viernes, 20 de mayo de 2016
3 comentarios

Botellones coreanos, miedo a Trump, una canción polémica y más noticias (2016.21)

En Corea del Sur también se hace botellón, o algo parecido, y las consecuencias son las mismas que en cualquier otro lugar. Desde Corea se ve con preocupación a Trump y cómo algunas de promesas podrían perjudicar a sus aliados asiáticos. También hay una ración de gastos en el extranjero, víctimas atómicas, un asesino misógino, prostitutas protestando, un terremoto imaginario, estaciones publicitarias, inspecciones insuficientes, y monumentos ridículos. Y para terminar, un vídeo musical que puedes tatarear o no según tu conciencia.


FOTO DE LA SEMANA: botellón al estilo coreano


La página en Facebook de la Policía de Busan publicó unas imágenes del Parque Subyeon que levantaron cierta polvareda en el internet coreano. Este es un lugar muy popular en el que la gente se reúne de noche para disfrutar de la vista del puente Gwangan y su hermosa iluminación nocturna. Por supuesto, la velada se ameniza con grandes cantidades de comida y botellitas verdes.

Jóvenes coreanos comiendo y bebiendo por la noche frente al mar
Ambientazo nocturno.
Servicios de limpieza abrumados por la mucha basura de la costa en Busan
A la mañana siguiente, limpiadores abrumados.

Parece ser que cada día se recogen dos toneladas de basura de este lugar, y que en el fin de semana festivo de la semana pasada se recogieron 25 toneladas, con una media de 6 toneladas diarias de restos de comida, botellas de soju, latas de cerveza, cartones, vómitos y otras maravillas contemporáneas. Esto es una barbaridad que admite comparación con el botellón más salvaje de cualquier ciudad occidental.

Hay quien culpa de esto a la falta de papeleras. Es cierto que si hubiera más papeleras habría menos basura en las calles y en lugares como este, pero el problema va más allá. Hace falta un poco más de civismo. Quien vaya a un lugar así a comer y beber, aparte de preparar las viandas también debería preparar un par de bolsas para recoger sus desperdicios. Y si no hay papeleras o contenedores en la zona, o están llenos, se puede llevar la bolsa a otro barrio. O al menos dejar la basura recogida en una bolsa y no a merced de la marea.

No es una cuestión de instalar papeleras o poner a policías vigilando, es una cuestión de educación básica y respeto al prójimo.


TEMA DE LA SEMANA: temor al Trump-etista


En Corea del Sur suenan trumpetas de preocupación ante la posibilidad de que Donald Trump se convierta en presidente de Estados Unidos. El magnate americanou causa revuelo día sí y día también con sus declaraciones, y desde Seúl se ven con temor dos temas concretos.

Primero, las declaraciones de Trump diciendo que Washington firmó demasiados tratados de libre comercio, que estos son perjudiciales para la economía estadounidense y que quiere renegociarlos para proteger más a su industria. El TLC entre Corea del Sur y Estados Unidos, tan polémico en su momento, ha sido una gran fuente de dinero gracias a las exportaciones de vehículos y teléfonos móviles. Cortar ese caudal de divisas tendría un efecto muy negativo sobre la economía de Corea.

Segundo, Trump también ha dicho que Estados Unidos no debe seguir financiando la defensa de sus aliados. Es decir, que Corea del Sur debe asumir el coste total del mantenimiento en su territorio de 28.000 soldados estadounidenses. La contribución surcoreana es actualmente de casi 900 millones de dólares anuales, que supone alrededor del 40 por ciento del coste total. Parte de este dinero regresa a Corea por medio de subcontratas y compras de suministros, pero la idea de pasar a pagar más de 2.000 millones de dólares no gusta nada.

Un asesor de Trump dijo que la postura del presidenciable no es inamovible y que de momento se limita a plantear su opinión para después negociar, lo cual se puede interpretar como que está diciendo lo que los electores de su país quieren oír (menos gasto, más proteccionismo) pero que a la hora de la verdad no será tan radical.

