lunes, 16 de febrero de 2015
1 COMENTARIO

Yutnori, el juego tradicional coreano para celebrar el año nuevo lunar

Juego coreano de yutnori

Esta semana se celebra el Seollal, o año nuevo chino lunar, por lo que voy a dedicar el post de hoy a hablar sobre una de las tradiciones de esta festividad tan importante en la cultura coreana. En el ajetreo de preparaciones para las ceremonias dedicadas a los antepasados y las reuniones familiares siempre queda tiempo para la diversión. Hay un juego en especial que se asocia con el Seollal y que, pese a ser un juego tradicional cuyo origen se pierde en el tiempo, sigue siendo disfrutado hoy en día por todos los miembros de las familias. Me refiero al yutnori (윷놀이), un juego que voy a empezar comparando con el parchís aunque en realidad sea bastante diferente.


HISTORIA DEL YUTNORI


Se cree que el yutnori deriva de una juego practicado en la época de los Tres Reinos (57 A.d.C. – 668) que era similar al pachisi, un juego indio del cual derivan el parchís español y el parqués colombiano.

El origen del yutnori pudo ser una representación de la competitividad entre los granjeros de la época, que competían por ver quién era el primero en llegar al mercado para ofrecer su ganado. Por eso los movimientos en el juego, como veremos en las reglas, se identifican con los diferentes tipos de ganado: cerdos, perros, ovejas, vacas y caballos. Sí, los perros también eran ganado.

Juego de yutnori gigante en Seúl
Un gran juego de yutnori en la montaña Namsan de Seúl.

El juego se mantuvo vivo en la tradición popular desde entonces, llegando hasta nuestros días.


REGLAS DEL YUTNORI


El tablero del yutnori tiene un recorrido cuadrado cruzado por dos diagonales. Los lados tienen cinco posiciones y las diagonales siete, incluidas las casillas comunes de vértices y centro. Las fichas avanzan siempre hacia delante, y en cada posición común pueden escoger entre seguir el camino largo o el corto. Cada ficha que regresa a la casilla de partida, exactamente a esa posición, sin pasarse, sale del juego y suma un punto para su equipo. Cada casilla del tablero tiene su propio nombre, aunque no se suelen usar.

Tablero de yutnori coreano
Tablero de yutnori plegable y fácil de transportar a cualquier sitio.

Las tiradas se deciden lanzando al aire cuatro palos, que tienen uno de sus lados cortado. El corte se hace más o menos en la tercera parte del diámetro, de forma que hay más posibilidades de que un palo caiga de cara -con el corte hacia arriba- que de cruz -con el corte hacia abajo-.

Según el número de palos que caigan de cara o de cruz, se asigna un animal y un numero de movimientos.
  • Un solo palo de cara es un do (도), que equivale al cerdo y otorga un solo movimiento.
  • Dos palos de cara es un gae (개), que equivale al perro y otorga a dos movimientos.
  • Tres palos de cara es un geol (걸), que equivale al cordero y otorga tres movimientos.
  • Los cuatro palos de cara es un yut (윷), que equivale a la vaca y otorga cuatro movimientos y una tirada extra.
  • Los cuatro palos de cruz -la tirada más infrecuente- es un mo (모), que equivale al caballo y otorga cinco movimientos y una tirada extra.
Diferentes puntuaciones de yutnori
Las seis posibles tiradas con los cuatro palos.

Si una ficha llega a una casilla ocupada por una ficha del mismo equipo, se pone una encima de la otra y a partir de ese momento se mueven las dos juntas. Si una ficha llega a una casilla ocupada por una ficha del equipo rival, esta sale del tablero -se la "come"- y se hace una tirada extra.

Estas son las reglas básicas, pero hay variedades regionales o familiares. A mí me gusta jugar con tiradas extra acumuladas, de forma que si te toca un yut, un mo y un geol, no se mueve ninguna ficha hasta el geol, y así poder calcular los movimientos más ventajosos al final. Y si con alguno de los movimientos se come una ficha contraria, se hace la tirada extra con otros movimientos aún en la recámara.

