miércoles, 22 de enero de 2014
8 comentarios

Recorriendo la muralla de Seúl en un día: parte norte

Hace ya cuatro meses del día que recorrí todo el perímetro de la muralla de Seúl y hoy, por fin, contaré la experiencia en el blog. Me ha sido tan difícil escoger las fotos que al final voy a dividir el día en dos posts. Hoy hablaré de la parte norte, de Dongdaemun a Namdaemun, y mañana de la parte sur, de Namdaemun a Dongdaemun. Pero antes de entrar en materia, puedes ver el mapa del recorrido en un post anterior.

La idea surgió al ver que tenía un día libre antes de Chuseok. Hacía tiempo que quería recorrer la parte norte de la muralla de Seúl, y decidí que esa era una buena oportunidad. La bola fue creciendo y se me ocurrió que podía intentar hacer el recorrido completo en un solo día. El recorrido completo de la muralla de Seúl son 19 km, y pasa por cuatro montañas: Naksan (de 124 metros de altitud), Bugaksan (342 m), Inwangsan (340 m) y Namsan (270 m). Algunas partes de la muralla se conservan, y otras secciones fueron reconstruidas, pero hay varios tramos en los que la muralla ya no existe. Esto es una oportunidad fabulosa para perderse, y así lo hicimos en alguna ocasión. Al regresar a casa marqué el recorrido en un mapa y me salió una distancia total de 28 km. No es tanto como mi día maratoniano en París, pero se le acerca.

Puerta Dongdaemun de Seúl

El punto de salida fue la puerta Dongdaemun (también conocida como Heunginjimun), de donde salimos a las 9:30 de la mañana. Justo al norte de esta puerta está el parque de la montaña Namsan, donde se conserva una gran sección de la muralla. Como hicimos el recorrido en sentido antihorario, esta fue la primera montaña que subimos. Digo montaña por decir algo, porque realmente es una colina que además está acondicionada para pasear sin problemas. Esta fue la subida más suave de las cuatro, con diferencia.

Muralla de Seúl en Ansan

El parque Namsan es bonito, con una barriada al este y la zona universitaria de Daehangno al oeste. Al llegar al final del parque hay que bajar unas escaleras, y desde allí se ve la puerta Hyehwamun, que se conserva justo al otro lado de la carretera. Eran las 10:00 de la mañana y ya habíamos llegado a la segunda puerta. Por un momento pensamos que terminaríamos el recorrido en menos tiempo de los planeado, pero estábamos bastante equivocados.

Vista de la muralla de Seúl desde la montaña Ansan

En este punto debo recordar que la muralla de Seúl rodeaba la parte antigua de la ciudad, en el norte del río Hangang, y tenía ocho puertas. Cuatro de estas puertas estaban en los puntos cardinales y eran consideradas las principales, mientras que las otras cuatro estaban entre las primeras, y ejercían un papel secundario. Hyehwamun era una de estas puertas secundarias, y estaba entre Dongdaemun (gran puerta del este) y Bukdaemun (gran puerta del norte). Sobre las funciones de cada puerta y el significado de sus nombres hablaré en detalle en otra ocasión. Hoy vamos a centrarnos en la muralla y las vistas.

Puerta Hyehwamun en el norte de Seúl

Después de Hyehwamun hay un tramo urbano donde la muralla fue derruida para construir casas. Las calles son estrechas y retorcidas, por lo que resulta difícil orientarse. Además la pendiente es muy pronunciada y el cuerpo siempre nos lleva hacia abajo, cuando la muralla está en la parte alta. Tras dar un par de vueltas llegamos al parque Waryong, donde la muralla aparece de nuevo y comienza el ascenso hacia la montaña Bugaksan.

Subida a Bugaksan en el parque Waryong de Seúl

Bugaksan es la montaña situada al norte de la parte histórica de Seúl, y servía de cobijo al palacio Gyeongbokgung de la dinastía Joseon. Esto es lógico, ya que la muralla de Seúl se construyó precisamente durante la dinastía Joseon como una forma de proteger la ciudad, y su historia está muy ligada a la historia de esta dinastía.

Muralla de Seúl en la montaña Bugaksan

Posteriormente se construyó, entre el palacio Gyeongbokgung y la montaña Bugaksan, el complejo presidencial Cheongwadae, también conocido como la "Casa Azul". Debido a que esta es la residencia oficial del presidente de Corea del Sur (presidenta, en estos momentos) y que sufrió varias incursiones por parte de agentes norcoreanos en los años 70 (lista completa aquí), el acceso a esta parte de la muralla está restringido. Entrar no es muy complicado, pero hay que presentar una identificación válida (pasaporte o alien card) y el horario está limitado (de 9 a 16 entre marzo y octubre, y de 10 a 15 entre noviembre y febrero). Esto debe tenerse en cuenta, y por eso es buena idea empezar el recorrido por aquí.

