lunes, 24 de agosto de 2015
9 comentarios

La sorpresa que las dos Coreas podrían dar en el momento más insospechado

Corea del Sur y Corea del Norte siguen enfrascadas en unas maratonianas conversaciones a alto nivel que comenzaron el pasado sábado. En ellas participan Kim Kwan-jin, consejero de seguridad nacional surcoreano; Hwang Pyong-so, vicemariscal del Ejército Popular de Corea del Norte; Hong Yong-pyo, ministro de Unificación surcoreano; y Kim Yang-gon, director del Departamento del Frente Unido norcoreano. Como se ve, las reuniones son casi al mayor nivel posible, ya que solo podrían ser superadas por una cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y la presidenta surcoreana Park Geun-hye, un encuentro que de momento parece muy poco probable.

Altos cargos coreanos negociando en Panmunjeom

Mientras los cuatro ajeossis discuten en Panmunjeom, los que estamos fuera no podemos hacer otra cosa que elucubrar sobre lo que puede estar pasando. Sabemos pocas cosas:
  • La Guerra de Corea terminó con un armisticio, por lo que técnicamente Corea del Sur y Corea del Norte siguen en guerra desde 1950.
  • Corea del Sur y Estados Unidos están realizando sus ejercicios militares conjunto Ulchi Freedom Guardian, que comenzaron el lunes 17 de agosto y terminarán el viernes 28 del mismo mes. Todos los años estas maniobras conjuntas provocan críticas y amenazas de Corea del Norte, que las considera un ensayo de invasión de su territorio. Este punto es importante como trasfondo.
  • El martes 4 de agosto hubo una explosión en la DMZ que mutiló las piernas a dos soldados surcoreanos. Corea del Sur, tras una investigación, afirmó que explotaron tres minas norcoreanas enterradas en secreto en la parte surcoreana de la DMZ. Corea del Norte negó estar detrás del incidente.
  • Como represalia, el lunes 10 Corea del Sur reanudó las emisiones de propaganda contraria al régimen norcoreano a través de unos grandes altavoces colocados en la frontera. Corea del Norte, aparte de comenzar a emitir su propia propaganda antisurcoreana, protestó enérgicamente por considerar las emisiones un ataque a su soberanía y un insulto a su líder.
  • Tras varios días de amenazas, el jueves 20 hubo un intercambio de fuego de artillería a través de la parte occidental de la DMZ. Corea del Sur dice que comenzó Corea del Norte disparando una decena de proyectiles hacia unos altavoces, aunque sin causar daños, por lo que una hora más tarde respondieron disparando alrededor de 40 proyectiles (los números cambian según la fuente), también sin causar daños, hacia la zona desde donde disparó el Ejército norcoreano. Corea del Norte mantiene que el Sur disparó primero.
  • Corea del Norte dio un ultimátum a Seúl para retirar los altavoces antes del sábado 22 a las 17:00 horas. Corea del Sur dijo que no los retirará hasta que Pyongyang se disculpe por los incidentes de las minas y la artillería. La tensión militar se elevó considerablemente.
  • Poco antes de terminar el ultimátum, ambas partes decidieron mantener diálogos a alto nivel para intentar desbloquear la situación. La primera reunión comenzó el sábado 22 a las 18:30 y duró hasta las 4:15 de la madrugada del domingo. La segunda reunión comenzó a las 15:30 del domingo y aún no hay noticias de que haya terminado.

Llegados a este punto, a la espera de que la reunión concluya y se haga algún tipo de anuncio oficial en un sentido o en otro, parece haber dos opciones posibles.

La primera es que lleguen a algún acuerdo de compromiso que rebaje la tensión. Corea del Sur podría rebajar la campaña de guerra psicológica sin llegar a suspenderla, y Corea del Norte podría rebajar su nivel de amenazas y replegar su Ejército. La verdad es que esto parece lo más probable.

