lunes, 29 de octubre de 2012
3 comentarios

Catedral de San Patricio en Dublín

Cuando vivía en Irlanda hice varios viajes a Dublín para romper con la rutina del día a día. En esas visitas pude comprobar una característica de todas las poblaciones de Irlanda, desde las "grandes" ciudades al pueblo más pequeño: siempre hay dos iglesias.

En un país donde la religión se vive con tanta pasión que durante muchos años sirvió de excusa para los conflictos en Irlanda del Norte, en cada pueblo hay siempre practicantes de las dos religiones mayoritarias: el catolicismo y el protestantismo. Normalmente en cada lugar hay más adeptos de una que de la otra, y esa mayoría se traduce en una iglesia más grande.

Lo más curioso es que hay una tercera religión llamada "iglesia de Irlanda", que se autodefine como católica y protestante al mismo tiempo, y que cuenta con la mayor iglesia de Dublín: la Catedral de San Patricio (St. Patrick's Cathedral).

El tema de la religión lo dejo para otro día porque es bastante complejo (y enlazado con los problemas en Irlanda del Norte, además). Hoy me voy a limitar a presentar algunas fotos de esta catedral, que es uno de los iconos de Dublín, junto con el Spire, el Trinity College o los pubs de Temple Bar. Por cierto, decía antes que es la mayor iglesia de Dublín, pero en realidad es la mayor de toda Irlanda si se considera la altura, ya que su chapitel alcanza los 43 metros.

Catedral de San Patricio en Dublín

La historia de esta catedral se remonta al siglo V, cuando era una iglesia de madera construida al lado del pozo donde San Patricio bautizó a los conversos. En el año 1191 se construyó una iglesia de piedra, y en en el siglo XIII terminó de construirse el edificio actual, que persiste más o menos igual pese a los múltiples incendios, renovaciones, abandonos y ampliaciones. Se trata de una catedral de estilo gótico, que alcanza su máximo esplendor en los abundantes días lluviosos de Irlanda. En esos días grises, se diría que las agujas de la catedral se elevan hasta pinchar las nubes, que responden soltando su abundante carga de agua.

Detalle de la catedral de San Patricio en Dublín

Es uno de los puntos que deberían visitarse en un viaje a Dublín, pero lo cierto es que no hay que hacer ningún plan especial para ver esta catedral, ya que su ubicación céntrica y el gran área libre a su alrededor harán que terminemos dándonos de bruces con ella en algún momento. Se diría que en Dublín "todos los caminos conducen a San Patricio".

Torres de la Catedral de San Patricio en Dublín
Foto tomada durante una restauración reciente del chapitel.

Enfrente de la catedral se encuentra el Parque de Saint Patrick, desde el cual pueden tomarse las mejores fotos de esta catedral. Su fachada principal, sin embargo, apunta a la calle Patrick Street. Como se puede ver, este lugar es el centro de la veneración que en todo el país se siente por San Patricio, primer misionero protestante en Irlanda y patrón del país desde entonces. Gran parte de esta veneración se debe a la leyenda de que fue San Patricio quien liberó a Irlanda de las serpientes. Yo creo que en Irlanda no hay serpientes porque mueren todas ahogadas por la lluvia, pero la leyenda está muy arraigada en el imaginario colectivo. Así, cada 17 de marzo se celebra el Día de San Patricio, y todo el país rinde un gran homenaje a la cerveza.

Catedral de St. Patrick de Dublín en Irlanda
Disfrutando de la lluvia de Dublín en Irlanda

El acceso al interior de la catedral cuesta unos 5 euros, y su ubicación puede verse pinchando en la dirección que aparece un poco más abajo.
COMPARTIR ES BUENO
Si te gusta este blog
ayúdame a mejorarlo
a cambio de recompensas :)
INFORMACIÓN AQUÍ
  1. Que bonita, espero algún día poder verla en persona, buen articulo

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja,espero que aumente mi karma jajaja.
    Ahora en serio, me ha gustado mucho el articulo. Voy a ir a dublin y no sabia si ir o no a esta catedral y me has convencido. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis y aumenta karma ;)