viernes, 13 de enero de 2017
2 comentarios

Ban Ki-moon regresa resbaladizo, un monje se quema a lo bonzo, un vídeo propio y más noticias (2017.2)

El resumen de actualidad coreana de esta semana está centrado en Ban Ki-moon, el escurridizo político surcoreano. También trata sobre un monje budista que se quemó a lo bonzo para pedir la dimisión de la presidenta surcoreana. Avanza con una mezcla de ética, consultas, flexibilidad, penetraciones, antisamaritanos, recomendaciones e indefensión. Y termina con un vídeo propio porque en toda la semana no me he encontrado con nada mejor en YouTube. /modo fachendoso OFF


FOTO DE LA SEMANA: Ban Ki-moon, el regreso


Ban Ki-moon ha regresado a corea del Sur tras diez años al frente de la ONU. Aunque aún no ha declarado cuáles son sus intenciones de cara al futuro, se da por hecho que intentará presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de este año. Lo sorprendente es que no se sabe con qué partido se alineará, y no se descarta que intente crear un nuevo partido político propio. Aunque fue canciller surcoreano con el Gobierno de Roh Moo-hyun, de izquierdas, ahora se le considera más próximo al bloque conservador. O no, porque en realidad no se sabe casi nada sobre su orientación.

Esta asombrosa flexibilidad y falta de definición, que le podrían otorgar el título de gallego honorario, ha sido una constante en la carrera de Ban. En Corea del Sur Ban es apodado 미꾸라지 (mikkuraji, "locha") o 기름 장어 (gireum jangeo, "anguila aceitosa") por su capacidad para escurrirse y evitar ser catalogado ideológicamente o resultar dañado por escándalos. Yo pensaba que era una exageración, pero estos días estoy comprobando que tras los motes hay una parte de verdad.

Ban Ki-moon llega a Corea del Sur a través de Aeropuerto de Incheon
Kit del precandidato: flores, niños y hanboks.

Al principio se rumoreaba que Ban podría presentarse como candidato del Saenuridang, el partido que gobierna el país, e incluso parecía cercano a la presidenta Park Geun-hye. Sin embargo, desde el estallido del escándalo de Choi Soon-sil se ha apartado de la presidenta cada vez más. Hay días en que parece que podría unirse al nuevo partido conservador surgido de la escisión del Saenuridang. Otros días parece que se puede unir al partido de Ahn Cheol-soo. Otras veces lo más probable parece la creación de un nuevo partido propio.

En su primer par de semanas en Corea del Sur, Ban visitará varios lugares emblemáticos en Gwangju, bastión de la izquierda, y Daegu, estandarte de la derecha. También se reunirá con figuras importantes de todo el espectro político, desde líderes conservadores a las viudas de los presidentes progresistas Kim Dae-jung y Roh Moo-hyun. También dijo que trataría de usar el transporte público para entrar en contacto con los ciudadanos, y de hecho viajó desde el Aeropuerto de Incheon al centro de Seúl usando el tren AREX. Rodeado por un par de docenas de guardaespaldas, eso sí.

En sus primeras declaraciones públicas tras su llegada, en el mismo aeropuerto, Ban no confirmó si se presentará como candidato presidencial o no, aunque sí repitió que está dispuesto a inmolarse por su país. También hizo un llamamiento a la unidad nacional para superar los problemas y mejorar la calidad de vida de todos ciudadanos, aunque eso no dejan de ser palabras vacías. Lo único nuevo que dijo es que dedicará un par de semanas a calibrar la situación y tomará una decisión sobre su futuro "pronto".

A su llegada también le preguntaron sobre los supuestos sobornos de 230.000 dólares que recibió de un empresario surcoreano hace más de una década cuando era canciller, una información que publicó una revista coreana citando numerosas fuentes pero sin identificar a ninguna. Ban reiteró que todo es completamente falso y amenazó con demandar a la revista, pero con confirmó que lo hará. Más que nada porque si hay demanda de por medio los fiscales investigarán si la acusación es cierta o no, y quién sabe lo que podría aparecer ahí.

También ha surgido un caso de corrupción que involucra a un hermano y un sobrino de Ban, ante el cual declaró sentirse "atónito" diciendo que no sabía nada de nada.

Es decir, que no se le puede agarrar por ningún lado ni se sabe si se inclina hacia la derecha o hacia la izquierda. Ban es lo más parecido que hay en Asia a una anguila escurridiza de las rías gallegas.

Y sabiendo la facilidad de los gallegos para llegar a presidentes -o dictadores- el futuro de Ban parece brillante.

O no. Quién sabe.


TEMA DE LA SEMANA: a lo bonzo


Un monje budista de 64 años se prendió fuego el pasado sábado cerca de Gwanghwamun en la manifestación semanal contra la presidenta Park Geun-hye. Tras un par de días hospitalizado, falleció el lunes.

