martes, 17 de enero de 2017
0 comentarios

Gilsangsa, el restaurante de élite que se convirtió en templo budista

Puerta de entrada al templo Gilsangsa de Seúl

En Seúl hay varios templos budistas dignos de mención. Jogyesa es el más famoso y Bongeunsa destaca por el contraste entre sus edificios budistas y los modernos rascacielos de Gangnam, pero hay uno más bonito que permanece en segundo plano. Hablo de Gilsangsa (길상사), un templo situado en la cara sur de la montaña Samgaksan, sobre un barrio rico del norte de Seúl en el que tienen su residencia embajadores extranjeros y poderosos hombres de negocios. La historia de este templo, fundado hace apenas 20 años, es breve pero muy interesante.

Templo Gilsangsa de Seúl

Para comprender el espíritu de este templo hay que conocer la vida de Kim Yeong-han, una mujer coreana nacida en 1916 que se convirtió en gisaeng a los 16 años. Las gisaeng son el equivalente coreana de las famosas geishas de Japón, mujeres entrenadas para entretener a los hombres, una función que no necesariamente implica sexo sino otras habilidades como música, poesía y conversación. Esta mujer usó varios nombres artísticos, como Jinhyang y Jaya, hasta que en 1953 se graduó en literatura inglesa por la Universiad Chungang.

Edificio de madera de Gilsangsa

Con el dinero ahorrado en su vida como gisaeng Kim compró un valle llamado Baebatgol, en el cual abrió un restaurante que primero llamó Cheongamjang y después pasó a llamarse Daewongak. El restaurante progresó y en los años 70 era uno de los locales más populares entre la élite surcoreana. Los hombres más influyentes del país, desde grandes empresarios hasta el presidente-dictador Park Chung-hee, acudían a este restaurante para comer y mantener reuniones opacas en las que decidían el futuro de la nación. Las malas lenguas afirman también que en esas visitas satisfacían otros instintos aparte del hambre.

Altar budista en el templo Gilsangsa en Corea del Sur

Todo iba bien en la vida de la acaudalada señora Kim, hasta que leyó el libro Musoyu (무소유, "Sin posesiones") del gran monje Beopjeong (법정 스님). Bajo la inspiración de este libro, Kim se reunió con Beopjeong y decidió donarle el restaurante para que construyese un templo. En aquel momento, alrededor de 1987, el restaurante estaba valorado en unos 10 millones de dólares, que hoy en día serían más de 100 millones de dólares. El regalo, como se ve, no era una donación común.

Campanario tradicional en el templo Gilsangsa

En un primer momento Beopjeong rechazó la donación, pero ante la insistencia de Kim acabó aceptando el ofrecimiento y en 1995 fundó Daebeopsa como una parte del templo Songgwangsa de la orden budista Jogye. A cambio de su donación de más de 23.000 metros cuadrados y múltiples construcciones, muchas de las cuales siguen en su estado original, Kim recibió su nombre budista de Gilsangwha (길상화) y un rosario entregado por Beopjeong.

Altar en el templo budista Gilsangsa

Tras dos años, en 1997 el templo pasó a ser independiente con el nombre actual de Gilsangsa, en honor a la mujer que lo hizo posible. En su apertura, Gilsangwha dijo: "He cometido muchos errores en mi vida. No sé mucho acerca del budismo... pero mi único deseo es que la campana del templo suene con claridad desde el pabellón octogonal donde las mujeres se cambiaban de ropa".

Farolillos y tarjetas en el templo Gilsangsa

Gilsangwha falleció el 14 de noviembre de 1999 en la construcción Gilsangheon, y sus cenizas fueron esparcidas desde el mismo lugar poco después cuando cayó la primera nieve del invierno. En su memoria, la organización Malgo Hyanggiropge, con sede en este templo, otorga cada año a 30 estudiantes surcoreanos unas becas llamadas Malgo Hyanggiropge Gilsangwha.

Figuritas budistas en Gilsangsa

El gran monje Beopjeong, nacido en 1932 como Park Jae-cheol, fue el líder del templo hasta su muerte, el 11 de marzo de 2010, debido a un cáncer de pulmón. Este es uno de los monjes budistas más respetados y venerados en Corea del Sur, y dejó como legado muchos libros que recogen su filosofía de desapego por las posesiones materiales.

Templo budista Gilsangsa del norte de Seúl

Un hecho reseñable de Gilsangsa es que fomenta la armonía entre religiones. En la ceremonia de inauguración de Gilsangsa, celebrada el 14 de diciembre de 1997, estuvo presente Kim Su-hwan, cardenal de la Iglesia Católica de Corea del Sur. Dos meses más tarde, Beopjong devolvió el detalle visitando la Catedral de Myeondong y pronunciando en su interior un discurso de concordia interreligiosa.

Vista de la montaña Samgaksan del templo Gilsangsa

Otra muestra de esta armonía entre religiones es la estatua de Gwaneum Bosal (관음보살, "Diosa de la Misericordia") realizada por por el escultor católico Choi Jong-tae. Esta estatua representa un bodhisattva típico del budismo pero su apariencia se inspira claramente en la Virgen María del catolicismo. Este monumento es uno de los más destacados del templo, y muchos visitantes al verlo se preguntan por qué un templo budista alberga una estatua católica.

Bodhisattva que representa a la Virgen María
Fuente de agua en Gilsangsa

En lo que respecta al templo en sí, Gilsangsa destaca por dos aspectos. El primero es su ubicación en una montaña pero dentro del perímetro de Seúl. Esto le da una gran belleza, similar a los templos aislados entre montañas de difícil acceso, al tiempo que permite visitarlo sin complicaciones de transporte. El segundo es que muchos de los edificios del restaurante fueron conservados y permiten adivinar cómo era este establecimiento de lujo en los años 70 y 80. La influencia japonesa de muchas de estas construcciones originales también contribuye a dar al templo una apariencia única.

Edificio del templo budista Gilsangsa

Edificio moderno en el templo Gilsangsa

Budistas coreanos rezando

Niños coreanos leyendo en templo budista

Templo budista Gilsangsa en Seúl

Residencias de los monjes budistas del templo Gilsangsa

Gilsangsa está situado en Seongbuk-dong (성북동), en la parte norte de Seúl. La mejor forma de llegar es tomar la línea 4 del metro y salir por la salida 6 de la Estación de la Universidad Hanseong (한성대입구역). Aconsejo subir en los autobuses lanzadera gratuitos (parada a 50 metros de la salida de la estación del metro) para ahorrarse la cuesta, y bajar caminando tranquilamente para disfrutar del barrio.

→ Este templo tiene su propia página web, que incluye una sección en inglés. También me gustó el artículo de este blog, del cual tomé algunos datos.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
No hay comentarios

Comentar es gratis y aumenta karma ;)