lunes, 30 de septiembre de 2013
10 comentarios

Teleférico Ngong Ping 360 para ir al gran Buda sentado de Lantau

Teleférico Ngong Ping 360 de Lantau

Una de las señas de identidad de Hong Kong es el gran Buda sentado Tian Tan, situado en la isla Lantau. Llegar a esta isla es muy fácil porque está conectada con la ciudad mediante metro, pero el problema es que el Buda está en lo alto de una montaña. Ir andando sería una locura, y los autobuses solo pueden llegar serpenteando por estrechas carreteras que dan vértigo. Por suerte hay una solución muy sencilla y que además es una atracción en sí misma: el teleférico Ngong Ping 360.

Estación de Tung Chung en Lantau

Este teleférico sale de la Estación de Tung Chung, situada justo al lado de la estación de metro con el mismo nombre. No hay más que buscar la salida B: a un lado está el centro comercial Fu Tung, y al otro el outlet Citygate y un poco más allá la estación del teleférico (ver mapa al final del post). Suele haber cola, pero al menos cuando fuimos nosotros no tuvimos que esperar más de 20 minutos. Mientras avanza la cola hay personal explicando las distintas opciones. El viaje de ida y vuelta costaba 135 HKD (unos 13 euros), con la opción de ir en una cabina con suelo de cristal por 200 HKD (19 euros). La verdad es que no creo que merezca la pena, porque las vistas por las ventanas son igual de buenas (estas fotos fueron tomadas así).

Esperando el telférico para ir al gran Buda sentado Tian Tan
Cabinas del teleférico de Lantau en Hong Kong

Nosotros escogimos la opción que también incluía un viaje en autobús al poblado de pescadores de Tai O, la cual nos costó 290 HKD (27 euros) por persona. Es cómodo porque así no hay que andar buscando autobús para ir a la aldea (porque si vas a Lantau deberías ir a Tai O), aunque las explicaciones en inglés del guía no eran muy comprensibles. Y es que en Hong Kong no todo el mundo habla inglés correctamente, muchos solo hablan chino.

Bahía Tung Chung desde el teleférico
Vistas desde el teleférico de Lantau
Vistas desde el teleférico que sube al Buda sentado de Lantau

El trayecto recorre 8 torretas con una distancia total de 6 kilómetros, cruzando la Bahía Tung Chung al lado del Aeropuerto Internacional de Hong Kong y pasando por varias montañas antes de poder avistar el gran Buda. El primer momento en que el Buda asoma la cabeza sobre los árboles es emocionante, y lo es aún más ver como va creciendo conforme el teleférico se acerca. Aún así, su verdadera dimensión solo se comprende al situarse justo debajo de esta gran estatua de bronce.

Aeropuerto Internacional de Lantau visto desde el teleférico
Aeropuerto Internacional de Hong Kong visto desde el teleférico.
Teleférico de Lantau subiendo las montañas

Desde la salida hasta la llegada no pasan más de 25 minutos, que a nosotros se nos hicieron cortos por la belleza del paisaje. Aparte del aeropuerto y el gran Buda sentado, también se puede ver el monasterio de Po Lin, otra de las grandes atracciones de Lantau. Lo cierto es que Lantau es una isla preciosa, llena de paisajes naturales que contrastan radicalmente con la gran urbe que es Hong Kong. Para un futuro viaje creo que debería buscar un hotel cerca y dedicar un par de días a recorrer las montañas. Seguro que para entonces Javier ya será todo un experto en las rutas de senderismo que cruzan la isla.

Torreta del teleférico Ngong Ping 360 de Hong Kong
Primera visión del gran Buda sentado Tian Tan de Lantau.
Templo de Po Lin desde el teleférico
Monasterio de Po Lin, que solo se ve durante unos instantes.
Gran Buda sentado de Tian Tan desde el teleférico
El Buda, un poquito más cerca.

El punto de llegada es la Estación Ngong Ping, situada bastante cerca del Buda y el monasterio. Pero para llegar habrá que pasar por la Villa Ngong Ping, un grupo de tiendas y restaurantes que montaron para aprovechar la alta afluencia de turistas que visitan este lugar. La decoración es bonita, y las cafeterías pueden servir para salir de un apuro si hay sed, pero no recomiendo pararse mucho por aquí. Los precios son altos, la comida no es buena, y los souvenirs pueden encontrarse más baratos en otros sitios. Es decir, esto es el típico lugar para turistas que debemos evitar.