Por último, esta semana Trump sorprendió al decir que desearía mantener un encuentro directo con el líder norcoreano Kim Jong-un. Esto supone una rotura con la situación actual de dureza y firmeza contra el régimen norcoreano, con Seúl y Washington rechazando las ofertas de diálogo que llegan desde Pyongyang. La propuesta de Trump ha provocado incluso un aplauso desde China, mientras que Seúl de momento no ha dicho nada.

Una reunión entre Trump y Kim Jong-un sería algo digno de ser transmitido en directo.


MÁS NOTICIAS:

  • El festivo programado de la nada el viernes pasado para impulsar el gasto de los surcoreanos tuvo efecto, pero no de la manera prevista. Según las estadísticas de gasto con tarjeta, los surcoreanos incrementaron mucho más los gastos en el extranjero que en Corea. Es decir, que aprovecharon el puente para viajar a Japón, Filipinas o Tailandia y dejarse allí los dineros.
  • Mucho se está hablando estos días sobre la visita que el presidente Barack Obama hará a Hiroshima el 27 de mayo. La petición más común de esta semana es que Obama debería honrar también a los coreanos muertos por la bomba atómica de 1945, visitando el monumento a tal efecto situado en el parque conmemorativo de Hiroshima, a unos 200 metros del famoso monumento por la paz y unos 300 metros de la cúpula Genbaku. La Casa Blanca salió al paso diciendo que Obama honrará a todas las víctimas del bombardeo, tanto japoneses como de otras naciones, pero sin aclarar si visitará o no el monumento a los coreanos.
  • El martes por la noche, en Gangnam, un hombre de 34 años asesinó a una chica de 23 asestándole cuatro puñaladas en el torso. El asesino no conocía a la víctima y aparentemente no hubo intento de asalto sexual. Cuando la Policía lo detuvo y le preguntó el porqué del crimen, se limitó a decir que odia a las mujeres porque lo ignoran.
  • Trabajadoras sexuales de Corea del Sur, molestas por la decisión del Tribunal Supremo de confirmar la constitucionalidad de la prohibición que pesa sobre la prostitución, llevarán el caso ante las Naciones Unidas.
  • El jueves por la tarde apareció una noticia según la cual se había producido un terremoto de magnitud 6,5 en Hoengseong, en el nordeste de Corea del Sur. La información se distribuyó rápidamente porque es muy inusual que Corea sufra seísmos de ese calibre. Sin embargo, poco después se informó de que no se había producido ningún terremoto y que todo era fruto de un error en un ejercicio. Al parecer alguien pulsó un botón y se enviaron faxes (tecnología punta) con la noticia falsa a los principales medios de comunicación. No se ha detallado si el empleado que pulsó el botón conserva todos sus dedos tras el error.
  • El metro de Seúl venderá derechos de nombre de estaciones de la red de metro de la ciudad. Así, algunas compañías añadirán su nombre a la estación de su interés. Por ejemplo, la estación de Apgujeong llevará la coletilla Hyundai Department Store para marcar las grandes tiendas departamentales cercanas, y la estación Bangbae se llamará también Kangbuk Samsung Hospital para indicar que ahí hay un gran hospital del todopoderoso conglomerado. Los precios de añadir estos nombres comerciales rondan los 150.000 o 300.000 euros, por lo que no me planteo una estación "Dongdaemun Eurowon".
  • Parece que se han realizado inspecciones sanitarias en 4.825 restaurantes de Corea del Sur, reportando 164 casos de alimentos caducados o almacenados en condiciones antihigiénicas. Menos de cinco mil restaurantes es un porcentaje muy pequeño del total. Parece necesario incrementar las inspecciones y, por qué no, poner algo de control también sobre los puestos callejeros.
  • El año pasado el Ayuntamiento de Seúl se gastó 700 millones de wones (más de medio millón de euros) en monumentos públicos. El presupuesto se fue casi enterito en un monstruo en el río Hangang, un árbol frutal en la Asamblea Nacional y las manos del Gangnam Style frente al COEX (fotos aquí). A mucha gente el resultado le parece un despilfarro ridículo. Me hizo especial gracia el comentario del funcionario del ayuntamiento que dijo que continuarán instalando más monumentos similares para que los turistas recuerden Seúl a través de estas figuras, "tal como la gente viaja a París para ver la Torre Eiffel". Menuda comparación, machiño.


