viernes, 8 de abril de 2016
3 comentarios

Cosiendo a máquina en una cafetería, trabajadores norcoreanos en el extranjero, y otras noticias coreanas (2016.15)

He visto cosas sorprendentes en cafeterías de Corea del Sur, pero nada como la foto con la que comienzo este post. A continuación explico el nuevo campo de batalla en la presión contra Corea del Norte, que parecen ser los trabajadores que Pyongyang envía al extranjero para ganar divisas. Y termino con una mezcla de ausencia de diálogo, salario mínimo, Policía insensible, webs pornográficas, acoso sexual, transporte y arte moderno.


FOTO DE LA SEMANA: cafeterías para todo


La foto viral de esta semana en Corea es esta imagen que una chica subió a Twitter mientras se tomaba un café en una cafetería.

Chicas coreanas cosiendo a máquina en una cafetería de Corea

En la foto aparecen dos chicas cosiendo A MÁQUINA en la cafetería. Ya te puedes imaginar el ruido que debía hacer la máquina de marras y las molestias para el resto de personas del local.

He visto muchos comportamientos incivilizados en cafeterías, pero esta foto de la máquina de coser eléctrica ahí sobre la mesa me ha dejado de piedra.


TEMA DE LA SEMANA: norcoreanos trabajando por ahí


El nuevo punto de presión de Corea del Sur y Estados Unidos sobre Corea del Norte son los trabajadores que Pyongyang desplaza a otros países para que envíen divisas a su nación. Se cree, porque no hay datos concretos sobre el tema, que el régimen norcoreano se queda con la práctica totalidad de sus salarios y emplea una buena parte en sus programas de armamento.

Corea del Sur cerró el flujo de dinero hacia Corea del Norte que suponía el Complejo Industrial de Kaesong. Las recientes sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pretenden cortar los ingresos que Corea del Norte consigue exportando minerales y otros materiales. Una de las pocas fuentes de divisas que le queda a Pyongyang son esos trabajadores enviado al extranjero, y por ese motivo se han convertido en el centro de atención.

Esta semana visitó Corea del Sur Robert King, enviado de Estados Unidos para asuntos relacionados con derechos humanos en Corea del Norte, para mantener consultas, recabar información y empezar a trazar líneas de actuación sobre el tema.

Se cree que hay unos 50.000 norcoreanos trabajando en países extranjeros como China, Rusia, Mongolia y naciones de Oriente Medio. Estos trabajadores facilitarían a Pyongyang unos ingresos anuales de entre 200 y 300 millones de dólares.

Parece difícil impedir que esos norcoreanos trabajen en el extranjero y envíen su salario de vuelta a su país, ya que se pueden sancionar países y compañías, pero sancionar a personas que se limitan a trabajar en el extranjero no parece una buena forma de ayudar a esas personas. Washington y Seúl quieren orientar el tema desde la perspectiva de los derechos humanos, aunque parece difícil que se pueda demostrar que esas personas son obligadas a emigrar y enviar su salario.

Otra forma más sutil de afrontar el asunto es contactar con esos trabajadores y convencerles de que escapen y comiencen una nueva vida en un paraíso capitalista. Estoy convencido de que hay "agentes" intentando comunicarse con ellos y ofreciéndoles una vida mejor si acceden a desertar y proporcionar la información que tengan.

En una noticia no relacionada (ejem), hoy se anunciado que trece norcoreanos que trabajaban en un restaurante norcoreano en China han desertado en bloque a Corea del Sur.

No parece descabellado pensar que en los próximos meses haya más casos similares.


MÁS NOTICIAS NOTICIOSAS

  • Corea del Norte volvió a proponer diálogos a Estados Unidos, pero tanto Washington como Seúl se negaron aduciendo que antes de celebrar ningún diálogo Pyongyang debe abandonar su programa nuclear. Sin pretender defender a Corea del Norte, ni mucho menos, la posición de Corea del Sur y Estados Unidos a veces es como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.
  • Han comenzado las negociaciones para fijar el salario mínimo del próximo año, que actualmente está en 6.030 wones (4,60 euros) por hora. Los sindicatos piden elevarlo a 10.000 wones, pero la patronal desea subirlo lo menos posible. El tercer agente en las conversaciones es el Gobierno, que no se espera que dé su opinión hasta que pasen las elecciones de la próxima semana.
  • La semana pasada mostraba mi repulsa ante la carta abierta que la Comisaría de Policía de Yongsan, en Seúl, había publicado en Facebook con detalles personales de Airdre, una chica australiana violada en Corea que ha comenzado una campaña de crowdfunding para conseguir fondos con los que buscar por sí misma la justicia que le niega la Policía surcoreana. Unos días después, la Policía de Yongsan decidió que era más sencillo eliminar esa nota que borrar los comentarios críticos que recibían -y borraban- cada día. También emitieron una nota de disculpa, pero a estas alturas esa disculpa suena muy poco creíble.
  • La Policía surcoreana, en cooperación con Holanda, ha cerrado la página web Soranet, una de las webs porno coreanas más famosas. La web no era accesible desde Corea del Sur porque la Policía bloquea el acceso a cualquier web porno, pero muchos usuarios (hasta un millón, según la nota) esquivaban la prohibición. Cuando leas esta noticia, posiblemente la web ya esté operativa en otra dirección o con los servidores en otro país. Es muy difícil ponerle puertas al campo.
  • Según esta encuesta, ocho de cada diez víctimas de acoso sexual en el trabajo renuncian a tomar medidas y simplemente se olvidan del asunto, mayormente porque consideran que pedir explicaciones no solucionaría nada y creen que tienen mucho más a perder que a ganar. Menos del uno por ciento deciden emprender acciones externas, con demanda judicial o a través de agencia.
  • Los trabajadores surcoreanos tardan una media de 58 minutos en llegar a sus trabajos, por encima de las otras 25 naciones estudiadas en este informe de la OCDE. Como causas se citan los cuellos de botella en las principales zonas de oficinas del centro de Seúl -Jongno y Gangnam- y el poco crecimiento del transporte público en ciudades dormitorio de los alrededores de la capital que en los últimos años han multiplicado su población.
  • Se han pagado 4,2 millones de dólares por un cuadro lleno de cuadraditos del artista surcoreano Kim Whan-ki. La pintura "Sin título", de la década de 1970, se ha convertido en la obra de arte más cara de Corea del Sur.

→ Hoy no tengo nada que promocionar, jeje, así que me limitaré a desearte un estupendo fin de semana primaveral.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Comentanos la nueva dirección de soranet cuando vuelva, es por una investigación antropológica y tal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con las dosis de antropología, que te vas a quedar flaco.

      Eliminar
    2. Jajajaja dios, razones para amar internet.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)