lunes, 5 de agosto de 2013
12 comentarios

MARCO, el Museo de "Arte" Contemporáneo de Vigo (el continente mucho mejor que el contenido)

Museo de Arte Contemporáneo de Vigo

Hace un siglo y medio, alguien decidió que Vigo necesitaba una cárcel pública. En 1880 el edificio ya estaba construido, y no solo era una cárcel sino también juzgado, calabozo y albergue para los guardianes. Aproximadamente un siglo después, tras haber alojado a la flor y nata de la delincuencia gallega, fue salvado in extremis de ser demolido para construir una alameda en su lugar.

Tienda del MARCO en Vigo
La tiendecilla del museo.
Biblioteca del MARCO en Vigo
La biblioteca de libros y medios.

En 1990 se declaró Bien de Interés Cultural y, una vez puesto a salvo de políticos, promotores y demás alimañas, la duda pasó a ser qué hacer con este edificio histórico situado en pleno centro de Vigo. Se decidió convertirlo en el Museo de Arte Contemporáneo (MARCO) de la ciudad, en un intento de modernizar Vigo a golpe de arte de vanguardia. Tras la correspondiente remodelación, el nuevo museo se inauguró en 2002, transformado en un espacio que respeta la arquitectura de la antigua prisión, sustituyendo a los criminales por obras de arte que en su mayoría también merecen estar en la cárcel.

Cúpula de la antigua prisión de Vigo
La cúpula central, donde antes estaba la capilla de la cárcel, es lo más bonito del edificio.

Lo mejor de todo esto es que este edificio histórico sigue en pie, y que ahora es un espacio público de acceso libre y gratuito para que todos los ciudadanos puedan disfrutarlo. Lo peor es el uso que se le ha dado. No sé si se nota, pero no soy muy fan del arte contemporáneo. De hecho, no lo considero ni arte. Y como muestra veamos lo que nos ofrecía el MARCO cuando lo visité en el FamTrip de hace unas semanas.

Cuadro en exhibición en el MARCO de Vigo

En la planta baja había una exposición titulada “O Bosquexo do Mundo” (El Boceto del Mundo), que permanecerá abierta hasta este 15 de septiembre. Consiste en una colección de bocetos, piezas de taller, y baratijas variadas; todo ello mostrado con la intención de (según el panfleto de presentación): “investigar los intersticios que se abren entre el puro documentalismo y el environment o la instalación”. En otras palabras, si se tiene la suficiente falta de criterio artístico, todo puede ser considerado arte.

Dibujos en exposición en el MARCO de Vigo
Tengo un primo que pinta cuadros abstractos mucho (muchísimo) mejores que esto.
Baratijas en exhibición del MARCO de Vigo
Barrer el taller y pegar la basura en la pared = arte!
Escultura abstracta en el MARCO de Vigo
La estatua escolar del hijo del artista = homenaje al arte.
Arte moderno en el MARCO de Vigo
Una figurita comprada en el chino = arte.
Facturas y panfletos dibujados a mano en el MARCO de Vigo
Facturas y panfletos copiados a mano = arte.
Arte contemporáneo en el museo MARCO de Vigo
Uno de estos colgajos no es arte. ¿Adivinas cuál?
alambres y espejo en el MARCO de Vigo
Alambres de colores + espejo = mucho arte.
Catarata de trapos de colores en el MARCO de Vigo
Trapos de colores pegados sobre una tabla = arte.
Molde de virgen en el museo MARCO de Vigo
Molde de fibra de vidrio + 4 órganos en cruz = doble arte.
Exhibición de dibujos en el MARCO de Vigo
Ciudadano de a pie intentando desentrañar los misterios del arte contemporáneo.
Dibujos y bocetos en el MARCO de Vigo
Yo en el intituto hacía lo mismo con las libretas, pero no se me ocurría llamarlo arte.
Muchas fotos pequeñas en el museo MARCO de Vigo
Postales pegadas a la pared y unos ojos = arte.

En la planta de arriba hay dos grandes salas, que estaban ocupadas por una exposición de arte sonoro titulada “HUM”, perpetrada por un tal Massimo Bartolini, y cuya exhibición ya ha terminado. Esta obra se presentaba como un homenaje al pianista Glenn Gould. En una sala había un giradiscos reproduciendo los tarareos (humming) del pianista al interpretar piezas de Bach. En la otra sala había varias sillas vacías y un agujero en la pared, cerca del cual había un micrófono captando el sonido para retransmitirlo a través de un par de altavoces. ¿Y qué era ese sonido? Pues en teoría un antiguo programa de radio dedicado al “concepto del norte geográfico y filosófico”, pero el paso por altavoces+agujero+micrófono+altavoces lo convertía en una cacofonía ininteligible. Las sillas eran cómodas, eso sí.