También me gusta una regla que escribe 뒤도 en la parte cortada de uno de los palos. Si el palo marcado cae de cara y el resto de cruz, en vez de hacer un movimiento hacia delante (do) se hace un movimiento hacia atrás (dui do, 뒤 도). Si se pone en juego una ficha con do y después se logra un dui do se vuelve al punto de partida y la ficha se pone a salvo, por lo que cuando se va perdiendo puede merecer la pena dejar una ficha en do, aun arriesgándose a que los contrarios se la puedan comer fácilmente si tienen alguna ficha fuera del tablero.

Otra variedad regional es el modo Seúl o Busan, que consisten en marcar un palo con el nombre de la ciudad. Si el único palo de cara es el marcado, se puede mover una ficha directamente a la casilla central, lo cual es muy ventajoso porque esa ficha se puede poner a salvo con un solo geol. Además, esa posición central suele ser un punto donde las fichas se quedan bastante tiempo esperando por el geol que las ponga a salvo, por lo que una tirada afortunada puede poner una ficha en juego en esa casilla, comiéndose una ficha rival y teniendo una tirada extra.

Posibles recorridos de una ficha de yutnori
Posibles recorridos de una ficha para llegar a la meta. [Fuente de la imagen: Wikipedia]

Estas posibilidades y atajos hacen que el liderato cambie rápidamente, aumentando mucho la diversión del juego. He ganado -y perdido- partidas que parecían ya decididas, gracias a tiradas afortunadas con varios mo y yut consecutivos comiendo fichas rivales por el camino.

Aunque las reglas sean muy simples, la estrategia puede ser algo más compleja. Aparte del azar de los palos hay que tomar muchas decisiones que pueden sumar o restar oportunidades de ganar, y estas decisiones no son las mismas si se lleva ventaja o hay que arriesgar un poco para atrapar a los rivales. Por ejemplo, las tiradas más frecuentes son gae y geol, por lo que hay que evitar quedarse en esas posiciones si los rivales tienen fichas fuera del tablero. Por contra, es ventajoso tener fichas fuera del tablero o en do para intentar cazar las fichas nuevas del equipo rival.


EL YUTNORI EN LA COREA ACTUAL


El yutnori es un juego tradicional asociado al año nuevo lunar, o Seollal, aunque también se puede practicar en otras fechas. Lo mejor de este juego es que pueden jugar personas de cualquier edad, desde niños a ancianos, y que las reglas se aprenden en pocos minutos.

Aunque solo juegan dos bandos, cada equipo puede estar formado por cualquier número de integrantes. Es común ver equipos de cuatro o cinco personas que se alternan al tirar los palos y mover la fichas, o que deciden la estrategia a gritos entre todos, o con una persona encargada de los palos y otra encargada de cada ficha. Las posibilidades son muchas y se mezclan sin rubor porque el objetivo es divertirse y pasarlo bien.

A veces se añaden pequeñas apuestas, de 100 o 1000 won (7 o 70 céntimos de euro), para aumentar el interés. En estos casos, normalmente, el dinero lo ponen los adultos y se lo llevan los niños.

Me atrevería a decir que casi todos los hogares tienen un juego de yutnori guardado. Hoy en día, con la variada oferta de entretenimiento que ofrece la televisión e internet, por no hablar de los teléfonos móviles, el yutnori se practica menos, pero sigue siendo una de las mejores opciones para el entretenimiento familiar.

También es común encontrar grandes tableros de yutnori en algunos espacios culturales, como palacios o parques, para disfrute de los visitantes. El gran tamaño de estos tableros -y de los palos- hacen que la experiencia sea aún más entretenida que en la versión de menor tamaño.

Niños coreanos jugando al yutnori en Seollal
Niños jugando al yutnori en Miryang.

Yo he jugado mcuhas veces al yutnori y me encanta. Es un juego muy divertido que fomenta la amistad y la diversión por encima de todo. Las reglas son sencillas y es muy difícil jugarlo de forma competitiva, por lo que es casi imposible que el juego termine con alguien enfadado o frustrado. Hay otros juegos típicamente coreanos, como el baduk, el janggi o el Go-Stop, pero en mi oponión el yutnori es el más divertido de todos.

Si quieres probarlo te animo a hacerte un tablero con una hoja de papel, usar fichas del parchís u otro juego, e improvisar los palos con tenedores o cucharas. Te lo vas a pasar bien.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Vaya, un parqués en versión coreana. Lo que me gusta de estos juegos que fomentan la integración entre familia y amigos.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)