lunes, 21 de octubre de 2013
8 comentarios

Macao en un día

China vestida con traje regional típico de Guizhou

A Macao se puede llegar de dos formas, por ferry o por avión (o por carretera, pero no creo que muchos occidentales escojan esa opción). Los aviones llegan al aeropuerto de Macao, situado en la isla (donde están los casinos). La mayoría de ferris, por su parte, atracan en la Terminal Marítima del Puerto Exterior de la parte continental (donde está la zona histórica). Nosotros llegamos en un ferri desde Hong Kong y no nos rompimos mucho la cabeza porque justo a la salida del puerto nos embarcamos en un autobús turístico con parada en las principales atracciones, gracias al cual nos movimos todo el día por solo 100 HKD (unos 10 euros). Del bus hablaré otro día, porque me parece una opción fantástica para quienes visiten Macao en solo un día (que son mayoría), pero hoy voy a repasar el recorrido que hicimos y todo lo que vimos.

fortaleza china de la dinastía Tang del Muelle de Pescadores (Fisherman's Wharf) de Macao
Una fortaleza muy bonita pero falsa, que forma parte de un parque temático.

Nada más salir del puerto vimos lo que parecía una antigua fortaleza china, pero que en realidad es tan falsa como un decorado de cartón piedra. Se trata de la Fortaleza de la Dinastía Tang del Muelle de Pescadores (Fisherman's Wharf), un parque temático con casino, restaurantes y atracciones de todo tipo. De todo esto me enteré después, porque en aquel momento me pareció una fortaleza realmente reseñable y no terminaba de comprender por qué no salía en las guías.

Vista del skyline de Macao y el Hotel Grand Lisboa
Skyline de Macao, dominado por el imponente Hotel Grand Lisboa.
Skyline de Macao con la estatua Kun Iam y la torre de Macao
Torre de Macao a la izquierda y en el centro, empequeñecida por los rascacielos, la estatua Kun Iam.

Bordeando la costa pudimos apreciar un panorama muy típico de Macao, como son los grandes hoteles y casinos que se alzan orgullos frente al mar. Pero al otro lado también hay dos puntos que llaman la atención. El primero es Kun Iam, una bonita estatua de aspecto ambiguo, ya que es una mezcla de figura budista (una bodhisattva Guanyin de la compasión, concretamente) y una virgen María de la religión católica que trajeron los portugueses. Muy curioso. El segundo punto interesante es la Torre de Macao, una gran construcción de 338 metros de altura con más usos lúdicos que de telecomunicaciones. No subimos, pero la vista desde el mirador debe ser impresionante.

Entrada del templo A-ma de Macao
Entrada del templo A-ma, un espacio multi-religioso lleno de tradición... ¡y de personas!

La primera parada fue el templo A-ma, un antiguo santuario que data de 1488, antes de la fundación de la ciudad por parte de los colonos portugueses. Está dedicado a Matsu, diosa de los pescadores, y muestra una curiosa mezcla de cultura china inspirada por confucianismo, taoísmo, budismo y creencias populares (una extraña combinación que también se da en algunos templos de Hong Kong). Construido sobre unas rocas, nos sirvió para darnos cuenta de que en Macao queman tanto incienso como en Hong Kong.

Barrio chino de Macao
Calle de edificios que parece tomada del centro de Hong Kong.
Tiendas portuguesas de Macao
Comercios portugueses al estilo chino.

La siguiente parada fue el centro histórico, y por supuesto este fue el lugar donde pasamos más tiempo. La plaza Largo do Senado, que podríamos considerar el centro de la ciudad, fue el punto donde nos dimos un homenaje saboreando lo mejor de la gastronomía portuguesa a muchos miles de kilómetros de su origen. Tanto esta plaza como las calles de los alrededores parecen sacadas de la mismísima Lisboa. Calles con plaquitas que forman mosaicos, carteles en portugués, edificios neoclásicos (como la Casa da Misericordia); todo contribuye a crear un ambiente mediterráneo que me hizo sentir como en casa. Lo más curioso fueron los carteles bilingües en portugués y chino, que yo podía entender por saber gallego.