Teleférico de Lantau recorriendo las montañas
Gran Buda sentado de Tian Tan en Hong Kong
El Buda, ahora sí un Gran Buda.

Pasando esta “aldea”, adornada por cierto con cabinas de teleféricos de otros países, llegamos a la plaza Ngong Ping, desde donde se puede visitar el Buda sentado de Tian Tan, el monasterio de Po Lin, y el wisdom Path (sendero de la sabiduría). En total, hay que calcular una tarde bien completita para verlo todo como se merece.

Pueblo turístico Ngong Ping en Lantau
Aldea Ngong Ping... ¡no pares mucho tiempo!

Al regresar se hace el mismo camino pero en sentido contrario. A nosotros nos coincidió con marea baja en la bahía, y pudimos ver a un montón de mujeres mariscando. Sorprende ver la poca profundidad del agua, porque había algunas muy lejos de la orilla pero con el agua por la cintura. El último regalo fue ver el atardecer desde el teleférico... ¡Precioso!

Mariscadores en la Bahía Tung Chung de Lantau
Mariscadores de Lantau
Mariscadoras de Hong Kong
Isla Lantau vista desde el teleférico

Para salir de la estación hay que pasar por la típica tienda de recuerdos, en la que también venden fotografías que toman de los pasajeros al montar en la cabina. Lo que es la tecnología, te toman una foto en la estación de salida y al llegar ya la tienes disponible por si la quieres comprar. Nosotros nunca compramos este tipo de fotos porque preferimos tomárnoslas nosotros mismos, pero seguro que hay gente que sí las compra. Aparte de cobrar por el billete, venden souvenirs y fotos, ¡un negocio redondo!

Atardecer en Lantau
Atardecer dorado en Lantau :)

→ El servicio del teleférico funciona de 10:00 a 18:00 (de 9:00 a 18:30 en fines de semana), pero puede cancelarse en caso de mal tiempo. Para más información, puedes visitar su página web: www.np360.com.hk

✈ Y si quieres saber más sobre nuestro viaje a Hong Kong, en este enlace tienes el resumen.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Pero que envidia de día, nosotros no pudimos ver al Buda por culpa de la niebla :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás cuando pongamos el post del Buda... ¡Espectacular!

      Eliminar
  2. Puff yo que tengo miedo a las alturas no se si me montaría ahí, pero desde luego que es precioso, al menos lo intentaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre 25 minutos por las alturas o una hora en un autobús viejo serpenteando por las montañas yo no tendría dudas ;)

      Eliminar
    2. Cuando estés allí, te olvidas del miedo a las alturas, es muy seguro, es un paseo delicioso

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reformulo mi pregunta y añado un poco más... ¿Es costoso viajar a China (o a Japón) desde Corea?

      y lo otro es: Como residente en Corea del Sur podrías viajar a Corea del Norte? Tu mujer que es ciudadana surcoreana podría hacerlo? Hay turismo por esos lares?

      Eliminar
    2. Viajar desde Corea a China es barato, sobre todo si se compara con el coste del viaje desde Europa o América. Como son países cercanos el transporte es mucho más sencillo, rápido y barato; y además China es un país donde se puede comer y dormir por poco dinero. Japón es parecido pero algo más caro, porque los precios en Japón son bastante más caros que en Corea (viaje barato pero gastos en Japón caros).

      Sobre lo de ir a Corea del Norte, los surcoreanos deben pedir un permiso especial que normalmente no se concede. Había una colaboración turística, pero se canceló cuando mataron a una mujer surcoreana que se extravió de la ruta.

      Corea del Norte acepta turistas a través de un programa abierto a varios países, pero es caro, no se permite tomar fotografías con libertad y se está bajo vigilancia permanente. Yo de momento no me lo planteo, hay muchos países interesantes que puedo visitar de forma más sencilla.

      Eliminar
  4. Yo en el tiempo que llevo aquí, sólo lo he cogido una vez, un día que tenía libre y aproveché. No descarto que suba más veces en el futuro, y si alguien viene de visita, es una de las atracciones que uno no debe perderse.

    Justamente lo reabrieron la semana pasada después de que pasase unas semanas cerrado con labores de mantenimiento.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ahora que te dedicas a correr por los montes ni teleférico necesitas ;)

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)