jueves, 24 de abril de 2014
8 comentarios

Un paseo primaveral por la montaña Namsan de Seúl

Torre N de Namsan entre ramas secas

En Seúl ya no queda ni rastro del invierno, y estos días incluso parece que la primavera se quiere hacer verano. Es el momento perfecto para salir a pasear, disfrutando del buen tiempo y las flores que adornan cada rincón. Uno de los mejores lugares de Seúl para pasear es la montaña Namsan, a la cual corresponden estas fotografías.

Sonia paseando por la calle

Este paseo lo dimos hace ya dos años, pero se me había quedado el post a medio hacer. Ahora que lo estoy terminando me sorprende ver lo mucho cambió Sonia, que en aquellos días apenas comenzaba a dar sus primeros pasos. Para subir a Namsan usamos la opción más típica, que es tomar el autobús local número 02 en Myeong-dong.

Vendiendo algodón de azúcar en Seúl

Namsan es la montaña más famosa de Seúl. Está situada en la parte norte del río Hangan, y marcaba el límite sur del antiguo centro de la ciudad en tiempos de la dinastía Joseon. Por Namsan pasa la muralla de Seúl que protegía la ciudad, y además es uno de los lugares donde mejor se conserva. En Namsan siempre hay mucha gente, pero en el principio de la primavera, cuando el sol comienza a calentar con fuerza, este es uno de los puntos favoritos por los ciudadanos de Seúl para respirar un poco de aire fresco.

Coreanos haciendo picnic en la montaña Namsan

El símbolo de Namsan, y también de la capital Seúl, es la Torre N. Esta torre de 237 metros de altura fue construida en 1969 como torre de telecomunicaciones, y hoy en día es un gran atractivo turístico que se puede visitar. Desde su mirador se puede disfrutar de una fantástica vista de Seúl tanto de día como de noche. La verdad es que la torre es bastante fea, pero está situada en un entorno magnífico.

Torre N vista desde abajo
Torre N de la montaña Namsan de Seúl

Alrededor de la torre hay muchos puntos de interés, y nunca faltan muñecos que invitan a los niños a acercarse para tomarse una foto. Por ejemplo este haetae llamado Haechi, que es la mascota oficial de Seúl.

Niña coreana tomándose una foto con Haechi

A mí me gusta mucho el pabellón Palgakjeon, que es precioso en cualquier estación del año. Tanto con nieve como con flores o las hojas doradas del otoño, a este pabellón es difícil tomarle una foto que no sea hermosa.

Pabellón Palgakjeon de la montaña Namsan de Seúl

Y a un paso del pabellón está la Torre N, rodeada por los famosos candaditos del amor que empezaron como curiosidad, continuaron como moda y ahora son ya una plaga.

Torre N de la montaña Namsan en Seúl
Torre de la montaña Namsan en Seúl

Bajamos por el lado sur de la montaña, por un camino que lleva a Namdaemun y Myeong-dong. Por esta ruta hay un par de jardines bastante extensos que en primavera lucen con una explosión floral multicolor. Aunque la montaña Namsan, al fondo, aún conservaba el feo marrón del invierno, el jardín ya estaba cubierto de flores de todos los colores.

Jardín de la Biblioteca de Namsan con flores

Muy cerca de estos jardines, al lado de la Biblioteca de Namsan, hay un lugar muy curioso. Se trata de un parque con estanterías llenas de libros. La gente puede entrar y salir de esta biblioteca gratuita al aire libre siempre que quiera, y los libros están a disposición de los visitantes. Es un lugar estupendo para pasar una tarde leyendo a la sombra de los árboles.

Biblioteca gratuita al aire libre en Namsan

Seguimos bajando, mientras disfrutábamos del contraste entre las nuevas flores y las viejas hojas secas.

Flores blancas en la montaña Namsan

Al llegar al mercado de Namdaemun entramos en un pequeño restaurante que ofrecía kalguksu (칼국수, fideos cortados a cuchillo) y naengmyeon (냉면, fideos fríos). Es un sitio barato pero cuya comida está rica, y que tiene una particularidad: siempre sirven ambos platos. Si pides kalguksu te dan un cuenco pequeño de naengmyeon, y si pides naengmyeon te dan un plato pequeño de kalguksu. Es decir, pidas lo que pidas siempre vas a comer las dos cosas.

Platos de kalguksu y naengmyeon

Con este paseo declaramos inaugurado la primavera, una estación muy agradable pero que en Corea pasa fugazmente entre los rigores del invierno y el calor bochornoso del verano. A veces no dura más que un par de semanas, así que en cuanto aparecen los primeros signos primaverales hay que aprovechar y salir a pasear. Si te lo piensas un poco quizá ya sea demasiado tarde.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Parece un fin de semana saludable y rico :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Que tan grave es lo del polvo amarillo? Una amiga coreana me decía que vivír en su país era malo para la salud, pero siempre pones fotos donde el cielo está despejado y hay mucha vegetación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que solo salimos a pasear cuando hace buen tiempo ;)

      Eliminar
  3. La torre Namsan y sus alrededores es uno de los lugares que me gustaría visitar, después de un Hanok y los famosos 찜질방 que he visto en los k-dramas jeje, si algún día logro esa oportunidad de visitar Corea serán las primeras tres atracciones que visite :P
    Por eso amo tu blog, muy completo y con la voz de la experiencia para conocer mejor Corea del Sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, ya veo que estás revisando también los posts antiguos :D

      Eliminar
    2. Si, hay temas de los que ya has hablado y me interesan mucho, tambien es interesante ver el cambio que han tenido los post, como el que mencionas de Sonia, que ya no se parece a la niña de las últimas fotos :3

      Eliminar
  4. ohh que interesante!!
    este año volveré a corea, pero esta vez solo estaré en Seoul y alrededores; este paseo será incluido en mi lista de lugares pendientes. Espero que alguno de mis amigos me acompañe, o iré solita.
    gracias!

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)