Casa da Misericordia del centro de Macao
Casa da Misericordia, uno de los edificios más bonitos del centro de Macao.
Comida portuguesa en Macao
Festín portugués que nos dimos.

Hay muchos puntos destacables en el centro histórico de Macao. Por ejemplo la Iglesia de Santo Domingo, fundada por tres monjes españoles, una parte de la cual es ahora un museo. O las ruinas de San Pablo, constituidas por la fachada de la catedral de San Pablo (Mater Dei), destruida por un gran incendio en 1835, junto con las ruinas de la Universidad de San Pablo y de la Fortaleza del Monte. Estas construcciones de origen jesuita conforman algo así como la acrópolis de Macao, y son de visita obligada.

Iglesia de Santo Domingo en el centro de Macao
Iglesia de Santo Domingo, situada en la plaza central del casco histórico de Macao.
Ruinas de San Pablo en Macao
Ruinas de San Pablo, la fachada de una catedral que debió ser impresionante.

Detrás de la fachada de la catedral de San Pablo puede verse una sección de la antigua muralla de Macao, construida por los portugueses siguiendo la tradición de construir muros defensivos en sus asentamientos portuarios. Y justo al lado de una puerta de esta muralla está el minúsculo templo Na Tcha, dentro del cual no creo que quepan más de cuatro personas.

Templo Na Tcha al lado de la muralla de Macao
La antigua muralla de Macao y el pequeño templo Na Tcha.

Otra iglesia importante es la Catedral de la Natividad de Nuestra señora de Macao, también conocida como Igreja da Sé. Fue construida primero con arcilla y paja en siglo XVII, siendo remodelada varias veces antes de adoptar su aspecto actual en una gran reconstrucción llevada a cabo en el año 1937.

Catedral de la Natividad de Nuestra señora de Macao (Iglesia da Sé)
Igreja da Sé, una de las muchas iglesias antiguas de Macao.

Regresando al autobús aún tuvimos tiempo de visitar la Mansión Lou Kau, un edificio construido en 1889 que sirvió de residencia a Lou Kau, un gran negociante y banquero chino. Este edificio es una curiosa mezcla de arquitectura china con decoración mixta china y occidental, y se puede visitar de forma gratuita. Además, cuando entramos nosotros estaban llevando a cabo una exposición de la región china de Guizhou, cuyo traje típico lleva la señorita que da la bienvenida a este post.

Interior de la Mansión Lou Kau de Macao
Interior de la Mansión Lou Kau.

También hay muchas callejuelas llenas de comercios, algunas orientadas a los locales y otras descaradamente turísticas. El souvenir más típico parecía ser la cecina, de la cual vendían diversos tipos. Por supuesto, como en tantos países de Asia, todo estaba lleno de motos, pero parecían conducir con más precaución que en Corea.

Callejuela comercial de Macao
Callejuela comercial con llena de tiendas y con mucha gente paseando.
Vendiendo souvenirs en Macao
Vendiendo cecina, el souvenir más típico de Macao.

El último punto de interés que visitamos en Macao fue el templo budista Kun Iam Tong, que pasa por ser uno de los más importantes de la ciudad. La verdad es que era bastante grande, y su aspecto me recordó a los memoriales chinos de Hong Kong. Nos gustó tanto como el templo A-ma, y además había mucha menos gente.

Templo budista Kun Iam Tong de Macao
Templo budista Kun Iam Tong, muy bonito y  mucho menos masificado que A-ma.

