viernes, 21 de noviembre de 2014
4 comentarios

Granjeros enfurecidos, diplomacia norcoreana y otras noticias (2014.47)

Esta semana hubo una protesta en Seúl de agricultores y ganaderos por el TLC con China y la inminente apertura del mercado del arroz. Al otro lado de la frontera, el régimen norcoreano está haciendo esfuerzos diplomáticos para no quedarse solo ante una resolución de la ONU que pretende llevar a su rechoncho líder ante un tribunal internacional. En las otras noticias de la semana tenemos, por ejemplo, las dos tontas polémicas en las que se vio envuelta Ikea poco antes de su estreno en Corea.


FOTO DE LA SEMANA: granjeros enfurecidos en Seúl


Se preveía que el acuerdo de la semana pasada sobre el tratado de libre comercio entre Corea del Sur y China provocaría protestas, y así ha sido. Ayer jueves 4.000 agricultores y ganaderos provenientes de todo el país se concentraron en la Plaza de Seúl, frente al Ayuntamiento, para protestar contra este acuerdo y otros TLCs acordados recientemente con Nueva Zelanda y Australia. Además, sigue sobre la mesa la polémica liberalización del mercado del arroz, que se hará efectiva a partir del 1 de enero de 2015.

Manifestación de granjeros surcoreanos contra el TLC con China
La foto no es muy buena, lo sé. Los medios surcoreanos no informan demasiado de estas protestas.

Los granjeros protestan porque temen que el TLC con China inunde el mercado surcoreano de alimentos chinos más baratos, causando la ruina de los productores locales. Hace años hubo grandes protestas por el TLC con Estados Unidos por el mismo motivo. Este TLC con China, que sobre la mesa parece más peligroso que el acuerdo con Estados Unidos, debería provocar protestas aún mayores, aunque parece que de momento el tema no se descontrola demasiado.

El TLC con China elimina los aranceles sobre gran cantidad de los productos que comercian ambos países, pero deja fuera del acuerdo 610 productos agrícolas y pecuarios básicos, incluyendo la carne de bovino y porcino. La gran preocupación, más que el TLC con China, parece entonces la apertura del mercado nacional a las importaciones de arroz. Como comentaba hace unas semanas, estas importaciones estarán sujetas a aranceles muy altos para que el arroz nacional no pierda competitividad.

La nota curiosa es que, ante la manifestación de 4.000 granjeros, se movilizaron 5.000 policía antidisturbios. Suena excesivo, pero la mayoría de estos policías son chicos imberbes haciendo el equivalente al servicio militar. Ni van armados ni tienen capacidad para hacer frente a nadie. Los mandos policiales los utilizan como sacos de arena para delimitar la zona de la protesta. Si los manifestantes intentan ir a una calle sin permiso, colocan a varias decenas de estos chicos bloqueando el paso para que no puedan acceder. No hay golpes ni violencia, sino tan solo empujones, forcejeos y usos poco normativos del idioma coreano.

Los verdaderos antidisturbios solo entran en acción si las protestas se descontrolan, primero con cañones de agua y finalmente, si es necesario, repartiendo porrazos. En las protestas contra el TLC con Estados Unidos que comentaba antes sucedió de todo. Esperemos que en esta ocasión el conflicto no llegue a esos estremos.


TEMA DE LA SEMANA: tengo una carta para ti


Es curioso comprobar que, en un mundo interconectado mediante comunicaciones digitales en tiempo real, una carta en formato papel puede conservar un gran valor en algunas circunstancias. Hace un par de semanas un exdirigente japonés entregó a la presidenta Park una carta de parte de Shinzo Abe pidiéndole una cumbre bilateral a la que Corea del Sur se niega desde hace dos años. El resultado, anunciado apenas unos días después, es una cumbre trilateral con China que tendrá lugar a principios de 2015.

Esta semana fue el líder norcoreano Kim Jong-un quien envió a un emisario con una carta para Vladimir Putin, presidente de Rusia. Se desconoce el contenido del mensaje, pero todo indica que Corea del Norte está intentando recuperar el apoyo de Rusia. Moscú fue el gran protector de Corea de Pyongyang en las primeras décadas tras la división de la península, pero hace ya años que ese rol depende de China. Ahora que las relaciones con Pekín son cada vez peores, quizá regresemos a una era en la el paraguas de Corea del Norte sea otra vez Rusia.

