martes, 1 de abril de 2014
13 comentarios

Ventajas y desventajas de trabajar desde casa

Trabajando desde casa con doble pantalla

Hoy, Día de la Diversión en el Trabajo, es una oportunidad perfecta para hacer un primer análisis de mi experiencia trabajando desde casa. Se cumplen ya tres meses desde que dejé mi anterior empleo, cambiándome a uno que me permite trabajar casi todos los días desde casa a través de internet. A simple vista puede parecer que todo son ventajas, pero no es así. A continuación intentaré explicar los puntos positivos y negativos de trabajar desde casa en vez de tener que ir todos los días a una oficina.

VENTAJAS


1. No se pierde tiempo en transporte. A menos que se viva al lado del lugar de trabajo, lo normal es tener que hacer, dos veces al día, un trayecto de entre media hora y una hora. Eso significa perder una o dos horas que se podrían emplear en muchas cosas. Y si el trayecto se hace en coche no solo se pierde tiempo, sino que también se gana estrés y se asume un cierto riesgo inherente al conducir. Es cierto que se puede aprovechar el tiempo en transporte público para leer o los trayectos en coche para escuchar música, pero es mejor hacer eso en casa y durante el tiempo que nos apetezca, no durante lo que dura el trayecto de ida y vuelta.
2. Ambiente de trabajo mas cómodo. El ambiente de oficina no es todo lo cómodo que podría ser. Las sillas a veces están en mal estado, las mesas pueden ser viejas, en algunos lugares aún hay pantallas CRT, hay ruidos, es imposible regular una temperatura que contente a todos los trabajadores... Demasiadas pequeñas incomodidades que en el domicilio propio pueden solventarse o, en caso contrario, al menos ya no será culpa de otras personas.
3. Poder echar una mano en casa. No pasa nada por escaparse unos minutos y fregar los platos o tender la colada. Al trabajador esas pequeñas tareas incluso le sirven de distracción, y al resto de la familia le suponen una pequeña ayuda que se aprecia mucho.
4. Pequeñas libertades. Trabajando desde casa no hay tanta presión por guardar las apariencias. Los chicos no tienen que vestir una camisa impoluta y las chicas no necesitan maquillarse. Cada uno puede vestir lo que quiera, estar en la posición que más cómoda le resulte, e incluso poner música si eso le ayuda a concentrarse. Tampoco hay que esforzarse por aparentar estar siempre ocupados, que al final es una de las tareas que más tiempo consumen en una oficina.
5. Gran comodidad en caso de lluvia, frío o enfermedad. Esto es obvio, pero no por ello deja de ser destacable. Se acabó pasarse todo el día con los pies mojados por culpa de un chaparrón imprevisto. Se acabó pasar frío en oficinas sin calefacción, o demasiado calor en oficinas donde no ponen el aire acondicionado. En caso de resfriado nada te impide trabajar cobijado con tu mantita favorita, y lo mejor de todo es saber que no obligarás a otros compañeros a compartir tu resfriado. Ni ellos te cederán el suyo.

DESVENTAJAS


1. Dificultad para concentrarse. El ambiente de una oficina invita a la concentración. No hay música, ni charlas, ni televisión, sino que lo único que se escucha es el murmullo del trabajo. En una casa esto no es así, y si hay niños por el medio mantener un cierto nivel de concentración puede ser una tarea titánica.
2. La familia no asume que se está trabajando. En una oficina estás aislado, y todo el mundo asume que estás trabajando. En casa es distinto. Por mucho que avises que estás trabajando, no dejas de estar ahí al lado, disponible para cualquier cosa que surja. A menos que se marquen límites claros, las pequeñas interrupciones pueden dificultar mucho la realización de tareas complejas. Por este motivo, algunas personas que trabajan desde casa se van a una cafetería o incluso alquilan un espacio en una oficina de emprendedores.
3. Dependencia de tecnología. Imagina que estás preparado para empezar a trabajar y de repente no funciona internet o el portátil no arranca. Un pequeño problema técnico puede hacerte perder una jornada laboral. Eso en la oficina no es un gran problema porque al fin y al cabo tú estás allí, preparado para trabajar cuando el problema sea resuelto. Pero si estás en casa es tu responsabilidad, y un día no trabajado es un día que se descuenta de salario o de vacaciones.
4. Se pierde el contacto con compañeros. En una oficina hay compañeros que caen bien (simpáticos, educados, dispuestos a ayudar) y compañeros que caen mal (antipáticos, falsos, egoístas). Mantenerse lejos de los segundos es una bendición, pero estar lejos de los primeros es una pérdida. Ir a una oficina ayuda a desconectar del ambiente familiar, y puede ayudar a hacer nuevas amistades. Además, hay que estar atento al ambiente de oficina para poder anticipar las buenas y malas noticias. Es todo un arte que se dificulta mucho cuando no se puede hacer de modo presencial.
5. Disciplina. En una oficina se trabaja porque todo el mundo trabaja, y porque en cualquier momento puede aparecer el jefe por detrás. Esa tensión se pierde en casa. Es fácil perder horas viendo chorradas en las redes sociales o leyendo webs al azar. La motivación para apartar el ocio y concentrarse en el trabajo no es fácil de mantener todos los días. Algunas personas recurren a software que bloquea el acceso a determinadas distracciones como último recurso para aumentar la concentración.