La segunda es que no lleguen a ningún acuerdo y la tensión continúe. En ese caso Corea del Norte podría llevar a cabo algún ataque inesperado (hay 50 submarinos norcoreanos en paradero desconocido). En esta ocasión no parece que el Sur vaya a quedar con los brazos cruzados y la respuesta podría ser un contraataque bastante fuerte. En este caso todo dependería de que ambos países pudiesen mantener una cierta calma y evitar una espiral ascendente que desembocase en un enfrentamiento abierto, algo que parece muy poco probable porque no le interesa a ninguna de las partes.

Pero hay una tercera opción que nadie parece tener en cuenta. ¿Y si lo que se está negociando en las reuniones no es el momento actual sino la adopción de un tratado de paz o incluso un primer paso hacia la reunificación? Llámame loco, pero hay algunas pistas en este sentido.
  • La presidenta Park lleva dos años hablando de la reunificación como si fuera algo cercano. Al mismo tiempo que mantiene una posición muy firme, ha empezado a reconstruir vías de tren entre las dos Coreas y no para de hablar de la bonanza (대박) que la reunificación supondría para todo el Noreste Asiático.
  • Este tipo de reuniones suelen ser relativamente breves. Si tardan tantos días es porque sobre la mesa hay más puntos de los aparentes.
  • Los cuatro enviados a las reuniones se pueden considerar los altos cargos más importantes de cada país por detrás del líder norcoreano y la presidenta surcoreana. En ocasiones anteriores las tensiones se resolvieron con reuniones de altos cargos pero de menor rango.
  • Kim Jong-un es un chico joven que estudió en el extranjero y es aficionado a manifestaciones culturales del gran enemigo estadounidense como la NBA o Disney. Resulta sorprendente que mantenga una posición de aislamiento nacional en vez de dar algún paso hacia la apertura.
  • Hay mucha gente que cree que Kim Jong-un no tiene el control sobre todo su Ejército. Es difícil de creer que generales veteranos con muchas décadas a sus espaldas obedezcan sin rechistar las órdenes de un treintañero imberbe. Estas escaramuzas periódicas podrían ser provocadas por generales rebeldes que buscan que las relaciones intercoreanas sean malas con el objetivo de que nada cambie.
  • Aunque la imagen que las Coreas proyectan al mundo es de un enfrentamiento total y una comunicación nula, es razonable pensar que debe haber canales de comunicación a alto nivel. No se hace público, pero estoy convencido de que los dos Gobiernos mantienen una comunicación frecuente.
  • En realidad no sabemos nada de lo que sucede. Tras las reuniones se dirá algo que puede ser verdad o mentira.

Seamos optimistas y pensemos que las dos Coreas negocian un tratado de paz. Las negociaciones se tendrían que desarrollar al más alto nivel pero con discreción para evitar interferencias de los sectores que viven mejor en estado de guerra permanente. Tras comunicaciones para preparar el terreno, en algún momento habría que negociar cara a cara. Descartada una reunión cumbre, los más indicados para la negociación son precisamente las cuatro personas que están hablando en estos momentos, pero para celebrar una reunión así hace falta un pretexto que la justifique. Por ejemplo, un momento de gran tensión militar con enfrentamientos entre ambos bandos y amenazas de guerra abierta. Como ocurre ahora.

¿Y si ahora mismo estuvieran negociando la adopción de un tratado de paz permanente? En ese caso, Corea del Norte pediría la retirada (o una gran disminución) de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur, mientras que Corea del Sur pediría el final de los programas nuclear y balístico de Corea del Norte. Habría muchos otros puntos importantes a negociar, pero lo de los altavoces ya parece un tema menor.

Un tratado de paz permitiría desmilitarizar la frontera intercoreana y facilitaría la salida de las tropas estadounidenses de Corea del Sur y la renuncia de Corea del Norte a su armamento nuclear. Solo estos tres puntos ya supondrían un avance tremendo para los dos países implicados y toda la región. Además, un tratado de paz serviría para empezar a dar pasos hacia la reunificación a base de incrementar los intercambios sociales y la cooperación económica. Habría que ir construyendo la confianza mutua poco a poco, en un proceso de varios años, pero ambos países estarían en el buen camino.