Aunque este viaje a Moscú de Choe Ryong-hae, considerado el número dos de la cúpula del régimen norcoreano, lo cierto es que la diplomacia norcoreana lleva varias semanas con una actividad mucho mayor de lo habitual. Este intento de romper el aislamiento internacional del régimen norcoreano se debe, sobre todo, a una resolución que la ONU que, apoyándose en el informe sobre los derechos humanos en Corea del Norte presentado a principios de este año, busca remitir a los líderes del régimen norcoreano al Tribunal Penal Internacional.

Parece improbable que la resolución sea aprobada finalmente debido a que China (al igual que Rusia) tiene derecho a veto y ya ha manifestado varias veces que no le parece apropiado intentar mejorar los derechos humanos en un territorio a través de la presión política. Sin embargo, aunque no se apruebe, es una forma de justificar las sanciones a Corea del Norte por motivos humanitarios y no solo geopolíticos.


OTRAS NOTICIAS


  • Seguimos con el vecino de arriba. Me ha gustado este extenso reportaje de NKnews (en inglés) sobre los motivos por los que se dan tantas noticias extrañas sobre Corea del Norte, muchas de las cuales son disparatadas.
  • Hace un año de la ejecución de Jang Song-thaek, tío del zampabollos, y el tema sigue dando noticias. Esta semana se supo que el hijo de un colaborador de Jang, que al parecer fue purgado, desapareció de la universidad francesa en la que estudiaba. A partir de aquí hay que aplicar las reservas de las que habla el artículo anterior, pero algunas fuentes afirman que fue recogido por agentes surcoreanos, que el chico se escapó en el aeropuerto antes de ser llevado de vuelta a su país, y que ahora está escondido en algún lugar desconocido.
  • Las visitas de civiles surcoreanos a Corea del Norte siempre son noticia. Esta semana cruzó la frontera Hyun Jeong-eun, presidenta del Grupo Hyundai y viuda de su fundador, para asistir a un acto en conmemoración del aniversario de los viajes turísticos de surcoreanos al complejo que Hyundai construyó en la montaña Kumgangsan, en Corea del Norte. Estos viajes están suspendidos desde 2008, cuando una ajumma surcoreana se salió de la zona marcada y falleció por disparos de un guardia norcoreano. Corea del Norte lleva tiempo pidiendo la reanudación del programa, pero el Sur se niega mientras no haya buen rollito entre ambas partes.
  • Por primera vez, un embajador ruso en Pyongyang pasará a ser embajador en Seúl. El honor corresponde a Alexander Timonin, enviado ruso ante Corea del Norte desde 2012, y ante Corea del Sur dentro de unas semanas.
  • El Gobierno surcoreano sigue empeñado en hacer del hallyu su buque insignia, aunque sea a costa de dejar caer la industria de los videojuegos, cuyas exportaciones siguen siendo 11 veces mayores que el K-pop y 130 veces más que el cine. Sus motivos tendrán.
  • La ley surcoreana obliga a los trabajadores gubernamentales y funcionarios públicos a mantenerse neutrales políticamente. Esto implica que los miembros del Gobierno no pueden apoyar a candidatos de su partido, y que los funcionarios no pueden realizar donaciones a ningún partido político. A mí, personalmente, me parece una medida correcta aunque difícil de llevar a la práctica sin excepciones.
  • Me gustan las recopilaciones de estadísticas como esta, según la cual en Seúl cada día nacen 230 bebés, mueren 115 personas, y se registran 189 matrimonios y 55 divorcios. Otro dato interesante es que en la capital de Corea viven 240.000 extranjeros, un 2,4% del total, y que más de la mitad son chinos.
  • El pasado martes miles de taxistas furiosos colapsaron el centro de Seúl -como cada día, por otra parte- para protestar contra la aplicación Uber. Al igual que en muchas otras ciudades del mundo, piden que sea prohibida por considerarla competencia desleal. El Gobierno, de momento, ni sabe ni contesta.
  • Me parece curioso que, entre 25 de los principales países del mundo, los oficinistas surcoreanos registren la mayor proporción de teléfonos inteligentes (94%) y los japoneses la menor (51%). El día que saquen una estadística de mensajes de KakaoTalk -o Whatsapp o Line o lo que sea- enviados en horas de trabajo, el dominio de los oficinistas surcoreanos será aún más incuestionable.
  • Quizá hayas leído que alguien pago casi dos millones de euros en la subasta de uno de los 19 sombreros de Napoléon que se conservan. Pues que sepas que ese alguien, aunque es anónimo, es un surcoreano.
  • Según esta encuesta presentada poco después del temible examen de ingreso a la universidad, los adolescentes surcoreanos son los más tristes y miserables del mundo.
  • La polémica estúpida de la semana tuvo como protagonista a Ikea. La empresa sueca está a punto de abrir su primer punto de venta oficial en Corea del Sur, concretamente en Gwangmyeong, en las afueras de Seúl, que por cierto será la tienda Ikea más grande del mundo. Para ir calentando motores, ya puso en su web una lista de 8.600 productos y sus respectivos precios. El primer problema es que muchos de esos precios son mayores que en otro países, en algunos casos casi el doble por el mismo producto. Esto indignó a los consumidores surcoreano, que acusaron a la empresa de "discriminarlos". Los productos de Ikea ya se venden en Corea a a través de pequeños importadores y tiendas online que envían desde el extranjero. Los precios de Ikea son más bajos que los de estos canales secundarios, por lo que nadie duda de que venderán kits a montones. Me recuerda al caso de productos de lujo como los bolsos de Chanel, eternamente criticados por vender en Corea a precios más altos que en Europa, pero cuyas ventas aumentan cuanto mayor sea el precio por considerarse "un producto de lujo imprescindible" (ojo a la paradoja).
  • La segunda polémica relacionada con Ikea tiene que ver con un mapa en el que el mar entre Corea y Japón es llamado "mar de Japón", su nombre internacional, sin nombrar los nombres que le gustan a Corea como "mar del Este" o "mar de Corea". Este mapa forma parte de un producto vendido en todo el mundo y la marca lo colocó en la sección de información de su web. Tras las presiones, Ikea tuvo que pedir disculpas, retirar el mapa de la web y anunciar que no venderá dicho producto en Corea, aunque se negó a recuperar las unidades ya vendidas en otros países para cambiar el nombrecito -lo cual habría resultado absurdo-.
  • Terminemos con un vídeo. Como esta semana no tengo ninguno de actualidad, voy a dejar por aquí esta rareza musical surcoreana y quien quiera más información al respecto que pinche por acá.