Giradiscos en el suelo del museo MARCO de Vigo
Un tocadiscos en el suelo = arte sonoro.
Arte sonoro HUM en el museo MARCO de Vigo
Escuchando los murmullos artísticos en una habitación pintada por un lunático.

La verdad, a mí todo esto del arte contemporáneo me parece una tomadura de pelo. El arte es el resultado de la expresión personal y bla bla bla, de acuerdo, pero también debería tener un componente de belleza. En mi opinión, si no me provoca un cierto placer estético o auditivo no es arte. En todo caso que provoque placer intelectual, planteando ideas nuevas o reflexiones interesantes. Sin embargo, un montón de revistas tiradas en el suelo, unos garabatos en la pared, o una mesa cubierta de arena, lo único que me provocan son ganar de limpiar. Y limpiar no es un placer.

Resumiendo, que es lunes y no estamos para reflexiones de este calado, que el edificio rehabilitado está muy bien, pero que las exhibiciones que alberga en su mayoría son una mie muy poco interesantes. Si visitas Vigo seguro que pasas por Príncipe (la calle peatonal que va desde el Sireno hasta casi la Gran Vía), así que recomiendo entrar en el MARCO e imaginarse cómo era una prisión de hace un siglo, con sus tres galerías y sus patios interiores. Y de paso puedes imaginarte que las obras expuestas son creaciones de los presos. Seguro que así la visita resulta más interesante.

Payasos vendiendo globos en la calle Príncipe de Vigo
Y el exterior, un payaso pide explicaciones al hada de los dientes, bajo la atenta mirada de Piolín.

→ El MARCO abre de martes a sábado (festivos incluidos) de 11:00 a 14:30 y de 17:00 a 21:00, y los domingos de 11:00 a 14:30. La entrada es gratuita aunque existe la posibilidad de visitas guiadas por una pequeña cantidad de dinero. Más información en su web oficial y en su canal de Facebook.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. :D Esta entrada me ha hecho mucha gracia, pero bueno, el payaso, piolín y la hada + los pantalones del hombre que está atrás = Arte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que a lo mejor era una performance conceptual de arte escénico moderno, y yo sin enterarme!

      Eliminar
    2. Ha ha ha! Tu respuesta es A - R - T - E :D

      Eliminar
  2. Me ha matado lo de los órganos en cruz jaja es como si yo hiciera una piramide con naipes y dijera que es arte. ¿Lo de las facturas es en serio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de las facturas es en serio, aunque parezca increíble. El trabajo que da copiarlas así, a mano y en color... si lo hubieran usado en dibujar algo más bonito...

      Eliminar
  3. A ver, te coincidió una exposición más cutre de lo normal, todo hay que decirlo!

    Yo voy a veces, y puedes encontrarte exposiciones (no voy a decir "bonitas") bastante divertidas, por ser interactivas y demás.

    Recuerdo una en la que llenaron una de las habitaciones más grandes de globos azules. No veas la de fotos que aparecieron en los perfiles de FB de todos mis amigos de la Universidad...

    Eso, que no todo es una mierda, aunque sí que hay mucha.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ya, que tampoco voy a tirar piedras contra Vigo ni mucho menos. Es solo que yo no tengo en muy alta estima el arte contemporáneo. No digo que no pueda ser divertido o sorprendente, pero en general no me parece que esté al nivel del arte clásico.

      Disfruta de ese PFC, amigo!

      Eliminar
  4. Comparto totalmente tu opinión, al igual que tú cuando he ido a alguna exposición de "arte contemporáneo" y siempre pienso o realmente soy muy estúpida para entender este "arte" o verdaderamente demasiado inteligente que mi cerebro se niega a aceptar esto como "arte" y por supuesto, me quedo con lo segundo, jajaja. Muchas gracias una vez más por compartir. Saludos desde Ciudad de México!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja ya sé qué excusa poner cuando mi madre se cabree por ver mi habitación desordenada (sí, hace muchos años que pasé la adolescencia, pero sigo siendo desordenada y mi madre se sigue cabreando):

    "Mamá, no te cabrees. ¿Es que no lo entiendes? ¡Esto es ARTE! Esos pantalones que a ti te parece que están tirados de mala manera sobre la silla, expresan mi yo interior como podría hacerlo cualquier pintura de un prerrafaelita. Tú no lo entiendes, pero los tipos estos de Vigo pagarían una pasta, sólo que soy independiente y no quiero vender mi obra de arte PANTALÓN TRISTE SOBRE SILLA GRIS"

    Me veo yo la de collejas que me caerían... xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que tú no tienes el arte en las venas, porque hay gente que sí se gana la vida vendiendo obras de arte que no son más objetos cotidianos colocados en el suelo.

      Eliminar
    2. Lo sé y muchos se pasan la vida estudiando Arte para acabar haciendo eso. Yo el arte contemporáneo no lo entiendo. Quizá sea pura ignorancia, pero no veo arte por ningún lado. Tal vez algún experto que lea el blog podría ilustrarme :)

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)