3
comentarios
Hay muchos factores que explican el auge del interés por Corea del Sur en España. El mayor vehículo conductor de este interés es el hallyu y el K-pop, y por eso el interés por Corea se extiende entre la gente joven mucho más deprisa que entre la gente mayor entrada en años experimentada. Aparte de las noticias sobre el conflicto cíclico con Corea del Norte, hubo dos programas de televisión que hicieron mucho por dar a conocer Corea entre el público general. Uno fue el capítulo de Callejeros Viajeros en Seúl, del cual ya hablé en un post anterior. Del otro, aunque sea con retraso, hablaré hoy.

En septiembre de 2009, el programa Españoles en el Mundo emitió el capítulo dedicado a Seúl, en el cual aparecen 10 españoles que en ese momento vivían en la capital de Corea. En todos ellos se dan las características típicas de casi todos los españoles que viven en Corea: joven, con poco tiempo en el país, y con fecha de retorno en el horizonte. Hay españoles que llevan en Corea muchos años, es cierto, pero la mayoría vienen por un tiempo limitado (entre uno y tres años). Al final solo se quedan quienes se casan con un/a coreano/a y fundan familia.

El programa me gusta, aunque tiene el mismo gran defecto que el otro: no es posible abarcar una ciudad como Seúl en un espacio de menos de una hora. Por ese motivo, lo que hace es mostrar pinceladas de la cultura y la vida de Corea. Al menos tienen un enfoque más serio que Callejeros viajeros, que siempre se centran en lo más escabroso, buscando enganchar al espectador por el lado fácil: violencia, sexo, drogas...

Una vez en Corea, pude conocer a algunas de las personas que aparecen en el programa, como mi amigo Manolo, cuyo blog Back in Seoul os recomiendo (aunque últimamente su trabajo no le permite postear con frecuencia). Y más recientemente pude conocer también a Manu, punto de referencia de la gastronomía española en Corea, y a Atahualpa.

En el programa podemos aprender cosas acerca del mercado de Namdaemun, las galerías de tiendas de las estaciones de metro, las máquinas para hacer ejercicio en los parques, el consumo de carne de perro, el espectáculo Nanta, las zonas de callejuelas antiguas, la "importación" de mujeres para matrimonio con coreanos, el Palacio Gyeongbokgung, el Templo Jogyesa, un gimnasio de taekwondo, Insadong, un salón de té, un parque a la orilla del Río Hangang, la Fortaleza Hwaseong en Suwon, una exhibición de armas y acrobacias a caballo, el consumo de larvas de gusano de seda y pulpito vivo, la bandera de Corea, la DMZ y la estación fantasma de Dorasan, uno de los túneles entre Corea del Norte y Corea del Sur, un espectáculo de B-boys, clases de break-dance, el parque de atracciones Lotte World, Sinchon, un fotomatón, los estudios de la KBS, la Torre N de la montaña Namsan y los candados que dejan las parejas de enamorados, el restaurante español La Paella, Hongdae, y la famosa taberna Pakito.

¿Y por qué me ha dado por hablar de este programa dos años y medio más tarde? Pues porque me lo he encontrado completo en Youtube, así que aprovecho para dejarlo aquí insertado... ¡Disfrutadlo!


Para ver el vídeo en la página oficial del programa Españoles en el Mundo:
   Vídeo del programa en la web oficial (50 minutos): Españoles en el mundo: Seúl.
   Comentarios en el blog del programa: experiencia del equipo del programa en su viaje a Seúl.
Y aquí, el enlace a la web oficial del programa Españoles en el Mundo.
→ Si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes twittearlo o compartirlo en Facebook :)
  1. Te podías apuntar al programa!! seguro que lo hacías muy divertido!

    ResponderEliminar
  2. Lo vi en su día y me hizo mucha gracia ver a Manolo ;)

    ResponderEliminar
  3. Sí que se hace gracioso ver a personas que conoces, explicando una ciudad que también conoces...

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)