→ Pasa un buen fin de semana, y si quieres leer más noticias las tienes aquí.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Fascinante el recopilatorio de esta semana. ¡Gracias!

    Mucho ajeossi enfurecido. Me ha encantado lo de los policías imberbes, imagino llevarán gafas de pasta sin cristal y pasarán el rato chateando en Kakao. Y por supuesto IKEA, que no sé si será la primera tienda de IKEA con estación de alta velocidad al lado. La próxima vez me fijaré si el lienzo tamaño XXL con mapa del mundo molón que siempre he querido para el despacho cuando tenga un palacio de 1000 metros cuadrados con piscina, servicio y antena parabólica (vamos, lo que no tiene Monago).

    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los policías es algo muy llamativo. La primera vez que ves un grupo de 100 personas protestando, y rodeados por quinientos policías, la verdad es que da incluso miedo. Pero luego te fijas en la cara de los policías y te das cuenta de que serían incapaces de hacer frente a nadie. Están ahí para hacer bulto y nada más.

      Eliminar
  2. Genial el post de hoy. Sobre Uber aqui están los taxistan que trinan, tenía dudas con el tema si habían tomado ya medidas legales o no y parece ser que en Cataluña tienen la intención (del dicho al hecho hay un trecho, ojo) de hacer algo contra los usuarios de Uber: http://www.elmundo.es/cataluna/2014/11/20/546d00e5e2704e18168b4574.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uber se está lanzando a las bravas en muchos lugares a la vez, y en cada sitio se está encontrado con respuestas diferentes. Es normal que los taxistas protesten porque al fin y al cabo el Uber Pop es competencia desleal porque ni pagan tasas ni licencias ni pasan controles.

      Lo que estaría bien es que, en vez de prohibirlo en las ciudades en las que el lobby de taxistas tiene suficiente fuerza y dejar hacer en el resto, cada país asumiese que ya estamos en el siglo XXI y el sector de taxi necesita ser modernizado. Seguro que hay formas de que taxistas y Uber puedan ofrecer sus servicios en igualdad de condiciones, y luego que los clientes elijan.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)