lunes, 2 de septiembre de 2013
4 comentarios

Rock of Cashel, las ruinas de un importante castillo irlandés

Rock of Cashel, uno de los castillos más importantes de Irlanda

En el condado de Tipperary, en el centro de Irlanda, hay un lugar llamado Cashel. Aunque ahora es un pueblo anónimo de apenas 3.000 habitantes, antaño era un importante centro político y religioso que durante varios siglos fue incluso capital de Munster. Como prueba de ese pasado medieval se conservan las ruinas de uno de los castillos más visitados de Irlanda, el Rock of Cashel (Roca de Cashel, o Carraig Phádraig en gaélico).

Torre de vigilancia del Rock of Cashel
Torre de vigía, rodeada de cruces celtas.
Capilla de Cormac de la Roca de Cashel
Capilla de Cormac.

Cashel está rodeado de una fértil llanura llamada Golden Vale (valle de oro), en medio de la cual sobresale un roca. Fue precisamente en esta roca donde, en el siglo V, se asentaron los reyes de Munster (una de las cuatro provincias en que se dividía Irlanda tradicionalmente), y fue también aquí donde San Patricio convirtió a estos reyes al catolicismo. De aquella época no se conserva apenas nada, ya que la mayoría de construcciones datan de los siglos XII y XIII. A decir verdad, lo que se conserva no es gran cosa, ya que nunca se recuperó del sanguinario ataque de las tropas de Cromwell en 1647, que arrasaron la fortaleza matando a todos sus ocupantes. Cuando en el siglo XVIII fue abandonada también la abadía, la Roca de Cashel quedó a su suerte hasta que hace unos años se decidió recuperarla como atractivo turístico. Esta recuperación, como tantas veces en Irlanda, consistió en unas mínimas labores de restauración (lo imprescindible para que no se le cayera una piedra encima a ningún visitante) y la contratación del inevitable conserje con gorra que cobra 6 euros por la entrada.

Catedral del Rock of Cashel al lado de la torre de vigía
Ruinas de la catedral, al lado de la torre de vigilancia.

En el Rock of Cashel destacan varias construcciones. La más antigua, y curiosamente también la mejor conservada, es la torre de vigilancia de 28 metros de altura construida a principios del siglo XII. La Capilla Cormac, consagrada en el año 1134, también está razonablemente bien conservada, y es un edificio importante por guardar los restos del rey Cormac MacCarthaigh. Está construida con arenisca, que con el paso del tiempo y la ayuda del clima irlandés se ha deteriorado hasta dejar casi irreconocibles los frescos del interior. Pese al deterioro, se conservan bastantes partes y es una visita muy interesante.

Ruinas de la catedral del Rock of Cashel
Interior de la catedral, sin tejado desde el siglo XVIII.

La catedral data del siglo XIII, mientras que la residencia del arzobispo anexa fue añadida en el siglo XV. La parte más importante de la catedral es el coro, que fue reconstruido en 1975. A mediados del siglo XVIII se decidió derruir la cubierta de la catedral por el peligro de derrumbe. Así, lo único que se conserva son las paredes laterales, lo cual es una pena porque solo viendo estas ruinas basta para apreciar que el edificio completo debió ser una gran obra de arquitectura en su momento.

Detalle de la catedral de la Roca de Cashel
Alzado de la catedral de la Roca de Cashel en Tipperary

Alrededor de estas construcciones abundan las cruces celtas, sobre todo en el cementerio situado al lado de la catedral. Estas cruces son uno de los elementos tradicionales de Irlanda que más me gustan. Casi todas las iglesias tienen un pequeño cementerio con algunas de estas cruces, y jugando con lo ángulos se pueden tomar fotografías preciosas.

Bóveda central de la Capilla Cormac
Bóveda central de la Capilla Cormac.

Seguramente estas ruinas no sean muy interesantes para una amplia mayoría de visitantes de Irlanda, más interesados en las pintas que en las piedras, pero buscar información sobre su historia me ha permitido valorar más una visita que en su momento me pareció prescindible. Al menos está muy cerca de la carretera que une las dos principales ciudad del país (Dublín y Cork), por lo que no es muy complicado hacer una escapadita y dedicarle unas horas a este hermoso vestigio de la azarosa historia de Irlanda.

→ Más información sobre este castillo en la Wikipedia.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Parece un bonito lugar, aunque me llama la atención el hecho de su descuido. En Colombia tenemos lugares muy bonitos y turísticos que por alguna razón las personas y los gobiernos dejan echar a perdar. Toda una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y luego se quejarán de que no llega el turismo, como siempre.

      Eliminar
  2. Muy bonito, es impresionante, la verdad que parece muy bien conservado. Es increíble con la precisión que tallaban la piedra para que encajara todo a la perfección...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una época sin medios ni tecnología, todo se hacía a base de esfuerzo humano, y muchas veces a base de prueba y error. El resultado es magnífico, pero a costa de mucha sangre. Los derrumbes no eran infrecuentes, y en todas estas grandes obras morían muchos trabajadores. Eran otros tiempos...

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)