En mi opinión, lo ideal sería un sistema que permita alternar casa y oficina, y dando cierta libertad de horarios. Con una buena organización y un buen sistema de control de la carga de trabajo, esto no debería ser tan difícil. Ya va siendo hora de terminar con el sistema que paga por estar en una oficina, y pasar a un sistema que pague por trabajar. Es decir, recompensar al que se sabe organizar y realiza sus tareas en menos tiempo, en vez de premiar al que pasa muchas horas en la oficina holgazaneando.

En mi caso trabajo desde casa por las tardes de lunes a viernes, en horario fijo, pero tengo que ir a la oficina entre tres y cinco veces al mes, algunas de estas veces en domingo o festivo. Me gusta ir a la oficina de vez en cuando para mantener una relación mínima con los compañeros, aunque está claro que preferiría no ir en domingos ni festivos. También me gusta que la mayoría de días pueda trabajar desde casa, aunque preferiría que el horario no fuese fijo.

En general, estoy contento con esta modalidad de trabajo. Ya veremos qué pienso cuando lleve más tiempo así. Y a ti, ¿qué te parece eso de trabajar desde casa?
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. La mejor modalidad es la que se adapta mejor a ti. Si eres disciplinado e informal quizás mejor sea desde casa / cafetería. Si eres lo contrario, quizás mejor oficina. Sin lugar a dudas lo mejor es no tener que trabajar. Alguien quiere montar una peña para jugar a la lotería? xD

    Pd: solo se acepta gente que tenga mucha suerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en mi opinión vivir sin trabajar debe ser bastante aburrido. Al principio supongo que está muy bien y todo eso, pero seguro que después de 50 años aburre ;)

      Eliminar
  2. Yo no soy nada fan de trabajar desde casa, me vuelvo totalmente ermitaña. Aunque ambos tipos de trabajo tienen sus pros y contras.
    Yo he trabajado de freelance metida en casa y a menos que tengas una fuerte disciplina, cuesta mucho. Yo perdía muchísimo tiempo y cuando no había trabajo que hacer, acababa la mitad del día en la cama o viendo la tele. En cambio cuando trabajas con un equipo, creo que siempre hay trabajo que hacer y que sacar adelante y trabajar en una oficina te hace salir de casa, desconectar y socializar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la reclusión y las distracciones son dos grandes problemas. Hay que tener mucha fuerza de voluntad para vencer a ese par de demonios.

      Eliminar
  3. Me borro mi comentario.... Es muy dificil si no hay disciplina y concentracion, ojala resulte, asi que mucha suerte

    ResponderEliminar
  4. El karma se aumenta con la critica y el juicio a terceros, el Dharma con la enseñanza consciente que se da sin recibir nada material a cambio.... gracias por permitir expresar mi opinion.
    El trabajo sea cual fuese y como se haga, es un mecanismo perverso para mantener controlado al ser humano, en la busqueda del dinero y no de la sabiduria.... por ende la mejor manera de trabajar es la consuna y armonica con la naturaleza misma del ser humano; o sea, con el fin de conocerse a si mismo, en sincronia con la madre natura, y en la busqueda real de su felicidad interna.
    Saludos desde venezuela.... un fuerte abrazo de luz,

    ResponderEliminar
  5. Míralo de esta forma, puedes llegar a la hora que quieras e irte antes de tiempo si quieres ;)

    ResponderEliminar
  6. Para mí lo ideal es trabajar en una oficina, con horario no muy estricto (tipo entrar de 8 a 10), y con la posibilidad de trabajar días puntuales desde casa, por si te surge algo. Por suerte, actualmente puedo trabajar de esta forma, así que es estupendo :)
    Yo sería incapaz de trabajar siempre desde casa, porque me distraigo con cualquier cosa... ¡y además tengo un gato!
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. yo teletrabajo y es fantástico. Aporto dos ventajas:1.no sólo ahorro de tiempo sino de dinero en transporte. 2. no más almuerzo calentado en microondas o restaurante (que dado su tiempo cansa).
    Evidentemente la mayor desventaja es la falta de concentración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la comida depende del caso. Yo en las empresas siempre comía decentamente, y ahora en casa a veces si estoy solo casi ni como.

      Eliminar
  8. ¡Tienes tooda la razón!.. Admiro a esas personas que tienen el prodigioso don de la concentración, y a la vez las envidio, pues durante el tiempo que trabajé en casa, ese fue mi mayor obstáculo, esa falta de concentración.
    Lo que en oficina me toma alrededor de una hora para terminar, en la casa me tomaba 3-4 horas. Tenía una tendencia a hacer cualquier cosa no relacionada al trabajo, un claro ejemplo de ello es que logré leer Ulises de James Joyce (¿Ahora sí se dan cuenta?)...
    Así que por eso decidí volver a "cumplir un horario". Además, para alguien tan curiosa y habladora como yo, estar sin gente alrededor tiene efectos muy negativos.

    PD: Tengo que confesar que durante mis horas de trabajo en casa, leía los posts de Eurowon, así que espero que Felipe se sienta un poquito culpable por eso jajaja.

    ¡Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eras la única. Las estadísticas dicen que uno de los momentos en que más se lee el blog es en horas de oficina. Y curiosamente los fines de semana baja el número de visitas. Por algo será ;)

      Eliminar
  9. En realidad tiene mas Desventajas Que Ventajas, por ejemplo si pierdes contactos con las personas, eso te puede llevar hacer una persona solitaria, traerte un sinumero de problemas y etc.

    por cierto muy buena articulo, Felipe.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)