jueves, 10 de marzo de 2011
12 comentarios

Haciendo mandús (empanadillas coreanas)

Uno de mis platos favoritos en Corea son los mandús (만두, mandu), en cualquiera de sus variedades (al vapor, fritos, en sopa...). Comerlos es un placer, aunque hacerlos no lo es tanto. Pero como hay que ser valientes, hoy os pongo unas fotos para que lo intentéis :)

Paso uno: preparar la masa


Para hacer estos mandús utilizamos unas hojas de pasta que se venden ya preparadas. Esta pasta también se puede preparar en casa, pero complica bastante el tema, y el resultado es peor porque es mucho más pegajosa y difícil de manejar. Lo sé por experiencia, que la hicimos una vez y no más. Así pues, sacamos las hojas de pasta del congelador y las dejamos descongelar un rato antes de usarlas, pero no demasiado porque se vuelven pegajosas.
Masa para preparar mandús coreanos
Cocina para vagos: la masa ya se compra preparada!

Paso dos: preparar el relleno


Para esto se utilizan los siguientes ingredientes: carne de vaca (소고기, sogogi), tofu (두부, tubu), zanahoria (당근, dangkeun), tallos de brotes de soja (숙주나물, sukjunamul), una especie de cebolletas (부추, buchu), noodles (당면, dangmyeon) y setas pyogo (표고버섯, pyogobeoseot). Hay que cocer todos los ingredientes para ablandarlos, preferiblemente por separado (o al menos separando los vegetales de la carne y el tofu). Una vez cocidos se cortan en trocitos pequeños y se mezcla todo junto.
Pasta que se utiliza para rellenar los mandús de Corea
La masa para los mandús ya preparada, en cantidades industriales :P

Paso tres: preparar los mandús


Cogemos una hoja de pasta con la mano izquierda y le ponemos encima una cucharada del relleno. A continuación cerramos la hoja en forma de media luna y apretamos los bordes. Es importante que no queden restos del relleno en el borde que apretamos, o de lo contrario corremos el riesgo de que después se abran los mandús. También es importante la cantidad de relleno que pongamos en cada mandú. No debe ser demasiado, o será complicado cerrar el mandú y se romperá. Pero tampoco podemos hacer mandús casi sin relleno que parece que se pasaron un mes en Corea del Norte. Entre que le pillamos el punto a esto se nos puede pasar la tarde.
Hojas de masa y relleno para mandús
Esto es lo que necesitamos: las hojas de masa y el relleno.
Y aquí pongo unas fotos del momento clave:
Poner una cucharada de relleno en la masa
1. Poner una cucharada de relleno en la masa.
Cerrar la hoja de masa de mandú
2. Cerrar la hoja de masa.
Apretar los bordes para cerrar bien el mandú
3. Apretar los bordes para cerrar bien el mandú.
Conforme los vamos haciendo hay que ponerlos en una fuente con harina espolvoreada para que no se peguen. Y no se pueden poner demasiado cerca, o se pegarán entre ellos y acabaremos con un único super mandú.
Bandeja de mandú preparados pero sin cocinar
Los mandús ya preparados, listos para cocinar o congelar para otro día.

Paso cuatro: cocinar los mandús


Puede hacerse de varias formas. A mí me gustan mucho en sopa. Fritos también están muy buenos. Y también se pueden hacer al vapor, y también están ricos.
Empanadillas coreanas cocinadas al vapor
Mandús al vapor (normalmente tienen mejor aspecto que en esta foto).
Empanadillas coreanas fritas
Mandús fritos. Ricos, ricos...

Ya veis que el resultado es similar a las empanadillas españolas, pero sólo visualmente. El sabor es completamente distinto y la textura también, porque la masa es mucho más fina.

Si no queréis pasar el trabajo siempre están los mandús congelados, aunque el resultado no es el mismo. Y si queréis unos mandús de lo mejorcito entonces os recomiendo el restaurante 신선설농탕 (Sinseon Seollongtang), una cadena bastante extendida por Seúl donde sirven el mejor mandú que he probado hasta el momento.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Aiiiii!, que acabo de comer y me vuelve el hambre...... :s

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta! Se me cae la baba!!! Es que, vaya horas de leer esta entrada XDDDD Creeis que la pasta para envolver el relleno será fácil de conseguir en Madrid? Si las veo me animaré a hacerlas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la hay, en un supermercado chino que hay bajo Plaza España :D

      Eliminar
  3. Me entró hambre!! Son muy apetitosos... pero la elaboración es demasiado compleja para mi... xp

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Primer comentario en el blog... jugosísima entrada.

    Madre mía. Los mandús, son mis preferidos. Junto con el bulgogui y cómo no, el kimchi.

    Yo los prefiero al vapor, pero también los he probado en sopa y fritos. Me gustan de todas formas.

    ResponderEliminar
  5. Ummm ¡qué rico!
    Tengo que probar a hacerlo, en cuanto encuentre las hojas de masa.
    ¡muchas gracias por la receta!

    ResponderEliminar
  6. @tenmachan y @Aprenspan Las hojas de masa las podéis encontrar en el supermercado coreano del mercado que hay cerca de Plaza España, en Madrid. Ya no hay excusa para no atreverse a intentarlo! :P

    @SoniaNuna a mí creo que como más me gustan es en sopa. Un buen 만두국 (mandu guk)... ufff... buenísimo!

    ResponderEliminar
  7. Bueno en mi próximo viaje a Madrid, además de Kimchi, trataré de conseguir las hojas de masa. Pero si alguien en Valencia sabe dónde se pueden comprar... ¡ya sí que me quedaré sin excusas! XD
    ¡Gracias Felipe!

    ResponderEliminar
  8. Apuntado! No tenia ni idea de que habia un supermercado coreano en Madrid! Cuando compre la masa los hare y os comento que tal

    ResponderEliminar
  9. esa hojas de pasta, son como las del wantan? en caso que no lo sea, se podrian usar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si son exactamente iguales, pero sí es una masa muy parecida, por lo que no creo que haya problemas en usar hojas de wantan para hacer mandú.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)