Antes de regresar al puerto, aprovechamos el último autobús para ir a la zona de casinos, situada en la isla. Esta isla en realidad tiene tres partes, que son las islas originales (Taipa y Coloane) y un gran relleno artificial que expandió el istmo original hasta transformar las dos islas en un único cuerpo de tierra. En la isla Coloane hay campos de golf y parques, en uno de los cuales se puede visitar el famoso panda de Macao. El relleno, llamado Cotai, es una zona aún en desarrollo. Y la isla Taipa, situada al norte y conectada con la península por medio de tres grandes puentes, está dominada por los también famosos casinos de Macao.

Puente hacia la isla Taipa
Puente hacia la isla Taipa, la zona de los casinos.

Nosotros visitamos el casino The Venetian, que destaca por tener una copia interior de Venecia, con canales, góndolas y un montón de tiendas. Dimos un paseo rápido, sin acceder al casino en sí, que fue más que suficiente para darnos cuenta del ambiente de lujo decadente de este lugar. Definitivamente, no es nuestro estilo.

Anochecer en el casino The Venetian de Macao
Casino The Venetian al atardecer.
Reproducción de Venecia en un casino de Macao
Interior del hotel The Venetian, que imita la ciudad italiana de Venecia.

Aprovechamos los autobuses lanzadera gratuitos que conectan los casinos con el puerto y el aeropuerto para regresar al puerto, donde subimos al barco que nos llevó de vuelta a Hong Kong. Todo este recorrido lo hicimos en unas 10 horas, tomándonos mucho tiempo en cada sitio, en parte para disfrutar más de la visita y en parte porque ese es el ritmo que impone viajar con un bebé.

Nos quedaron algunos lugares pendientes, como las iglesias de San Antonio y San Lorenzo, la Fortaleza da Guía y sobre todo el Mercado Rojo que según el guía es el mejor lugar para ver el estilo de vida real de los habitantes de Macao. Pese a ver todo Macao en un solo día, aprovechamos muy bien el tiempo, y tengo un montón de historias por contar en los próximos meses.

→ Más información de Macao en la web oficial de turismo: www.macautourism.gov.mo
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. The Venetian es igual que el que vi en Las Vegas (imagino que es la misma copia en todas partes), aunque el resto de la ciudad es muy diferente y parece muy interesante de visitar. El templo budista y la zona de tiendas me llaman la atencion pero de las tiendas lo dejaria para el final del dia porque ya me conozco... :-D

    La comida tiene muy buen aspecto. Sigo aprendiendo cosas...gracias por el post.

    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Macao es famoso por los casinos y el lujo, pero el verdadero atractivo es la zona colonial y la parte histórica. El contraste de culturas es similar a otros lugares, pero con la particularidad de que la mezcla entre tradición china y colonialismo portugués es de lo más pintoresco que me he topado en Asia. ¡Es un lugar pequeñito pero de lo más interesante!

      Eliminar
    2. Nunca pense que hubiera influencia portuguesa por alla. Sabia lo de los casinos pero no mucho mas. Cuanto mas leo tus post mas ganas tengo de visitar esa parte del mundo.

      Gracias por la respuesta.

      Eva

      Eliminar
  2. También estoy impresionado por la influencia occidental en esa parte de China, de lo cual no tenía ni idea. Me hace pensar un poco que muchas de nuestras ciudades latinoamericanas tienen muchos parecidos por la herencia del Imperio español. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de colonias en Asia fueron inglesas (India y Hong Kong, por ejemplo), pero también hay algunas españolas (Filipinas) y portuguesas (Macao). La mezcla es muy distinta en cada lugar, pero muy interesante en todos!

      Eliminar
  3. Muy Bonito Articulo . Gracias por compartirlo. Te Invita a visitar MACAO. Pronto lo hare. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segura que te gusta, yo creo que merece mucho la pena visitar Macao.

      Eliminar
  4. gracias por este articulo, la verdad mi sueño desde niña fue llegar a makao porque dicen que mi bisabuelo era de allá,y falleció en makao, pero no tengo datos para buscar su tumba.Pero me emocione al ver las fotos ,gracias de verdad.Buen viaje.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)