Habrá que ver qué sucede al terminar las reuniones, algo que ahora mismo no sabemos cuándo sucederá. Como a la conclusión de las conversaciones se programe una declaración de la presidenta para anunciar el resultado de las negociaciones, yo cruzaré los dedos de los pies.

Estos últimos párrafos son un poco de literatura de ficción política y están escritos a base de estirar mucho unas pocas certezas y llevar al límite un puñado de suposiciones. Sin embargo, si algún día se negocia un tratado de paz o la reunificación, el pueblo llano no lo sabremos hasta casi el anuncio final. Quizá ese momento está más cercano de lo que pensamos. Esta es al menos la esperanza que albergamos muchos.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. A mi me late que hay algo de la tercera opción

    ResponderEliminar
  2. Muy buen resumen de lo que está ocurriendo ahora en las dos Coreas, muchas gracias! :)
    Espero que esa tercera opción que propones sea la correcta, no lo había pensado, pero no parece una idea tan descabellada!

    ResponderEliminar
  3. Algo escuché en relación a esa posibilidad, espero que tengas razón y podamos ver una Corea unida por coreanos sin la injerencia de otros paises.

    ResponderEliminar
  4. Mmm... Las cartas están sobre la mesa, y ambos lados tienen sus posturas al respecto. Yo añadiría una 4 opción, y es que ambos lados están evaluando sus posibilidades y ganando tiempo para organizar sus respectivas defensas.

    Reunificación... esa palabra esta lejos... muy lejos. Estados Unidos deje sus bases en la península coreana? Eso no va a pasar nunca y menos ahora, con la ascendente nación China y su influencia en el asia-pacifico.

    Las guerras las ganan, el que menos errores comete, y al parecer, cada lado esta esperando el error del otro. Solo queda esperar... quien será el tonto que inicie ese error, o tal vez sea el tercero en el tablero, ese ''del águila calva''

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El despliegue de submarinos norcoreanos hizo que algunos surcoreanos temiesen por esa 4ª opción que planteas.

      Eliminar
  5. Como era evidente primera opción. Nadie se cree que N. Korea sin el apoyo de China vaya a atacar, y menos con armamento viejo y submarinos totalmente obsoletos. Esto era como siempre, una tensión ligeramente provocada por N. Korea y alimentada por S. Korea para poder seguir manteniendo en el poder a Saenuri. North korea no entraría en guerra, sería una escabechina a nivel suicida, y unificación ni de coña; los lideres N.Koreanos no van a perder su fuente de vida por ponerse cremas del sur y beber soju con la publicidad de iu.
    Lo que si supongo que podrían conseguir en un futuro no muy lejano es ir acercando posiciones y colaboraciones en pequeños aspectos, pero por ahora se pelean hasta por el sueldo de los trabajadores de Kaesong.

    http://english.yonhapnews.co.kr/national/2015/08/25/42/0301000000AEN20150825013451315F.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en todo excepto en lo de que era evidente. Sigo pensando que hay canales de comunicación intercoreanos que se usan con frecuencia aunque no lo sepamos, y por supuesto en las conversaciones de 4 días hablaron de muchas más cosas que las que aparecen en el comunicado de los seis puntos.

      Muy poca conoce el estado real de las relaciones intercoreanos, y lo único que podemos hacer es interpretar los indicios y hacer conjeturas más o menos descabelladas.

      Eliminar
  6. Creo que se te olvida que Corea del Norte tiene un triunvirato.
    Presidente de la república: Kim Yong-nam
    Primer Ministro: Pak Pong-ju
    Comandante en Jefe de la FF:AA: Kim Jong-un
    y el homologo de la "Sra." Park es precisamente Kim Yong-nam, No Kim Jong-un.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Entonces quién sería el homólogo surcoreano de Kim Jong-un? Porque cuando se habla de reuniones cumbre estas tienen lugar entre los jefes de Estado, una figura que en Corea del Norte se corresponde con el "líder" y en Corea del Sur con el presidente. Así fue al menos en las dos cumbres intercoreanas anteriores.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)