miércoles, 2 de junio de 2010
0 comentarios

Hasta luego a FINSA

Una de las consecuencias de ir a Corea es el cambio de empleo. Después de algo más de siete años, es el momento de despedirme de la que fue mi primera empresa como ingeniero. Y como ha sido mi casa durante tanto tiempo, la despedida ha sido un "hasta luego" en lugar de un "adios".

Mi camino comenzó en la fábrica de Santiago, con seis meses de introducción a la empresa. Después, cuatro años y cuatro meses muy intensos en la fábrica de FINSA Forest Products, en Irlanda. Por último, dos años y medio en los servicios centrales del grupo, otra vez en Santiago. En todo este tiempo he conocido gente extraordinaria, como profesionales y como personas. Sin duda, el gran valor de la empresa.

La semana pasada mis compañeros me alegraron el día con unos pinchos de despedida, y me sorprendieron con un regalo que me hizo mucha ilusión: una equipación personalizada de la selección española de baloncesto. Ahora, igual que en ese día, quiero aprovechar la ocasión para agradecerles el gesto. Un acto de gran humanidad, que junto al apoyo y comprensión mostrados, me llenan de satisfacción. Me voy muy contento de saber que varios de los compañeros de estos años ya son amigos, y espero que lo sigan siendo por muchos años.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
No hay comentarios

Comentar es gratis y aumenta karma ;)