Y UN VÍDEO: la canción de la discordia


El miércoles pasado, como cada 18 de mayo, se conmemoró el movimiento de democratización del 18 de mayo de 1980, también conocido como "Masacre de Gwangju".

Sin entrar en detalles, comentaré un poco el trasfondo. En 1979 fue asesinado Park Chung-hee, dictador de Corea del Sur y padre de la actual presidenta Park Geun-hye. El relevo lo tomó Chung Doo-hwan, que continuó con todo lo malo de su predecesor. En mayo de 1980 comenzaron protestas callejeras en Gwangju reclamando el final de la dictadura. Las protestas se mantuvieron durante 10 días, fueron reprimidas con gran dureza y fallecieron bastantes personas (144 según las cifras oficiales de la época, hasta 2.000 según algunas fuentes).

La dictadura continuó durante bastantes años, pero el levantamiento del 18 de mayo se considera un capítulo muy significativo de la lucha por la democratización en Corea del Sur.

Aún a día de hoy, existe controversia sobre el levantamiento. El sector conservador lo considera un intento de golpe de estado alentado por comunistas pronorcoreanos. El sector progresista lo considera una protesta prodemocracia que fue reprimida con un exceso de violencia por parte del Estado.

Esa controversia se representa en la canción 임을 위한 행진곡 (Marcha por los queridos), que suena cada año en la ceremonia de conmemoración del levantamiento y sus víctimas. En este vídeo suena la canción mientras se muestran imágenes de los enfrentamientos de esos días.


La ceremonia tiene lugar en el Cementerio Nacional de Gwangju desde 1997, y hasta el año 2008 los asistentes cantaban la canción al unísono. En 2009, el presidente Lee Myung-bak cambió el programa e introdujo un coro que canta la canción, dejando que los asistentes la canten también o no según su decisión. Los progresistas protestan afirmando que la canción debe ser cantada por todos, y que no hacerlo va en contra del espíritu de la ceremonia. Los conservadores defienden el derecho de cada persona a elegir.

En la ceremonia de este año también hubo un coro. Muchos de los asistentes tatarearon la canción. Otros, como el primer ministro Hwang Kyo-Ahn, no la cantaron. Casi cuatro décadas después, la división ideológica continúa.

→ Nada más. Disfruta mucho de este fin de semana de caloret y nos leemos el martes.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Me parece una barbaridad lo del asesino misógino. Es terrible. Y teniendo en cuenta el tipo de castigos que se imparten en Corea del Sur por casos de violencia de género (véase asaltos sexuales, abusos físicos, etc) es de esperar que ese sujeto -por no llamarlo de otra forma- no cumpla una condena justa por lo que ha hecho. Lo peor de todo es que su objetivo podría haber sido cualquier mujer que se hubiera cruzado por delante.

    Con respecto a los nombres de las estaciones. Madrid ha hecho eso. Pero creo que solo con una o dos. La última vez que estuve por allí y fui a la FNAC de Callao tuve que bajarme en 'Vodafone Sol'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo de los nombres de las estaciones también me parece fantástico. No solo es una fuente de ingresos adicionales (menor coste del billete, mejor servicio) sino que esos nombres secundarios ayudan a orientarse.

      Eliminar
    2. Me he acordado de ti viendo el video que ha subido el Ayuntamiento de Madrid quitando las pegatinas de Vodafone Sol. Después de dos o tres años, vuelve a ser solo Sol :-)

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)