miércoles, 4 de agosto de 2010
2 comentarios

La alta intensidad energética de Corea del Sur

Hace tiempo que deseo escribir sobre la electricidad en Corea, pero no quería hacerlo hasta tener bastante información sobre el tema. Sin embargo, hoy he leído una noticia que no puedo dejar pasar sin comentar. Escribo un extracto traducido del periódico:

"Según un informe del Instituto de Desarrollo de Corea (KDI), el consumo eléctrico en 2008 fue 1,7 veces mayor que la media de los países de la OCDE. Concretamente, el uso de la electricidad en Corea fue de 0,58 kwh por dólar de PIB, comparado con un valor de 0,339 de media de los países OCDE."

Dejando de lado la lentitud propia de este tipo de organismos públicos para desarrollar estadísticas (¿2008? ¡Pero si ya hace meses que terminó también el 2009!), debo decir que aún con el poco tiempo que llevo en Corea, el dato no me sorprende. El uso que se hace del aire acondicionado es excesivo. Es común ver bloques de apartamentos donde hay un aparato de aire acondicionado en cada balcón. Entrar en un edificio público (oficina, banco, tienda, restaurante o lo que sea) es como meterse en la nevera. Incluso el transporte público pone el aire acondicionado a tope, hasta el punto de que hace poco tuve la garganta KO un par de días tras un viaje en un autobús en el cual hasta los pingüinos llevarían bufanda.

Cartel coreano que recomienda poner el aire acondicinado a 26 gradosAhora el gobierno ha lanzado una campaña para limitar el uso del aire acondicionado en espacios públicos a 26 grados (y la calefacción a 20 grados en invierno). La intención es buena, porque la diferencia de consumo entre mantener un local a 26 o a 20 grados es brutal, y más cuando la temperatura exterior supera ampliamente los 30 grados como estos días. Sin embargo, mucho me temo que la campaña no está teniendo mucho éxito, porque yo sigo notando fresquito cuando entro en un banco o centro comercial.

Evidentemente el aire acondicionado no es el único culpable del alto consumo de electricidad en Corea, pero es un buen ejemplo. La industria no creo que sea particularmente intensiva, porque hay más industria de precisión (tecnología) que de transformación (siderurgia o similares). La iluminación tampoco creo que eleve mucho la cuenta. Es cierto que se abusa de los letreros de neón y de la iluminación pública en determinados lugares, pero no mucho más que en el resto de países.

En mi opinión la principal causa se señala en este otro párrafo:

"La Corporación de Energía Eléctrica de Corea del Sur (KEPCO), que es el proveedor de casi todo el país, perdió 700 millones de dólares en el segundo trimestre de 2010, frente al beneficio de 200 millones de dólares del mismo trimestre de 2009. Desde junio de 2009, el Gobierno ha congelado las tarifas eléctricas para controlar la inflación, haciendo que el precio de la electricidad se mantenga por debajo del coste de producción."

Torre de distribución eléctrica en Corea del Sur
Es decir, lo mismo que en España con el déficit de tarifa (aquí explicación breve sobre el déficit de tarifa). En Corea además el tema se agrava porque el mercado eléctrico aún no está liberalizado, y es el Gobierno el que marca las tarifas. Además, las empresas eléctricas son parcialmente públicas, con lo cual las pérdidas se corrigen a base del presupuesto nacional. Así pues, la electricidad se vende por debajo de lo que cuesta producirla, y es el Gobierno (es decir, los ciudadanos vía impuestos) el que paga la diferencia.

Esto tiene sus ventajas: se aumenta la competitividad de las empresas nacionales (disminuyendo sus costes), la gente no se exalta al recibir la factura, y se incentiva el mercado doméstico de electrodomésticos porque su uso es barato.

Sin embargo, hay una desventaja muy importante. La señal que se envía a los consumidores (tanto domésticos como industriales) es que la electricidad es un bien barato, y eso provoca su despilfarro. Es inevitable. Los hogares malgastan electricidad (aire acondicionado a 20 grados, luces encendidas, vitrocerámicas...), las industrias no se preocupan por la eficiencia energética e incluso las empresas eléctricas no modernizan las líneas de transporte y distribución (porque una empresa con pérdidas no puede invertir alegremente, y además para qué, si las pérdidas eléctricas no son caras...).

Por otra parte, la generación eléctrica de Corea del Sur es principalmente de origen nuclear (campo en el que es una de las principales potencias mundiales, junto con Francia, Estados Unidos, Rusia y Japón). Las energías renovables no han comenzado a despegar todavía. Por eso las empresas españolas del sector aún no tienen presencia en Corea (de momento sólo conozco el parque eólico de Acciona en Yeongyang, 영양). Los motivos podrían ser la propia orografía del país (muy montañoso), la falta de incentivos públicos y una falta de concienciación ciudadana. Cuando tenga algo más de información escribiré sobre este tema.

En los últimos meses Corea se ha lanzado a la investigación y desarrollo de vehículos eléctricos. Es una pena que no apueste también por la eficiencia energética y las energía renovables. En el futuro las energías renovables moverán muchísimo dinero (de hecho ya lo hacen ahora), y es un sector en el que debería tener presencia.

Actualización. Dos apuntes sobre energías renovables que me encontré en Corea tras escribir este artículo.
   Parque Eólico Gangwon de Pyeongchang
   Punto de recarga de coches eléctricos en Corea
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. En México en el recibo de la luz nos ponen el costo de producción y la "aportación gubernamental, con lo que te dicen que pagas alrededor del 30% de lo que realmente consumes en electricidad.
    En mi casa tengo aire acondicionado y prácticamente solo lo enciendo en la habitación para dormir. Yo lo pongo a 25 grados (a las doce la noche estamos a veces a 32 grados, y dentro de las casas puedes llegar a mas de 35), pero se de gente que lo pone a 18 grados y luego se anda tapando con mantas.

    ResponderEliminar
  2. Eso es precisamente lo que no comprendo: poner la calefacción en invierno a 25 grados, y el aire acondicionado en verano a 20 grados. Se gasta muchísimo más dinero que haciéndolo al revés, y además con tanta diferencia de temperatura con el exterior es mucho más fácil coger gripes!

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)