Vista de Seúl desde Bugaksan

Tras el control de acceso, en el cual nos dan una identificación que debemos llevar colgada del cuello todo el tiempo hasta devolverla en el otro punto de control, hay un buen tramo de subida. Aquí encontramos la puerta Bukdaemun, situada en plena montaña y mucho más pequeña que Namdaemun o Dongdaemun. Lo que no tiene la propia construcción se compensa con creces con las vistas, que en este punto comienzan a ser preciosas. Al llegar a esta puerta ya eran las 11:30 de la mañana. Empezaba a hacer acto de presencia el hambre y aún nos faltaba gran parte de Bugaksan y toda la montaña Inwangsan.

Puerta Bukdaemun de la muralla de Seúl

Todo este tramo es un lugar vigilado, y eso se nota de varias formas. Hay bastantes soldados vigilando y patrullando, aunque la mayoría son chicos haciendo el servicio militar y no van armados. Hay varias estructuras defensivas, como torretas de vigilancia, cañones de mortero y ametralladoras (sí, has leído bien). Por último, solo se permite tomar fotos desde algunos puntos concretos. Básicamente, no se permite tomar fotos donde aparezca la residencia presidencial Cheongwadae. Esto podría tener sentido hace dos o tres décadas, pero actualmente, en un mundo con mapas online y cámaras en los móviles, es una prohibición arcaica y molesta. Quien quiera mapas detallados de esta zona no tiene más que entrar en los mapas de Google, y quien quiera fotos no tiene más que hacer una búsqueda en internet para encontrarlas. Controlar que ningún visitante haga fotos desde ningún punto es como poner puertas al campo, no sirve de nada.

Vista de Seúl desde la muralla

Ahora que expliqué que esta es una zona restringida, me parece un buen momento para resumir la historia de la muralla de Seúl. La dinastía Joseon comenzó en 1392 y la muralla fue construida en 1396, pero no era más que una forma de marcar los límites de la ciudad, sin grandes pretensiones defensivas. En 1422 el Gran Rey Sejong, el mismo que inventó el Hangeul, mandó hacer una gran reconstrucción de la muralla. En estos trabajos participaron 300.000 trabajadores de toda Corea, y el resultado fue una verdadera fortificación defensiva. Sin embargo, no fue muy útil frente a las invasiones japonesas de 1592 y 1598, tras las cuales pasó un siglo semiabandonada. En 1704 el rey Sukjong mandó reconstruirla de nuevo, y de esta época son la mayoría de partes originales que se mantienen. Con la anexión de Corea al imperio japonés a principios del siglo XX, los japoneses derruyeron varias partes de la muralla para construir infraestructuras. Algunas de estas partes fueron reconstruidas en años recientes, pero otros tramos están ocupados por edificios y resulta imposible recuperarlos.

Alambrada militar en la muralla de Seúl

Debido a su antigüedad de más de seis siglos y a que aún hoy está vigilada, la muralla de Seúl es la estructura defensiva más antigua del mundo que se mantiene en operación. Un récord bastante triste que se terminará el día que Corea del Norte y Corea del Sur pongan fin a una locura que ya dura más de 60 años.

Muralla de Seúl

Dejamos la historia y la política y regresamos a lo que nos interesa hoy, que es el senderismo. La subida a Bugaksan desde el este es empinada pero se puede hacer fácilmente. Sin embargo, la parte oeste es mucho más empinada y consiste en un gran tramo de escaleras. Si lees esto, que no se te ocurra subir por el oeste, porque debe ser mortal.

Montaña Inwangsan vista desde Bugaksan

Al bajar las escaleras de Bugaksan nos controlaron las cámaras, revisando las fotos. A mí me mandaron borrar una de un cañón de mortero, pero aún así dejaron varias del centro de Seúl y de otras estructuras defensivas. Así que si pasaron el control sin problemas, digo yo que las puedo publicar, ¿no?

Puerta Changuimun de la muralla de Seúl

Justo al salir de Bugaksan aparece la puerta Changuimun, situada entre las montañas Bugaksan e Inwangsan. Es una puerta parecida a las dos anteriores, pequeña y simple, pero bonita. En este punto el reloj marcaba las 12:30, y otra vez nos veíamos bien de tiempo. Al pasar por esta puerta vemos un monumento dedicado a un par de policías fallecidos en una incursión de agentes norcoreanos, y después de un breve paseo por un parque llegamos a una carretera con trampa. Mucho ojo a la foto siguiente.

Camino de subida a la montaña Inwangsan

Esta imagen es el camino de subida a la muralla en la montaña Inwangsan. No está señalizado, pero si te lo pasas no hay otro punto de acceso a la muralla hasta después de la montaña. Nosotros nos lo pasamos y tuvimos que volver sobre nuestros pasos buscando el punto de acceso hasta encontrarlo. Para ponérselo fácil a futuros expedicionarios, he marcado el punto exacto en el mapa que hay justo al terminar este post.

Muralla en la montaña Inwangsan

La subida a la montaña Inwangsan es bastante complicada. Es una montaña con una pendiente pronunciada, y el sendero tiene varios tramos no acondicionados. Podríamos decir que es la única parte del recorrido para la cual se exige una cierta condición física e ir preparado para la ocasión. No es que haya que ir vestido como para subir al Everest, pero tampoco se puede subir con tacones como Namsan.

