lunes, 22 de julio de 2013
8 comentarios

Peces globo con sombrero y otras curiosidades que se pueden comprar en Tai O (Hong Kong)

Uno de los lugares que más recuerdo de nuestro viaje a Hong Kong es el pueblo de pescadores de Tai O, en la isla Lantau. Es un recuerdo con dos lados: una parte positiva por ser un asentamiento muy interesante que aún muestra una forma de vida muy distinta de la gran ciudad, y una parte negativa porque ya está demasiado enfocado al turismo y es evidente que muchos locales viven del dinero que dejan los visitantes.

Al menos, la mayoría de souvenirs a la venta aún no son las típicas baratijas producidas en masa en alguna fábrica a miles de kilómetros de distancia. Lo que más gracia me hizo fueron estos peces globo inflados y disecados. Los pequeños tenían un simpático sombrero, mientras que los más grandes lucían con orgullo los pinchos de su cuerpo. Sin embargo, el peligro, como ya sabemos, no está en los pinchos sino en el veneno.

Peces globo con sombrero a la venta en Tai O
Peces globo para turistas en Hong kong

El sourvenir más popular, a juzgar por el número de puestos que lo ofrecían, consiste en pescados y mariscos secos. Me da la impresión de que su uso está más relacionado con la medicina tradicional china que con la gastronomía. Había algunos mariscos familiares, como holoturias o estrellas de mar, y otros comunes incluso en occidente, como gambitas y mejillones. También había bichos que no me atrevería a jurar que proceden de este planeta, algunos de los cuales harían huir al superhéroe más valeroso.

Venta de marisco seco en Tai O

Lo más interesante es que muchos de estos mariscos se venden envueltos en fundas plásticas, con una sensación de higiene que contrasta fuertemente con el lugar. Lanzando una nueva ronda de conjeturas, me atrevo a pensar que se venden así para facilitar su transporte por parte de los turistas que unos días más tarde se subirán a un avión para regresar a sus hogares; y que la gran mayoría de estos turistas son chinos, y que los oficiales de aduanas no ponen problemas en que la gente entre en el país con engendros mutantes resecos en la maleta.

Marisco seco a la venta en el pubelo Tai O de Hong Kong
Marisco seco y otros souvenirs para turistas en Hong Kong

Por supuesto, también hay puestos donde se venden baratijas universales. Como estos dragones de madera plástico con apariencia de madera, fabricados con orgullo en la China continental. Si los vendedores en general no hacen muchos esfuerzos por atraer compradores, los de estas baratijas están literalmente sesteando hasta que alguien pica el anzuelo.

Dragones de madera a la venta en Tai O

Quienes saben bien lo que quieren no pierden el tiempo en las tiendas de la entrada del pueblo. Las visitantes habituales saben que lo más interesante se sirve en una tiendecilla escondida entre los callejones el centro. Allí hay un puesto que sirve el producto más valorado en este remanso de paz: los maridos (husband).

Husband (marido) a la venta en la aldea Tai O
¿Desea un marido pescador? Se sirven frescos por solo 18 HKD (2 euros)!
Descuentos para grupos. No se admiten devoluciones.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. No recuerdo haberme topado con ellos, quizás no me fijé lo suficiente :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O quizá ese día ya los habían vendido todos ;)

      Eliminar
  2. Lo de los peces globo bebe, me dejaron en ''stand by'', tal vez el creador del juego Angry birds si inspiro en ellos, cuando estuvo de turista por allí. Creyó que seria un bonito regalo para un niño y luego al enterarse del veneno, lo arrojo al cielo y buala una gran idea!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son simpáticos, pero no me acaba de gustar el comercio de animales disecados por motivos puramente ornamentales.

      Eliminar
  3. Oh, no, eso es crueldad con los animales. Primero los matan, así, bebés, y luego humillan sus pobres cadáveres. :( Muy mal.

    Un amigo de mi novio fue a Shanghai el año pasado y de recuerdo nos trajo la pareja de los leones imperiales, de plástico, cómo no, pero le contaron la historia de que se hacían dos estatuas grandes para los emperadores de China, un macho y una hembra, para la felicidad y el amor y la fertilidad de la pareja, etcétera... Así que yo tengo a la hembra, con bebé y todo, y mi novio se quedó con el macho. Supongo que ese tipo de detalles no están taaan mal, pero tampoco me gusta que los pueblos tradicionales luego se llenen de turistas y... se arruine todo.

    También tengo un llavero que me trajeron de Nueva York, y ése también fue hecho en China... ironías de la vida. Por eso, cuando salgo de viaje, nunca sé qué llevarles a mis amigos, me gusta que sean recuerdos bonitos y no baratijas para engañar a los turistas. Pero apuesto a que todos caemos en el truco más de una vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. China, fabricando souvenirs típicos de todo el mundo desde 1980.

      Eliminar
  4. Tai O es un sitio lleno de muchos matices y detalles que pasan ante nuestros ojos. Aunque el paso de los turistas altera un poco la calma del lugar, sigue teniendo sus rasgos auténticos que lo hacen único.

    Por cierto, verías al señor que hacía waffles estilo HK con un hornillo, la caña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo recuerdo... quizá tenía el día libre :D

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)