miércoles, 14 de marzo de 2012
15 comentarios

Arroyo Cheonggyecheon, un oasis en el centro de Seúl

Amigos, tras pensarlo un buen rato he llegado a la conclusión de que mi rincón favorito de Corea es el Arroyo Cheonggyecheon.
Arroyo Cheonggyecheon, en el corazón de Seúl.
El Arroyo Cheonggyecheon (청계천) se extiende por casi 6 kilómetros en el centro de Seúl, desde la Plaza Cheonggye hasta el puente Gosanjagyo. Pasa cerca de algunas de las zonas más populares de Seúl, como son el Palacio Gyeongbokgung, el Ayuntamiento, el Pabellón Bosingak, Myeong-dong, Jongno, el Templo Jogyesa, Insadong, el Santuario Jongmyo o el mercado Dongdaemun. Es atravesado por 22 puentes, y en el propio arroyo hay también muchos pasos hechos con piedras para que la gente pueda cruzar de un lado al otro.
Paso de piedras para cambiar de lado cómodamente.
Hay que indicar que ya no se trata de un curso natural, sino que el agua es bombeada desde el Río Hangang, a donde regresa después fluyendo poco a poco. En total, cada día se bombean 120.000 toneladas de agua, que no solo proviene del Río Hangang, sino también de otros afluentes y de las estaciones de metro cercanas. En muchos tramos cuenta con abundante vegetación en las orillas, dando la sensación de estar lejos del bullicio de la gran ciudad. En el agua también hay vida, ya que el arroyo está poblado por peces, algunos de los cuales son de un tamaño considerable.
El arroyo al amanecer.
Este curso de agua está a un nivel más bajo que las calles de alrededor, de forma que al pasear no se ve el tráfico, por lo que parece que está fuera de la ciudad. Es un lugar ideal para relajarse un rato, o para pasar una tarde agradable. Yo trabajo justo enfrente, cerca de su comienzo, por lo que muchas veces paso unos minutos caminando por el arroyo en la pausa para la comida.
Puente-túnel sobre el arroyo, iluminado de noche.
El arroyo es diferente según la época del año. En invierno la vegetación está seca, y puede cubrirse de nieve con las nevadas ocasionales que caen en Seúl. En primavera se produce una explosión vegetal, y las orillas del río se llenan de plantas. En verano se mantiene esta vegetación exuberante, y es la mejor época del año para pasear por el río, ya que es mucho más fresco que la ciudad. En otoño la vegetación vuelve a secarse, y el ciclo comienza de nuevo.
El arroyo en verano, rodeado de vegetación.
El arroyo en otoño, con la vegetación ya seca.
El arroyo en invierno, con algo de nieve.
Otro de los atractivos de este lugar es su historia. El Arroyo Cheonggyecheon era una de las zonas más pobres del Seúl arruinado que quedó tras la Guerra de Corea. En los años 50 fue cubierto con hormigón para construir carreteras, y en los años 60 se añadió una autopista elevada. El arroyo desapareció y la calle era cualquier cosa menos bonita, hasta que en el año 2003 el alcalde Lee Myung-bak inició un proyecto de recuperación. Dos años después, tras haber gastado 386 billones de won (unos 280 millones de euros), el nuevo espacio se inauguró en el otoño del año 2005. Fue un éxito tan grande, que esta obra sirvió de plataforma para que ese alcalde llegase a ser el actual presidente del país.
Decorado para concienciar sobre el cáncer de mama.
Esta recuperación fue muy criticada por su gasto, pero a mí me parece un gran acierto. Una gran ciudad que busca atraer turismo necesita dotarse de espacios característicos y fácilmente reconocibles. El Arroyo Cheonggyecheon es ya uno de los emblemas más reconocibles de Seúl, uno de esos lugares que todos los turistas visitan, junto con la Montaña Namsan o el Edificio 63. Además, es un espacio muy útil para los propios seulenses, que acuden a pasear por la zona. Y más aún, gracias a la recuperación de este arroyo la zona se revalorizó muchísimo y atrajo a grandes empresas, hasta el punto de que ahora es una de las mejoras zonas de Seúl.
Una exposición de arte decorando el arroyo.
Por ser un espacio tan transitado, y el mismo tiempo tan representativo de Seúl, suele utilizarse para eventos de todo tipo. En este arroyo se celebran festivales, exposiciones de arte, e incluso campañas de concienciación. Es realmente increíble que, pongan lo que pongan, este lugar siempre conserve su ambiente tan característico.
Festival de farolillos del Arroyo Cheonggyecheon.
Resumiendo, si te apetece dar un paseo tranquilo por Seúl, sin el agobio del tráfico ni las tentaciones de tiendas o cafeterías, éste es el lugar ideal. La próxima vez que viajes a Seúl, no dejes de pasar un rato paseando por este arroyo :)
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Me encanto este lugar lo he visto varias veces en películas y dramas y se ve muy lindo.... el alcalde tuvo una buena visión al recuperar esa parte de Seul y ese dato interesante de q eso le ayudo a su presidencia es bastante interesante .... chevere entrada!

    ResponderEliminar
  2. Es preciosooo sisisisi! las dos veces que fui fue en el Festival de farolillos y estaba precioso **___** Es pura tranquilidad en el medio de semejante ciudad, aunque hay varios lugares con ese encanto.. difícil elegir uno.

    Felipe no me lo cambias por el río Lagares??? =P jajajaja!!

    ResponderEliminar
  3. Apuntado queda, en tres semanas nos daremos un paseíto por allí.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que os haya gustado el post. Quienes no lo hayáis visitado aún, no os lo perdáis cuando viajéis a Corea. Aunque la verdad es que es difícil saltárselo, porque está en el mismo centro de Seúl ;)

    PD: No lo cambio por el Río Lagares ni por ningún otro :D

    ResponderEliminar
  5. Esta también es una de mis zonas favoritas de toda Corea. Allí se respira paz en medio del bullicio de la ciudad.

    ResponderEliminar
  6. Un lugar muy agradable y bonito, aunque durante mi viaje no lo recorri todo y, ya que se hizo de noche, no pude apreciarle como se debia.

    Pero bueno, eso es probable que lo arregle el proximo verano ^_^

    PD. El festival de los faroles... como quisiera poder ir entonces~~~

    ResponderEliminar
  7. Sin duda el lugar tiene su encanto, aunque yo no he podido disfrutarlo tanto tiempo :)

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo la suerte de trabajar justo enfrente, por eso a veces paseo por allí unos minutos. Algún fin de semana también he pasado por allí, paseando por el centro, aunque confieso que yo tampoco nunca he llegado al final :D

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  9. Precioso el lugar Felipe, una entrada muy currada y las fotos muy chulas.

    Un saludo killo!!

    ResponderEliminar
  10. Hermoso, soy bachiller en ing ambiental y justo para un tema de la carrera expuse cosas que hace corea para tener una politica mas verde. Definitivamente este arroyo estuvo en ella, a muchos les encanto¡ Espero poder pasear por allí pronto. :D Saludos de Perú.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo que este arroyo es un lugar encantador! Me encantó también un tramo que cuenta la historia de Seúl a través de unos dibujos en la cerámica de las paredes. Un lugar imperdible!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese mural que comentas es la representación del viaje del Rey Jeongjo a Hwaseong (Suwon) en el año 1795, y puedes verlo en este vídeo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por haber buscado ese video!Me encanta ese lugar y me encanta la historia! Y ya me vine de Corea!:(

      Eliminar
  12. Me encanta esa cultura tan organizada y esos lugares tan hermosos. Super feliz si algun día pudiera conocerlod

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)