Parte norte de la muralla de Seúl

Las vistas desde Inwangsan son simplemente espectaculares. Hacia el este el centro de Seúl, hacia el sur la montaña Namsan, hacia el oeste la montaña Ansan, y hacia el norte más y más montañas. En algunos puntos, generalmente los mejores, hay soldados que no permiten tomar fotos. Por suerte hay más puntos que soldados, así que siempre se puede tomar alguna foto. Como decía antes, es una prohibición sin sentido que además se salta todo el mundo.

Panorámica de Seúl desde la montaña Inwangsan

Desde Inwangsan se ve perfectamente Cheongwadae, mucho mejor que desde Bugaksan. Y desde el punto más alto se ve toda la parte norte de Seúl. Este es un punto muy popular para los fotógrafos aficionados, sobre todo al amanecer, cuando se pueden tomar fotografías de Seúl dignas de postal.

Bugaksan vista desde la montaña Inwangsan

Bajamos de Inwangsan satisfechos por saber que ya habíamos hecho la mitad del recorrido, y sobre todo por las hermosas vistas que habíamos disfrutado. En septiembre ya no hace mucho calor pero los paisajes aún conservan el verdor del verano. Probablemente octubre sea un mes aún mejor para hacer senderismo, pero el día que escogimos tampoco estuvo mal. La visibilidad era bastante buena, y las vistas eran fabulosas. Algunas de las fotos panorámicas tomadas desde los diferentes picos son espectaculares. Justo al bajar de Inwangsan hay un 7eleven estratégicamente situado para vender bebidas a los sedientos caminantes. Debe ser una de las franquicias más rentables de la ciudad solo por este motivo.

Muralla de Seúl en el parque Wolam

En el pequeño parque Wolam tenemos el último tramo de muralla hasta casi llegar a Namdaemun, que en el centro se destruyó una gran parte en la zona del palacio Gyeonghuigung y el instituto Ewha (no la universidad). En este tramo había dos puertas que ya no existen, Seodamun (la puerta del este) y Souimun. Seodaemun esa la puerta del este, y dio nombre a una zona de Seúl. Esto puede ser un poco confuso, ya que la puerta que hay actualmente en Seodaemun no es la puerta Seodaemun, sino la puerta Dongnimmun (puerta de la independencia), situada muy cerca de la prisión de Seodaemun.

Lugar donde estaba originalmente la puerta Seodaemun

En la fotografía de arriba aparece el lugar donde antes estaba la puerta Seodaemun, que ahora es un hospital. En la pequeña caja roja al lado del punto de información está el sello que podemos usar para completar el mapa de la muralla y ganarnos una chapa conmemorativa. Al pasar por esta no-puerta eran las 15:00 de la tarde. Aún teníamos que comer y subir a Namsan, y apenas nos quedaban tres horas de luz.

Muralla de Seúl en el centro de la ciudad

Después de comer un naengmyeon continuamos caminando hacia el centro. Un poco antes de llegar a Namdaemun hay un pedazo de muralla reconstruida, que encaja bastante bien con la arquitectura moderna del barrio. Y justo después aparece ya la puerta Namdaemun (gran puerta del sur), uno de los lugares más famosos de la capital Seúl. Al pasar por Namdaemun eran las 16:30, y el sol se estaba acercando peligrosamente al horizonte.

Puerta Namdaemun del centro de Seúl

Mañana relataré el resto del recorrido, la subida a Namsan, la bajada hacia la puerta Gwanghuimun, el paso por el mercado de Dongdaemun y el regreso a la puerta donde habíamos comenzado la jornada. Pero eso será mañana, que hoy ya escribí suficiente.

→ No te pierdas el post con la segunda parte del recorrido de la muralla de Seúl en un solo día, que puede leer en este enlace.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Lo disfrute mucho...hermosas las fotos....espero la segunda parte :)

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta andar, asi que seria un recorrido que haria con mucho gusto si estuviera alli...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando vengas ya sabes ;)

      Eliminar
    2. Cuanto más cosas nos enseñas de Corea, mas ganas hay de llegar al día D ;)

      Eliminar
  3. wooo,que interesante y buenas fotos de toda la muralla de seul,debiste estar feliz de realizar este recorrido único y que estoy segura que pocos extranjeros pueden hacerlo por el tiempo y lo cansado.te felicito buen articulo y detallado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan cansado, simplemente hay que disponer de un día completo para hacerlo. Y una buena motivación, claro :D

      Eliminar
  4. No da tiempo a aburrirse con el paisaje y haciendo ejercicio. Un recorrido muy interesante y que seguro poca gente conoce, pero mejor así para no encontrarse con agobios durante el camino, no? Un día muy bien invertido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay zonas con bastante gente porque son lugares bonitos para pasear o hacer senderismo, pero no creo que mucha gente haga el recorrido completo así como nosotros. Es una pena porque es muy interesante. Espero que la ciudad deje de darle tanta comba al K-pop y se centre un poco más en estas cosas.

      Eliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)