo. Sí, las flores son monísimas durante cinco minutos... y ya. El alcalde de Lugo me tiene saturada de flores, jardines y la madre que lo p***.

    El jardín chino es muy...particular (iba a decir cutre), pero bueno, aunque te haya parecido aburrido te ha dado para una entrada, así que no te quejes jajaja

    Un besote, Felipe!

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)