El monje tenía una larga trayectoria de lucha contra las dictaduras y los gobiernos conservadores del país, y en sus notas dejó claro que pensaba inmolarse para pedir la dimisión de Park. No fue una locura del momento, sino un acto premeditado.

Pensadlo bien. Un hombre decidió quitarse la vida de la forma más espectacular posible para llamar la atención sobre la situación política e incrementar la presión sobre la presidenta para que dimita.

Me parece algo alucinante. La vida de una persona vale mucho más que eso.

En una democracia, además, hay muchas formas de luchar contra situaciones que se consideran injustas, tal como se está demostrando con las manifestaciones y el proceso de destitución de la presidenta.


MÁS NOTICIAS

  • Me ha parecido interesante este artículo sobre el papel del periodista de JTBC en la detención de Chung Yoo-ra, hija de Choi Soon-sil, en el contexto de la ética periodística. El artículo parte de la base de que un periodista se debe limitar a relatar y no debe participar en lo que narra, ya que de lo contrario está contribuyendo a crear la historia que después vende como exclusiva y esto es algo que puede dar lugar a muchas situaciones deshonestas. Hay una frase sobre todo que me hizo reflexionar bastante, cuando dice que el caso parece transmitir el mensaje de que "los periodistas no deberían servir a la verdad si esa verdad daña la causa en la cual creen sus lectores". Esto es, ni más ni menos, una manera de presentar la realidad actual del periodismo, en Corea y en casi cualquier país, en la cual los medios de comunicación se limitan a repetir el mensaje que sus lectores quieren recibir, siempre criticando al enemigo y glorificando a los afines.
  • Japón cumplió su amenaza y retiró a su embajador y cónsul de Corea del Sur en protesta por la colocación enfrente del consulado japonés en Busan de una estatua que simboliza a las mujeres de consuelo. Los grupos civiles quieren la estatua delante de la puerta, Japón no la quiere ver cerca, y el Gobierno surcoreano no quiere descontentar a Japón pero tampoco desea enfurecer a los activistas, por lo que arreglar este nuevo conflicto requerirá de sudor, saliva y mucha cinta adhesiva.
  • LG y Samsung cuentan con la tecnología necesaria para sacar al mercado móviles con pantalla plegable. Aunque por lo visto LG tiene ventaja en el desarrollo, se especula con que Samsung podría ser la primera marca en comercializar estos dispositivos porque podría hacerlo en el otoño de este año.
  • El lunes pasado una decena de aviones militares chinos penetraron en la KADIZ (Zona de Identificación de Defensa Aérea de Corea del Sur), desatando rumores de que las protestas de Pekín por el THAAD ya están sobrepasando el plano económico. Pero el Gobierno dijo que no pasa nada, porque por lo visto es muy común que los aviones chinos se pasen la KADIZ por el forro de los cojinetes del tren de aterrizaje.
  • Aquí dejo este buen ejemplo de por qué es mala idea entrometerse en peleas en Corea, incluso cuando un hombre pega a una mujer. Al final la situación se puede volver muy fácilmente en contra del buen samaritano, sobre todo si es extranjero.
  • Sobre la ausencia de una "ley del buen samaritano" y qué hacer en caso de presenciar o sufrir un ataque, sexual o no, este artículo me parece claro y conciso. Spoiler: No intentes dañar al atacante; simplemente llama a la Policía, quizá haya suerte y aparezcan a tiempo.
  • La lectura recomendada de esta semana es este artículo sobre la situación de indefensión de las mujeres inmigrantes que sirven en la industria del sexo. Muchas de ellas son engañadas u obligadas a ejercer en contra de su voluntad, pero no pueden denunciar su situación porque el sistema en vez de ofrecer protección las deporta a sus países de origen. Esto también impide castigar a los explotadores, que solo pueden ser juzgados mediante una denuncia de las víctimas, de forma que hay muy pocas condenas por explotación sexual pese a que es un problema bastante extendido.


Y UN VÍDEO: coreano borracho a bordo


De esta noticia ya hablé hace un par de semanas, pero me parece tan destacable que al final he grabado un videoblog con las últimas novedades sobre el tema.


→ Nada más por hoy, hazme el favor de pasar un buen fin de semana y ser feliz. Ah, y gallifante para quien pille la referencia a Madagascar ;)
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. A mi en lo personal nunca me ha gustado Ban Ki-Moon. Esos políticos que no se identifican plenamente con nada suelen tener agendas personales que no quieren hacer saber a sus posibles electores por temor a perder popularidad, pero que igual llevarán a cabo si son elegidos.

    Por otra parte, su firme apoyo al proceso de paz de Juan Manuel Santos en Colombia me hace tener una opinión muy negativa de el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día cada vez que se emite una opinión se pierden votos. Es más rentable políticamente permanecer en un cálido éter de indefinición ideológica y corrección política.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)